España ante el reto de consolidar su crecimiento del PIB

España es por volumen de Producto Interiro Bruto la decimotercera economía del mundo

economia

| 06.06.2016 - 17:38 h
REDACCIÓN

Uno de los retos a los que se enfrentará el nuevo Gobierno que salga de las urnas es consolidar el crecimiento. Los economistas coinciden en que, aunque la tasa es elevada, es todavía muy frágil. España es por volumen de Producto Interiro Bruto la decimotercera economía del mundo. Aseguran que buena parte del éxito hay que atribuírselo a la política del Banco Central Europeo.

Los políticos no se ponen de acuerdo. Si bien es cierto que el incremento del PIB en 2015 fue del 3,4%, lo que supone doblar el cremiento de la eurozona, la paternidad y continuidad del modelo está en entredicho.

Para el PP el exito proviene de las reformas efectuadas por su gobierno, del recorte del déficit y de las decisiones adoptadas que hicieron innecesario el rescate de nuestra economía.

Para el PSOE, es un "modelo de crecimiento agotado".

Ciudadanos pone el acentto en que todo no es crecimiento y que queda pendiente la redistribución y Podemos asegura que sólo cuando el gobierno ha rectificado han parecido los "brotes verdes" en nuestra economía.

Entre los expertos tampoco hay consenso. Juan Ramón Rallo, presidente del Instituto Juan de Mariana consioera que la economía "está mucho mejor hoy que cuando la encontró el PP, aunque es muy discutible que sea gracias al Partido Popular". "Se ha cambiado el modelo productivo y el sector productivo se ha desapalancado en un contecto de cierta estabilidad macroeconómica."

Para José Carlos Díez, economista y profesor, "en el momento en el que el Banco Central Europeo ha estabilizado el sistema financiero, España ha vuelto a demostrar que es una economía muy agradecida".

Mónica Meye, de Economistas frente a la crisis, destaca que "hemos tenido la suerte de tener unos precios de petroleo muy reducidos, una politica monetaria expansiva ddel BCE tambien ha favorecido nuestra economía".

"Tiene luces y sombras", asegura José Ramón Pin, economista y profesor del IESE. Entre las luces señala la "generación de empleo y el crecimiento del 3%, el euro relativamente bajo y los tipos de interés reducidos, además de la capacidad de generar confianza en sus inversiones". Pero no se olvida de las sombras, entre las que José Ramón Pin cita "un déficit público del 5%, la falta de reformas de la estructura de la Administración Pública que dificulta su control, una estructura demográfica envejecida con la imposibilida de mantener en estas circunstancias las pensiones de jubilación y lugo unos salarios relativamente bajos que tambien perjudican las cotizaciones a estas jubilaciones".

Lo cierto es que al crecimiento del PIB ha contribuído la demanda externa y la paulatina recuperación de la demanda interna y del consumo que cayó en picado durante la crisis.

"Se estan pagando 21.000 millone menos de salarios ahora que lo que se pagaba en el 2011", afirma José Carlos Díez, economista y profesor, "y eso teien un impacto sobre las cuentas públicas y el consumo".

"No hay renta doisponible para que el consumo tire", considera Mónica Meye.

El PP se justifica: la devaluación salarial ha permitido a nuestras empresas hacer productos más competitivos, ahora esportamos más de lo que compramos al exterior y ya se contabilizan 4 años consutivos de superavit comercial.

En lo que todos parecen estar de acuerdo es que la recuperación es aún frágil, "en parte, por la incertidumbre política y en parte porque el resto del mundo tampoco está creciendo como lo debería hacer y eso nos repercute", sostiene José Carlos Díez.