Fitch rebaja la nota de solvencia de Grecia hasta la situación de quiebra

Grecia necesita 71.000 millones de euros más de la UE, según el FMI

Atenas critica la lentitud de la UE a la hora de responder a la crisis

FMI: El debate en Europa sobre la nueva ayuda a Grecia alimenta la desconfianza

economia

| 13.07.2011 - 19:15 h
REDACCIÓN

La agencia de calificación de riesgos internacional Fitch ha reducido una vez más la calificación de la deuda soberana de Grecia, que pasa de "B+" a "CCC", lo que equivale a considerar que el impago de la deuda es una posibilidad real.

En un comunicado emitido hoy, Fitch asegura que la nueva calificación refleja la ausencia de un nuevo programa de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional para Grecia, plenamente financiado y creíble.

Los analistas de la agencia estadounidense aseguran que a esto se une "una creciente incertidumbre en torno al papel que deben jugar los acreedores privados en cualquier financiación futura, además del debilitado pronóstico macroeconómico de Grecia".

Con una nota de "CCC" para la deuda a largo plazo, Grecia se encuentra ahora en el penúltimo escalón de Fitch.

Mientras, el rating para la deuda a corto plazo ha sido reducida de "B" hasta "C", lo que también equivale al anteúltimo peldaño de calificaciones que maneja esta agencia.

Fitch explica en su comunicado que la nota "CCC" significa "un sustancial riesgo crediticio" y "reconoce que un impago (de la deuda griega) es una posibilidad real".

Además, asegura que incluir al sector privado en cualquier solución "sería considerado como una señal de una merma del crédito soberano y que podría desencadenar el impago".

EL FMI DICE QUE GRECIA NECESITA 71.000 MILLONES MAS

El Fondo Monetario Internacional (FMI) cifró hoy en 71.000 millones de euros los que Grecia necesitará de forma adicional de la Unión Europea y en unos 33.000 millones de acreedores privados antes de poder regresar a los mercados en 2014.

La cantidad extra que tendría que aportar la zona euro se sumaría a los 80.000 millones ya comprometidos en mayo de 2010 como parte de un plan de rescate de tres años conjunto con el FMI por un total de 110.000 millones de euros, según el último informe sobre Grecia publicado hoy por el Fondo.

El jefe de la misión del FMI para Grecia, Poul Thomsen, dijo hoy en rueda de prensa telefónica, en línea con lo señalado el lunes por la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, que el Fondo no tiene previsto de momento participar en el segundo plan de rescate.

"Tenemos un programa en marcha que estará vigente durante otros dos años y solo se ha desembolsado la mitad del dinero en el programa hasta la fecha", afirmó Thomsen.

"No ha habido una petición (por parte de Grecia) para un nuevo programa", insistió.

Lagarde dijo el lunes que no ha llegado el momento de tratar "las condiciones, términos, duración y volumen" de un nuevo programa de ayuda del Fondo, en unas declaraciones que fueron mal recibidas el martes por los mercados.

El Fondo dejó claro hoy en su informe sobre Grecia que el país europeo necesitará una nueva inyección masiva de fondos ya que, en contra de lo que se pensó en un principio, Atenas no podrá regresar a los mercados a principios de 2012.

El organismo prevé que la economía helena se contraiga un 3,9 por ciento este año y que la deuda alcance un récord del 172 % del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, y que comenzará a contraerse a continuación.

Pese a esas cifras, el Fondo dijo hoy que Grecia ha conseguido "importantes resultados" en el marco del programa de rescate conjunto con la UE.

"La macroeconomía se está reequilibrando, con la demanda cambiando del sector interno al externo y la competitividad está mejorando gradualmente", destaca el informe, que añade que aunque Grecia sigue sumida en una "profunda recesión" el déficit fiscal se ha reducido.

Con todo, el Fondo instó al país a no dormirse en los laureles y a que la agenda de privatizaciones y consolidación fiscal se ponga en práctica "a tiempo y de forma eficaz".

El FMI dijo hoy que el debate en la zona euro sobre la ayuda adicional a Grecia y la participación de los acreedores privados en ese segundo paquete de rescate, es un "enorme problema" para la generación de confianza en la economía helena.

"Grecia necesitará más tiempo para recuperar el acceso a los mercados de capitales y necesita ayuda externa adicional", señaló el organismo, que criticó el que, pese a comprometerse a ofrecer esa ayuda, la zona euro continúe con un debate "muy público" sobre el segundo paquete de rescate y la participación del sector privado en el mismo.

"La incertidumbre ha afectado negativamente a los mercados, sin lugar a dudas", aseguró hoy Poul Thomsen, responsable para este asunto del Fondo Monetario Internacional (FMI), en una rueda de prensa telefónica en la que abordó las conclusiones del informe.

Por su parte, el Gobierno griego ha reprochado a la Unión Europea lentitud y falta de decisión a la hora de luchar contra la crisis de la deuda y ha insistido en que el problema no es sólo griego, sino europeo.

El portavoz del Gobierno, Ilias Mosialos, afirmó en un comunicado que "está ya muy claro que Europa afronta una crisis profunda y todos comprenden que el problema no es sólo Grecia, Irlanda o Portugal, sino también la debilidad colectiva para afrontar la deuda de los países europeos".

Mosialos denunció que, pese a los esfuerzos y propuestas para una solución del problema griego por parte del primer ministro griego, Yorgos Papandréu, en los últimos 18 meses, "desafortunadamente Europa se retrasó en reaccionar, limitándose a seguir los acontecimientos en vez de evitarlos".

Por eso, aseguró, "ha llegado la hora de decisiones que lleven a soluciones sostenibles y con resultados" en la gestión de los problemas.