Freixenet: "Cataluña es una parte esencial de España"

"El boicot a nuestro cava nos afecta, nos hace daño moral, pero poco material"

economia

| 05.11.2013 - 15:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Empresas como Freixenet reiteran que Cataluña es una parte esencial de España. Otras, como Coca Cola, no ceden a las presiones para etiquetar en catalán. El presidente del Foro de Marcas Renombradas Españolas y de Freixenet, Josep Lluís Bonet, ha reiterado que Cataluña es una "parte esencial de España", y ha asegurado que la compañía no ha dejado de invertir en territorio catalán ante una posible declaración de independencia.

"Desde el punto de vista económico, Cataluña es una parte esencial de España y así debe seguir. Cataluña es muy importante para España porque es la que está tirando del carro de la exportación española más que nadie. Es una parte esencial de España, quien no lo quiera ver se equivoca porque ahí están los datos", ha apuntado Bonet durante su participación en el Foro España Internacional.

El directivo ha aprovechado para desmentir las informaciones que aseguraban que Freixenet deja de invertir cerca de 30 millones de euros en un centro logístico de Catalunya.

"No se ha paralizado nada. Es verdad lo que le dije al 'New York Times' que Catalunya es parte esencial de España y así debe ser. Freixenet no ha parado nada, sino que está invirtiendo en Cataluña y en otras partes de España", ha recalcado.

"Creo que el futuro está en la multiregionalización, el estar en todos los lugares de España donde se hace buen vino. Es un hecho que Freixenet está en esa línea, por eso este verano, además, de la inversión en Cataluña, también lo hemos hecho en Rias Baixas", ha recordado, sobre las inversiones de la compañía.

Bonet ha señalado que en el caso de que hubiera independencia en Cataluña, Freixenet se "adaptaría a la situación".

"Me parece que viendo cómo van las cosas lo mejor es plantearse poco esa posibilidad porque creo que no llegará a ser. Soy escéptico en este punto. Las voces que reclaman moderación son cada vez mayores aunque hay muchos catalanes que quieren ser sólo catalanes. Es verdad que cada vez hay muchos catalanes, yo mismo, que quieren también ser españoles. Al final la consulta, que tiene que ser legal y de acuerdo con el Gobierno del Estado, nos dirá sea cuáles son los porcentajes", ha subrayado.

El directivo catalán ha reconocido que "efectivamente hay un boicot en el conjunto de España" al cava de su compañía y desde Cataluña tras sus declaraciones en el diario estadounidense.

"Yo le doy más importancia a la crisis de consumo que al boicot. Hay alguna expectativa de boicot en Cataluña tras mis declaraciones en el 'New York Times' que no la acabo de entender. Freixenet tiene su núcleo fundamental en la exportación y en su presencia internacional. El boicot nos afecta y nos hace daño moral, pero poco material", ha recalcado al asegurar que el mercado español supone sólo el 20% de la producción.