España será el país de la OCDE donde más bajará el paro hasta finales de 2015

La OCDE cree que bajar salarios sería "contraproducente" y reclama políticas que impulsen el crecimiento

El BBVA prevé que en 2014 y 2015 se creen 500.000 empleos, la mayoría temporales

economia

| 03.09.2014 - 13:15 h
REDACCIÓN

España es el país de la OCDE donde más disminuirá el paro en términos relativos hasta finales de 2015, aunque en esa fecha, con un 23,9 %, seguirá siendo el que tenga la segunda tasa de desempleo más elevada tras la de Grecia. El paro en España disminuirá en 2,2 puntos porcentuales entre el último trimestre de 2013 y el último de 2015, según las proyecciones publicadas hoy por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe anual sobre el empleo.

Es una rebaja superior a los 2,1 puntos de Irlanda, que se sitúa en segundo lugar, pero en el caso irlandés la tasa de paro se quedará en el 9,9 % al terminar el año próximo.

El recorte en esos dos años también será significativo en Estados Unidos (1,1 puntos al 5,9 %) y en Eslovaquia (1,1 puntos al 13 %).

ESPAÑA SEGUIRÁ TRIPLICANDO LA MEDIA DE PARO DE LA OCDE

El porcentaje de desempleados en España, no obstante, triplicará con creces a finales de 2015 el 7,1 % de media en la OCDE y duplicará ampliamente el 11,2 % que se espera para la zona euro en su conjunto.

Además, la brecha con respecto al 8,7 % de desempleo que se constataba en el último trimestre de 2007, antes de que la crisis hiciera sentir sus efectos (15,2 puntos porcentuales), continuará siendo la segunda más alta después de la de Grecia (18,4 puntos), y muy por delante del tercer país en esa clasificación, Portugal (6,9 puntos).

Por si fuera poco, a finales de 2015 en España sólo un 42,9 % de la población mayor de 15 años tendrá un empleo, lo que significará un diferencial en la tasa de ocupación de 10,6 puntos porcentuales respecto a la que había al terminar 2007.

Ningún otro miembro del "Club de los países desarrollados" tendrá un diferencial tan elevado (Grecia viene detrás con 9,3 puntos y Portugal con 7 puntos) y en sólo dos la tasa de ocupación será inferior: Grecia con un 38,3 % e Italia con un 42,1 %. EFE

LA BAJADA DE SALARIOS SERÍA CONTRAPRODUCENTE

El ajuste salarial acometido en la mayor parte de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha permitido contener el impacto de la crisis económica, aunque el 'Club de los países desarrollados' advierte de que profundizar en el recorte de ingresos de los trabajadores sería "contraproducente" y elevaría el riesgo de probreza, a la vez que deprimiría la demanda, por lo que reclama reformas estructurales en apoyo del crecimiento, incluyendo medidas para fomentar la competencia en determinados sectores.

"El ajuste salarial ha jugado un importante rol a la hora de ayudar al mercado laboral a capear la profunda recesión cíclica, reduciendo las pérdidas de empleos y promoviendo la contratación en la recuperación", apunta la institución en su informe de perspectivas de empleo 2014.

En este sentido, la OCDE destaca que el ajuste salarial ha sido particulamente marcado en la zona euro, donde se pasó de un crecimiento anual medio del 2,1% al principio de la crisis a un retroceso del 0,1% en 2009. De hecho, en una serie de países, incluyendo a Grecia, Irlanda, Eslovenia y España, lo salarios reales "han caído entre un 2% y un 5% de media".

En concreto, según los cálculos de la OCDE, desde el primer trimestre de 2009 y el cuarto trimestre de 2013, los salarios reales por hora en España bajaron un 1,8%, el cuarto mayor descenso entre los 34 miembros de la OCDE, sólo por detrás de los rescatados Grecia (-5,2%), Portugal (-2,2%) e Irlanda (-2%).

De este modo, la organización internacional sostiene que "un mayor ajuste a la baja de los salarios en los países afectados por la crisis corre el riesgo de ser contraproducente, especialmente en un contexto de inflación prácticamente cero" y advierte de que este ajuste salarial "puede hacer poco por la creación de empleo, a la vez que aumenta el riesgo de caer en la pobreza y deprime la demanda agregada".

IMPULSAR EL CRECIMIENTO

En este sentido, el informe de la OCDE subraya la necesidad de aplicar otro tipo de políticas y apunta que, aunque las políticas macroeconómicas aún pueden desempeñar un "importante papel", deben verse complementadas por reformas estructurales que impulsen la productividad y el crecimiento potencial.

"Una lección clave que políticos y gobiernos deben extraer del 'Informe de perspectivas de empleo 2014' es que en un contexto de débil demanda agregada y decepcionante creación de empleo las políticas de austeridad e intervenciones desde el lado de la oferta están fallando a la hora de estimular el crecimiento y el empleo", señaló John Evans, secretario general del Comité Asesor Sindical de la OCDE.

Así, Evans recomendó a los gobiernos la implementación de políticas que eleven la inversión pública en infraestructuras que apuntalen la demanda agregada e impulsen el empleo en el corto plazo.

Por otro lado, el informe de la OCDE señala que los ajustes salariales realizados en varios países durante la crisis no se han traducido completamente en menores precios que favorezcan la competitividad y el crecimiento, sino en mejorar la rentabilidad de las empresas. "Esto se explica en parte por los necesarios esfuerzos de muchas empresas en dificultades de restaurar su rentabilidad, aunque también podría reflejar la ausencia de competencia en determinados mercados de bienes y servicios", señala la institución.

De este modo, la organización con sede en París considera oportuno que los países adopten reformas estructurales que sirvan para mejorar la competencia efectiva en los mercados y garantizar así que los avances de las reformas en el mercado laboral puedan materializarse completamente, fortaleciendo la competitividad y el crecimiento potencial.

EL BBVA ESTIMA QUE SE CREEN 500.000 PUESTOS DE TRABAJO ENTRE 2014 Y 2015

El BBVA Research estima que entre 2014 y 2015 la economía española creará 500.000 puestos de trabajo, si bien cree que la mayoría serán contratos temporales, ha señalado hoy el economista jefe del grupo, Jorge Sicilia.

En rueda de prensa para presentar el último Observatorio Económico, Sicilia ha dicho que al cierre de este año se espera un crecimiento del número de ocupados del 1 % y una reducción de la tasa de paro de 1,6 puntos, hasta el 24,5 %.

Además, ha asegurado que en los próximos años no se alcanzará el nivel de empleo que había antes de la crisis. "Eso -ha dicho- es un desequilibrio que seguirá con nosotros durante mucho tiempo".

Ha explicado que el empleo, en la misma medida que la actividad económica, seguirá creciendo en 2014 y 2015 si bien a un ritmo más moderado que en el primer semestre.

El economista jefe ha insistido en que la mayoría de los empleos que se creen tendrán carácter temporal dado que la tendencia actual del mercado laboral no permite pensar en un cambio radical en el proceso de creación de trabajo hacia el contrato indefinido.

Además, según las estimaciones de BBVA Research, si la dinámica de afiliación a la Seguridad Social de los últimos once meses se consolida, prevén un aumento del número de afiliados del 0,3 % en el tercer trimestre de este año.