FACUA detecta diferencias de hasta el 75% en el precio del aceite de oliva virgen extra

Aceite de oliva virgen extra

economia

| 04.08.2017 - 11:11 h

SERVIMEDIA

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Facua-Consumidores en Acción denunció este viernes la existencia de diferencias de hasta el 75,2% en el precio del aceite de oliva virgen extra, lo que supone una variación de hasta 3 euros por litro. Éste es uno de los datos que arroja el estudio comparativo realizado por la asociación el pasado mes de julio sobre los precios de 52 marcas de aceites de oliva en 6 cadenas de supermercados: Alcampo, Carrefour, Dia, Hipercor, Lidl y Mercadona.

Facua comparó los precios de 197 productos en envases plásticos o de lata de entre 1 y 5 litros de las variedades de aceite de oliva virgen, virgen extra, intenso y suave. Según el estudio, los precios del aceite de oliva virgen extra en los envases de 1 litro oscilan desde los 4,35 euros de la marca Carrefour hasta los 7,45 euros de la firma Hojiblanca en su variedad pícaro, vendido en el Día. La diferencia, pues, alcanza el 71,3% (3,10 euros). En los de plástico de 5 litros, la diferencia llega al 75,2% (3 euros por litro) si se compara el precio del envase de la marca Maeva, variedad ecológico (34,95 euros) con el que comercializa Día (19,95 euros).

Sin embargo, la mayor diferencia de precios registrada en el total del estudio se refleja en los recipientes virgen extra de 3 litros envasados en lata. El de Carbonell cuesta en Carrefour 15 euros, mientras que el de la marca Luque vale 35,45 euros en Hipercor: un 136,3% (4,10 euros por litro) de diferencia entre ambos productos. Por ello, Facua señaló que estas "enormes" diferencias de precios en el sector "ponen de manifiesto el importante ahorro que pueden obtener los consumidores si comparan antes de comprar". Asimismo, la asociación pidió al Gobierno la realización de inspecciones sobre las calidades de las distintas marcas de aceite de oliva, así como sobre sus precios.

Esta petición se debe a que, según Facua "en determinados casos, grandes superficies comerciales utilizan el aceite de oliva como producto gancho incurriendo en prácticas ilegales de ventas a pérdidas, que implican una competencia desleal y un grave perjuicio a los productores".