Empresarios de Cataluña advierten a Colau del riesgo de ahuyentar inversiones

Villar Mir se muestra preocupado por el nuevo panorama político A

Ada Colau dice que Trias "da por hecho" que ella será la próxima alcaldesa

economia

| 28.05.2015 - 15:24 h
REDACCIÓN

Ya el presidente de OHL, Juan Miguel Villar Mir, lo decía este miércoles; que le "preocupa mucho" el nuevo panorama político que se abre en España tras las elecciones municipales y autonómicas, aunque consideró que el país tiene "demasiado nivel de vida para que el comunismo pueda triunfar".

En la rueda de prensa previa a la Junta General de Accionistas, el empresario indicó que ha oído algunas expresiones de Podemos de "tipo marxista-leninista" con "elogios al sistema bolivariano", unos "criterios de actuación política que no caben en la Unión Europea ni en España".

Además, apuntó que "España tiene demasiado nivel de vida para que el comunismo pueda triunfar" y recordó que Izquierda Unida "lleva 30 años en la oposición", ya que la "fracción" de españoles que apoya el comunismo es "pequeñita".

Para Villar Mir, es necesario que los grandes partidos españoles mejoren en su funcionamiento y en la gestión, aunque descartó que "la solución sea el comunismo o el sistema bolivariano; hay un error total de concepto" y "los veo condenados a estar en la oposición".

Por otra parte, consideró que si estos partidos llegan al poder y se impulsan algunas de las medidas que proponen, "claro que ponen en peligro la recuperación económica", para agregar que "nos pareceríamos un poco a Grecia".

El responsable de OHL indicó que España tienen aún elevados niveles de deuda y déficit público y "necesita seguir con medidas de austeridad". En este sentido, rechazó propuestas como "crear más puestos de funcionarios aunque no hagan falta" o "medidas contrarias a lo que necesita España".

En todo caso, el presidente de la constructora rechazó que el auge de estos partidos sea una amenaza para el sistema democrático occidental, porque es "muy serio y está hecho".

LAS CONSECUENCIAS

Empresaris de Catalunya, la asociación de empresarios y directivos contrarios a la independencia, advirtió este jueves a la candidata a la Alcaldía de Barcelona, Ada Colau, que "quebrando la inversión a empresas no se genera riqueza" en la capital catalana.

Así lo dijo a Servimedia el presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou, después de que Colau haya mostrado su intención de no llegar a acuerdos con compañías que "no respeten los derechos laborales básicos", dando un ultimátum a Telefónica por los técnicos subcontratados en la empresa que llevan 52 días en huelga.

A este respecto, Bou resaltó "la buena voluntad de Colau de ayudar a quienes más lo necesitan" pero, al mismo tiempo, consideró que "la manera de ayudar a la gente no es quebrando la inversión, ni a Telefónica ni a ninguna empresa. Eso no es crear riqueza en Barcelona". A su juicio, lo que se debe hacer es "crear empleo con los medios necesarios".

Asimismo, el presidente de Empresaris de Catalunya indicó como una medida efectiva realizar contratos fijos, como aseguró que se hace en su empresa. "Creemos que, en la medida que se pueda, hay que hacer a todo el mundo un contrato fijo, indefinido", añadió.

De esta forma, a juicio de Bou, se crea un "concepto de lealtad hacia la empresa, en la que el trabajador cumple mejor, ya que está más contento y más satisfecho porque tiene una mayor tranquilidad".

En este sentido, el presidente de esta asociación de empresarios sostuvo que "el camino es el de ser solidarios con nuestros trabajadores, apoyarles, tratarlos lo mejor que podamos, y así la empresa también tendrá una mayor productividad".

Por otro lado, Colau puso en su lista de objetivos para la Alcaldía de Barcelona dar marcha atrás en la subvención de 4 millones de euros otorgada al Circuito de Montmeló de Fórmula-1, ya que la posible alcaldesa de Barcelona cree que se trata de una inversión que "no es prioritaria cuando en la ciudad hay 4.500 niños que se han quedado sin becas comedor".

A este respecto, Bou considera que las subvenciones tienen que ser "concretas y claras" y que se tienen que financiar aspectos de "verdaderamente importantes", como, por ejemplo, "la educación y las becas". "Si comenzamos a subvencionar todo tipo de cosas que no sean de vital importancia, no se van a rebajar los tributos", concluyó.