España liderará en 2015 el crecimiento entre las mayores economías desarrolladas

La construcción vuelve a tirar del empleo

economia

| 03.05.2015 - 10:59 h
REDACCIÓN
Más sobre: EspanaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La recuperación de la economía española es un hecho y su crecimiento despuntará este año como el más vigoroso entre los grandes países industrializados, según Citigroup, que ha mejorado sus previsiones de PIB para España al 2,7% en 2015, dos décimas más que su pronóstico anterior, y al 2,6% en 2016, frente al 2,5% contemplado previamente.

De este modo, el crecimiento previsto por Citi para España en 2015 se sitúa por encima del anticipado para EEUU y Reino Unico (+2,6% en ambos casos), la zona euro (+1,5%), Alemania (+2%), así como para el conjunto de países industrializados (+2%).

El banco estadounidense destaca el fuerte incremento interanual del empleo observada en España en el primer trimestre, el más fuerte desde antes de la crisis, lo que sumado a medidas fiscales de apoyo y una inflación muy débil "está permitiendo una fuerte recuperación de los consumidores".

La mejora de la economía española prevista por Citigroup tendrá reflejo en el mercado laboral. Así, la tasa de paro se situará en el 22,4% en 2015 y bajará al 20,5% en 2016.

No obstante, Citi señala que España no logrará cumplir los objetivos de déficit estipulados y anticipa que el desequilibrio presupuestario este año será del -4,5% del PIB y del -3,3% en 2016, para situarse en el -2,5% del PIB en 2017.

A su vez, la ratio de deuda pública cerrará 2015 en el 99,9% del PIB, según el banco estadounidense, mientras que el año que viene llegará al 100,4%, manteniéndose por encima del 100% del PIB al menos hasta 2018.

Sin embargo, los pronósticos de Citi apuntan a que el coste de financiación de la deuda española seguirá a la baja y prevé que el interés del bono a diez años baje al 1,17% en 2015 e incluso se sitúe por debajo del 1% el próximo años, cuando podría caer al 0,94%, para repuntar ligeramente un año después, hasta el 1,09%.