España presenta a Bruselas sus argumentos para evitar la multa por déficit excesivo

El Ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, reitera su confianza en que no habrá sanción

Moscovici: "Puede no haber multa a España y Portugal si dan una respuesta adecuada"

economia

| 13.07.2016 - 08:36 h
REDACCIÓN

El Gobierno en funciones presentará formalmente este miércoles las alegaciones al proceso sancionador activado por Bruselas contra España por la falta de "medidas efectivas" para cumplir los objetivos de déficit público pactados con la UE.

"Muy rápidamente, mañana mismo (por hoy), vamos a presentar nuestras alegaciones. Recogeremos todos los puntos que consideramos que son importantes y desde el punto de vista del esfuerzo que ha realizado España", explicó el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, a su llegada ayer a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin).

El ministro anunció ayer que España logrará situar el déficit público por debajo del 3% el próximo año gracias a una mejora en la recaudación y un recorte de gastos de más de 8.000 millones de euros adicionales que se apoyará, fundamentalmente, en la creación de un tipo mínimo en los pagos a cuenta del Impuesto de Sociedades que permitirá ingresar hasta 6.000 millones de euros más.

Así figurará en el texto de alegaciones que presentará España a la Comisión Europea para tratar de reducir al máximo la multa por déficit excesivo que prepara Bruselas, y cuyo proceso fue activado formalmente este martes por los ministros del Ecofin.

El Gobierno esgrimirá también en su defensa el "giro sin precedentes" que ha dado la economía española en los últimos cuatro años, pasando de un déficit público del 9,6% al 3,9% que calcula Bruselas para 2016, lo que ha hecho que el país deje de ser percibido como un "riesgo" para la eurozona al ser el que "más crece".

Una mejora que De Guindos ha querido dejar claro que no se debe considerar de carácter cíclico, sino que tiene naturaleza estructural. "La reducción del déficit nominal ha tenido que ver mucho más que ver con las medidas adoptadas, que con el ciclo económico", ha explicado.

Otras cuestiones que desarrollará España en su carta motivada a la Comisión se refieren a discrepancias con la metodología empleada, que atribuye un crecimiento cero en 2015 a España, algo que está "fuera de la realidad", y la inflación negativa.

Tras activarse el proceso sanciador, se abre ahora un proceso de 20 días para que Bruselas fije la cuantía de la multa a España por su desvío, un plazo que incluye 10 días para que las autoridades nacionales presenten sus argumentos de defensa.

La multa a España puede oscilar entre 0 y un 0,2% de su PIB, es decir, hasta 2.000 millones de euros. También incluirá la congelación de parte de los fondos comunitarios que le corresponden al país en 2017. "Cada día estoy más convencido de que no va a haber sanción", ha advertido el titular de Economía, que en los últimos días ha reiterado su confianza en que la multa para España será de "cero".

PUEDE NO HABER MULTA

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, señaló hoy que España y Portugal pueden evitar la multa por haber incumplido sus compromisos de reducción de déficit en caso de ofrecer las alegaciones pertinentes. "Es posible que esas sanciones sean igual a cero si nos dan las respuestas que esperamos", dijo en una entrevista en la emisora Europe 1.

"Deseo que seamos capaces de ir hacia unas sanciones cero", dijo hoy Moscovici, que aseguró que él cree más en reglas que estén hechas para incitar en lugar de para castigar, y que aunque dijo no haber sido nunca partidario de la austeridad, sí vio importante cumplir con una normativa que ha permitido "reducir los déficits".

SUBIDA DE RETENCIONES EN SOCIEDADES

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha negado que los cambios que han propuesto a Bruselas en el Impuesto sobre Sociedades sean una subida del tributo, y ha indicado que se trata de un aumento de los pagos a cuenta que no supondrá ningún problema de liquidez para las grandes empresas porque sus beneficios están creciendo al 12,4% y los tipos de interés están casi en cero.

Rajoy, tras reunirse con el líder del PSOE, Pedro Sánchez, de cara a la negociación de una investidura de Gobierno, afirmó que lejos de suponer una subida del Impuesto sobre Sociedades, este año el tributo volverá a bajar para todas las empresas, como ya hiciera en 2015, dado que el 1 de enero entró en vigor la segunda parte de la rebaja del mismo.

Dicho esto, afirmó además que es una medida que estaba prevista en el Programa de Estabilidad que el Gobierno envió a Bruselas en abril de este año, donde ya se advertía de que si se producía una pérdida de recaudación en el Impuesto sobre Sociedades, se podrían volver a poner las medidas temporales que ya se aplicaron sobre este impuesto desde 2012 para aumentar la recaudación y que se eliminaron en 2016.

"Pero no van a aumentar los tipos (del impuesto) ni se va a modificar la reforma tributaria, sino que se va a producir un cambio en los pagos fraccionados, con unas retenciones mayores que las que había hasta ahora", indicó Rajoy.

Así, defendió que el contexto económico actual es "favorable" para aprobar una medida de este tipo, ya que los beneficios de las grandes empresas están creciendo al 12,4%, mientras que los pagos fraccionados han bajado un 56% en lo que va de año, al tiempo que los tipos de interés son "prácticamente cero", por lo que no supondrá "ningún problema" para las grandes empresas y en cambio "sí ayudará a rebajar el déficit".

"SUBIDA DE IMPUESTOS ENCUBIERTA"

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha alertado hoy de que la "subida encubierta de impuestos" propuesta por Mariano Rajoy a través del Impuesto de Sociedades es "solo el primero de los platos que vamos a ir viendo durante las próximas semanas y meses", ha dicho, si Rajoy continúa gobernando.

Sánchez, que en su conversación de una hora y cuarto con Rajoy en el Congreso le ha trasladado que los socialistas están "muy preocupados con la situación de las cuentas públicas", le ha reprochado en la posterior rueda de prensa el aumento de la retención en el Impuesto de Sociedades que ha comprometido con Bruselas.

Y lo ha hecho, ha añadido Sánchez, "dieciséis días después de las elecciones en las que se presentó a los españoles diciendo que no iba a subir los impuestos, sino que los iba a bajar".

Para el líder socialista, este es el resultado del "engaño" no solo a Bruselas y a las instituciones comunitarias el pasado año, sino también al conjunto españoles.

Sánchez ha sostenido por ello que si continúa el planteamiento de política económica que ha hecho Rajoy durante los últimos años, la clase media y trabajadora estarán "abocadas de nuevo a una subida impuestos" y a "nuevos recortes" en el Estado del bienestar.