España coloca 3.048 millones en letras al interés más alto desde noviembre

El IBEX se desploma un 2,11 % y la prima de riesgo repunta hasta 635 puntos

economia

| 24.07.2012 - 08:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Tesoro Público ha colocado 3.050 millones de euros en letras a tres y seis meses, aunque ha tenido que subir los tipos de interés y situarlos en el nivel más alto desde el pasado mes de noviembre para cerrar con éxito la emisión. De esta forma, el organismo ha superado una vez más sus expectativas al emitir más de 3.000 millones, aunque ha subido unas décimas la rentabilidad, lo que le ha permitido también cosechar una demanda de más de 8.300 millones, más elevada que en la anterior ocasión.

En concreto, el Tesoro ha colocado 1.628,02 millones en letras a 3 meses de los 4.792,49 millones solicitados por los inversores, lo que demuestra cierta mejora en la demanda, que ha superado en 2,9 veces la cantidad finalmente colocada (2,6 veces en la anterior emisión). Sin embargo, el organismo ha tenido que elevar el tipo medio de este papel desde el 2,362% hasta el 2,434%, y el tipo marginal del 2,500% al 2,650%, el nivel más alto desde el pasado noviembre, cuando las letras alcanzaron un interés histórico del 5,22%.

Por otro lado, el Tesoro ha emitido 1.420,44 millones en letras a 6 meses de los 4.286,86 millones pedidos por el mercado. Estas cifras también reflejan un mayor demanda respecto a junio, ya que las solicitudes de los inversores han superado en 3 veces la cifra vendida, frente a las 2,8 veces del mes pasado. En este caso, el organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad ha tenido que elevar el interés medio desde el 3,237% registrado en junio hasta el 3,691% actual, mientras que el marginal ha pasado del 3,369% al 3,950% actual, también el nivel más alto desde el pasado noviembre (5,33%).

De esta forma, el Tesoro ha logrado superar con relativo éxito una subasta clave tras el repunte de las tensiones en la última semana ante el temor de que España no sea capaz de afrontar las dificultades económicas por sí misma y necesite un rescate total de Europa. Estas dudas catapultaron a la prima de riesgo al máximo histórico de 644 puntos el lunes, aunque este martes se ha relajado al entorno de los 630 puntos y se ha mantenido próxima a esa cifra tras la subasta, mientras que el Ibex se dejaba un 2% tras conocer los resultados.

TRES SUBASTAS EN AGOSTO

Esta es la primera subasta que se celebra desde que el Congreso haya aprobado el nuevo plan de ajuste del Gobierno y tras la petición de ayuda al Estado por parte de dos comunidades autónomas: Comunidad Valenciana y Murcia.

El organismo no volverá a someterse al escrutinio de los mercados hasta el 2 de agosto con una subasta de bonos. En el octavo mes del año celebrará además dos subastas de letras (el 21 y el 28), después de haber cancelado la de obligaciones prevista para el 16 de agosto, al igual que el año pasado.

EL IBEX SE DESPLOMA UN 2,11 % Y LA PRIMA DE RIESGO REPUNTA HASTA 635 PUNTOS

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, sufría a media sesión un fuerte descenso del 2,11 % al tiempo que la prima de riesgo país repuntaba hasta 635 puntos básicos pese a que el Tesoro Público ha saldado una emisión de letras con una moderada subida del interés y fuerte demanda.

A las 13.20 horas, el selectivo español perdía 130,50 puntos y se situaba en 6.046 unidades, en tanto que el Índice General de la Bolsa de Madrid se dejaba el 2,04 %.Con excepción de Milán, que perdía el 1,13 %, el resto de bolsas europeas experimentaba moderados descensos, del 0,22 % en Fráncfort, del 0,18 % en París, y del 0,10 % en Londres.

La buena acogida que ha encontrado hoy el Tesoro para colocar más de 3.000 millones de euros en letras a tres y seis meses no bastaba para disipar la certeza de que España tendrá que pedir ayuda a Europa. Según el economista jefe de Saxo Bank, Steen Jakobsen, se está acabando el tiempo y el espacio para que la Unión Europea siga intentando "prolongar y disimular" su incapacidad para resolver la crisis de la deuda.

En su opinión, la emisión de hoy sólo demuestra que el rendimiento del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán del mismo plazo mide el riesgo país, no parece tener límite. La mayoría de las personas, recuerda Jakobsen, olvidan que el mercado de deuda pública de España ya no es un mercado real, puesto que sólo intervienen en él dos compradores netos: el Banco Central Europeo (BCE) y los bancos españoles que usan la liquidez del BCE.

A las 14.00 hora, el interés del bono español a diez años era del 7,590 %, por encima del 7,498 % al que cerró la víspera, con lo que el sobrecoste que los inversores exigen por la compra de deuda española frente a la alemana subía a 635 puntos básicos, tres más que al cierre anterior.