Fernández Ordóñez no dará su versión sobre Bankia "porque el Gobierno quiere silencio"

Ve desviaciones al alza en los gastos por las prestaciones por paro y las pensiones

Duda de los ingresos y pide medidas de contención del gasto y subidas de impuestos indirectos

economia

| 30.05.2012 - 11:00 h
REDACCIÓN

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha alertado de la posibilidad de que se produzcan desviaciones en los Presupuestos en algunas partidas de gasto como las prestaciones por desempleo o las pensiones, cuya evolución depende de factores que están fuera del control de las autoridades, como la tasa de paro, la demografía o la inflación.

Durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Senado, Fernández Ordóñez ha resaltado así la necesidad de llevar a cabo una ejecución "muy rigurosa" de los Presupuestos y la puesta en marcha de mecanismos que permitan detectar con suficiente antelación la eventual aparición de desviaciones, para que se puedan compensar con medidas adicionales.

Si esto fuera necesario, señala el gobernador, podrían adoptarse medidas de contención del gasto corriente o aumentos de la imposición directa anticipando algo que plantea el Programa de Estabilidad de cara al año 2013. Tampoco puede descartarse que los incrementos impositivos aprobados este año con carácter temporal tengan que prolongarse en el tiempo o sean sustituidos por medidas permanentes.

De hecho, ha dicho que lo que más le preocuparía es la caída en la "complacencia", ya que hay que seguir haciendo cosas. "Si hay que adelantar medidas previstas para 2013 se adelantan", ha dicho, tras asegurar que lo "peor" que se podría hacer en estos momentos es "echarse a dormir".

Fernández Ordóñez ya había alertado de la posibilidad de que se produzcan también desviaciones a la baja en la recaudación prevista en las cuentas por la composición de la actividad, dado el peso elevado que van a tener las exportaciones y la debilidad del consumo privado y del mercado inmobiliario, que puede producir una recaudación inferior a la prevista, como ya pasó en 2011.

Además, el previsible descenso del empleo también parece sugerir una evolución de las cotizaciones sociales "más modesta" que la presupuestada, mientras que existe una "elevada incertidumbre" sobre la magnitud de los ingresos previstos gracias a la amnistía fiscal.

En la que podría ser su última comparecencia en el Senado, Fernández Ordóñez ha asegurado que los Presupuestos son "fundamentales" para la consolidación fiscal, una tarea que exige un esfuerzo fiscal "sin precedentes". De hecho, ha alertado que la consecución de los objetivos pactados con Bruselas se revela "tremendamente ardua", ya que se ha demostrado las dificultades para reducir el déficit en momentos de debilidad económica.

Así, el gobernador ha defendido la necesidad de mantener la firmeza en la lucha contra el déficit para recuperar la confianza de los inversores internacionales en España. "El mantenimiento de un curso firme en la senda de consolidación fiscal es una condición ineludible para superar la desconfianza que ahoga a la economía", ha señalado.

"Nada es más importante que recuperar la confianza", ha señalado tras asegurar que los posibles costes a corto plazo de este se verán más que compensados cuando comience a apreciarse que los esfuerzos realizados están dando sus frutos. "Creo que no es exagerado decir que España se juega gran parte de su futuro con el cumplimiento de estos objetivos fiscales y que un fracaso en este proceso de consolidación alejaría la posibilidad de una recuperación económica de España", ha enfatizado.

HACER QUE LAS AA.PP. CUMPLAN

A su parecer, todas las medidas del Gobierno deberían ir encaminadas a recuperar la confianza perdida y uno de los requisitos imprescindibles para disipar "toda incertidumbre" es que España reconduzca su desequilibrio fiscal hacia una senda de estabilidad en línea con los compromisos europeos.

Además, ha resaltado la necesidad de hacer que todas las administraciones cumplan y ha resaltado el valor de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y la "excelente noticia" que suponen los acuerdos alcanzados en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), ya que pueden ayudar a evitar desdoblamientos como los del año pasado.

En este sentido, ha considerado "crucial" realizar una implementación "rápida y efectiva" de los instrumentos previstos en la Ley, sobre todo de los mecanismos de seguimiento y control de las cuentas de todas las administraciones y los destinados a hacer cumplir los objetivos fijados.

APLICAR LA LEY DE ESTABILIDAD

En particular, Fernández Ordóñez ha propuesto poner en marcha cuanto antes la publicación de las liquidaciones mensuales de ingresos y gastos de las comunidades autónomas y aplicar con "rigor" los elementos correctivos" que puedan garantizar la disciplina.

En cualquier caso, ha celebrado que todos los niveles de administración hayan dado un primer paso al ratificar los objetivos de déficit y acordar su contribución a los esfuerzos de consolidación. "Ahora es perentorio recuperar la credibilidad con una ejecución rigurosa, con transparencia en la gestión y, cuando sea necesario, con medidas correctoras que apuntales los objetivos fiscales marcados", ha dicho.

Además, ha señalado que los Presupuestos de 2013, cuya elaboración se iniciará en las próximas semanas, deberán sostener este compromiso y plasmar en medidas concretas algunos de los anuncios realizados en el Programa de Estabilidad.

"VITAL" APROVECHAR LA REFORMA LABORAL

Por otro lado, Fernández Ordóñez, que ha considerado "realista y prudente" la previsión del PIB del Gobierno, ha considerado "vital" que las empresas usen la flexibilidad que les ofrece la nueva legislación laboral para no recortar más las plantillas.

Además, ha repasado la reforma de las pensiones, que no desactivó todos los riesgos derivados del envejecimiento de la población, de modo que sería deseable que se definiera adecuadamente el denominado factor de sosteniblidad para que los parámetros del sistema se adpaten automáticamente a los desarrollos demográficos del futuro.

NO DARÁ EXPLICACIONES OBRE BANKIA PORQUE EL GOBIERNO "QUIERE QUE PERMANEZCA EN SILENCIO"

El gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, ha asegurado en el Senado que no dará su versión sobre la crisis de Bankia que desembocó en su nacionalización "porque el Gobierno quiere que permanezca en silencio".

Fernández Ordóñez sostuvo que a él le gustaría dar su versión sobre los últimos acontecimientos en el sector financiero español para dejar patente que "no es el causante de todos los problemas", pero consideró que no hacerlo supone un ejercicio de responsabilidad en aras de recuperar la confianza sobre España. "Creo que debería de alguna forma darse la versión del Banco de España, que parece que es el causante de todo, tengo la convicción de que no, pero el Gobierno decide en este momento que no", explicó el gobernador en la que probablemente sea su última comparecencia en el Senado, ya que abandonará su cargo el próximo 10 de junio."La desconfianza es tan grande sobre España que ahora hay que apoyar al Gobierno. Nada sería más grato para mi que explicar la versión del Banco de España, pero creo que en este momento uno no debe hacer eso", dijo Fernández Ordóñez.

El gobernador expresó su convencimiento de que si mañana convocara una rueda de prensa para dar cuenta de su actuación sobre el sistema financiero español y sobre la primera crisis bancaria que no ha gestionado el Banco de España, "algunos vendrían".