Funcas mejora una décima su estimación de PIB en 2016 haslta el 3,1%

Augura un desvío del 3,6 % del déficit en 2017 por la parálisis política

Uno de los retos a los que se enfrentará el nuevo Gobierno que salga de las urnas es consolidar el crecimiento. Los economistas coinciden en que, aunque la tasa es elevada, es todavía muy frágil. España es por volumen de Producto Interiro Bruto la decimotercera economía del mundo. Aseguran que buena parte del éxito hay que atribuírselo a la política del Banco Central Europeo.

economia

| 20.09.2016 - 12:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) estima que la economía española registrará un crecimiento del 3,1% este año y del 2,3% en 2017. De esta manera, ha revisado al alza una décima la previsión de PIB para el ejercicio actual, pues en la anterior cifraba el crecimiento en el 3%, pero mantiene la del año que viene.

Así lo recogen las últimas previsiones de la fundación presentadas este martes en rueda de prensa por su director general, Carlos Ocaña, y el director de Coyuntura y Estadística, Raymond Torres. En cuanto a la estimación de paro, la cifra en el 20% de la población activa este año y en el 18,5% el que viene, frente al 19,8% y 18,1% anterior, con lo que se eleva en dos y cuatro décimas, respectivamente.

Además, la deuda pública se situará este ejercicio en el 100,4% del PIB y subirá hasta el 101,1%, lo que supone elevar en 0,9 y 1,6 puntos la anterior estimación. Torres expuso que Funcas ha elaborado una proyección a medio plazo de las variables macroeconómicas, que estima el crecimiento potencial de la economía en el 2% en 2020, con una tasa de paro del 14,3% y una deuda pública del 100,9% del PIB.

En este sentido, el director de Coyuntura señaló que estos niveles de paro y de deuda pública a medio plazo requerirán "medidas específicas que van más allá del crecimiento económico". En concreto, sobre las medidas que se necesitarían en materia de empleo Funcas considera que habría que avanzar en la empleabilidad de mujeres, mayores de 55 años y jóvenes.

Ocaña explicó que más allá de incentivos, se trataría de una mejor gestión de las políticas activas de empleo, de sus recursos y de los servicios públicos, y diseñar unas políticas pasivas que "incentiven la ocupación, formación y la búsqueda de trabajo".

DÉFICIT PÚBLICO

Por su parte, apunta que el déficit del conjunto de las administraciones públicas cerrará este 2016 en el 4,6% del PIB, en línea con lo marcado por la Comisión Europea, y se moderará al 3,6% en 2017. En las anteriores estimaciones, el déficit previsto era del 3,8% y el 3%, con lo que también empeora este indicador.

Además, se estima que en 2018 el déficit podría bajar del 3% del PIB, con que España saldría del Procedimiento de Déficit Excesivo (PDE).

Desde Funcas aclararon que los cálculos de déficit ya recogen medidas anunciadas por el Gobierno como la reforma del Impuesto de Sociedades. Además, señala que se han elaborado bajo dos supuestos: unas condiciones monetarias sin cambios y un esfuerzo en materia presupuestaria para mejorar el cumplimiento de los objetivos de déficit público pese a la "compleja situación política y la falta de Gobierno".

URGENCIA DE MEDIDAS

Ocaña indicó que las previsiones de Funcas mantienen que el crecimiento en España estará por encima de la media europea, si bien "se empieza a notar cierta desaceleración". En todo caso, señaló que lo "más preocupante" es la evolución del déficit, porque aunque este año se cumplirá el objetivo no será así en 2017 si no hay unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE).

En concreto, expuso, el déficit se desviará en medio punto con respecto a lo pactado con Bruselas (3,6% frente al 3,1%) si se prorrogan los PGE de 2016 y no hay nuevas medidas. Según el director general de Funcas, el "riesgo" de esa desviación del déficit y la desaceleración económica muestran la "importancia y urgencia de que se reactive la política económica" y que haya unos nuevos Presupuestos.

"La mera prorroga de los de 2016 no sería suficiente para cumplir nuestros compromisos" de déficit el año que viene, agregó. Según Ocaña, "hay decisiones que no se pueden aplazar indefinidamente, que la política económica esté en funciones no es bueno para el país".

En este sentido, aseguró que discrepa con quienes afirmar que da igual que no haya Gobierno. "Es necesario un Gobierno con capacidad de tomar decisiones y dirigir la política económica". Por su parte, Torres apuntó que "no estoy seguro de que con un Gobierno hubiera crecido mucho más" la economía españolo de lo que lo ha hecho en lo que va de año, para añadir que es un problema "más hacia medio plazo".