Endesa responsabiliza a los últimos gobiernos de la mayor parte de la subida de la luz

Las dos grandes eléctricas lanzan una campaña publicitaria para defenderse

Factura de la luz (Telemadrid)

economia

| 30.12.2013 - 12:35 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las dos grandes compañías eléctricas españolas, Iberdrola y Endesa, han lanzado sendas campañas publicitarias para defenderse de las críticas recibidas por la evolución al alza del precio de la luz en los últimos años y las acusaciones de falta de transparencia en el sector.

Estas campañas son la respuesta de las eléctricas a la polémica surgida con la última subasta de energía que debía fijar el precio de la luz a partir del 1 de enero y que fue anulada por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) al detectar circunstancias "atípicas".

Iberdrola fue la primera eléctrica en detallar a través de publicidad en los medios de comunicación los conceptos que se cobran a los consumidores en la factura, y ahora se suma Endesa, que explica cómo ha cambiado la factura de la luz en los últimos ocho años.

La publicidad en prensa de Iberdrola lleva por título "Tu factura de la luz no puede ser más transparente". En ella, se asegura que de los 51 euros de una factura mensual de un hogar medio, sólo 19 euros (38%) corresponden a la energía consumida y a las líneas eléctricas para llevarla. El resto, 32 euros (62%) son "costes ajenos al suministro".

Además, Iberdrola detalla que dicho 62% se divide entre cargas fiscales (15,7 euros), subvenciones medioambientales (9,7 euros), subvenciones territoriales (1,9 euros), ayudas sociales (1,3 euros) y otros (3,4 euros).

Por su parte, Endesa titula la publicidad en prensa "¿Cómo ha evolucionado mi factura de la luz?" y apunta que "desde 2005 hasta hoy" ha crecido un 71%. Desde la compañía se explica que la parte que corresponde a la luz únicamente se ha incrementado un 12%, la mitad del coste de la vida, que ha subido un 24% en el mismo periodo.

Mientras, se ha producido un aumento del 189% en los impuestos, subvenciones y otros conceptos "establecidos por el Gobierno que no tienen nada que ver con el suministro de la luz".

En la factura de una familia con el mismo consumo en 2005 (59 euros) y 2013 (100 euros), el importe de la luz (producción, distribución y suministro) ha subido en 5 euros, mientras que se ha incrementado en 36 euros lo que se paga por impuestos, subvenciones y otros conceptos.