Báñez propone reducir los contratos a tres y penalizar la temporalidad

Los sindicatos celebran que se quiera limitar la temporalidad y mejorar el SMI

economia

| 19.09.2017 - 14:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, ha planteado este martes a sindicatos y empresarios reducir las modalidades de contratación de cuatro a tres (indefinido, temporal con indemnización creciente y formación) y establecer un sistema de 'bonus-malus' que premie, por la vía de las cotizaciones, a las empresas que apuesten por la estabilidad en el empleo y penalice a las que abusan de los contratos temporales y de la rotación laboral.

Así lo ha indicado la ministra al término de la reunión que ha mantenido esta mañana con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Alvarez, y con los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, respectivamente.

Báñez ha reconocido que estas dos propuestas (simplificación de contratos y 'bonus-malus') estaban recogidas en el acuerdo de investidura que el Gobierno pactó con Ciudadanos, pero ha precisado que están "abiertas" a las mejoras y aportaciones que realicen los agentes sociales tras su presentación formal hoy por parte del Ejecutivo.

En la propuesta contemplada en el acuerdo con Ciudadanos se fijaba una indemnización a la finalización del contrato temporal de 12 días en el primer año, que aumentaría en el segundo año hasta 16 y en el tercero hasta 20 días por año trabajado.

En el caso del 'bonus-malus', la propuesta del Gobierno pasa por incrementar las cotizaciones sociales por desempleo a las empresas que recurran en mayor medida a la contratación temporal y la rotación "excesiva" y establecer un nuevo incentivo en las cotizaciones para aquellas que tengan un porcentaje mayor de contratos fijos en comparación con otras empresas de su mismo sector.

La ministra ha señalado que la reunión ha sido "muy constructiva", que existe un "buen nivel de acuerdo" en los temas a tratar y "buena disposición" en los agentes sociales "para seguir construyendo entre todos la España de la recuperación".

En el encuentro se ha abordado todo un rosario de temas, que configurarán la agenda de trabajo para los próximos meses. La intención de Báñez es llegar a acuerdos sobre ellos antes de finales de año, aunque ha reconocido que algunos, como la revisión de los programas de protección por desempleo, pueden llevar algo más de tiempo porque necesita también debatirse con las comunidades autónomas.

REVISION DEL SMI

Además de la simplificación de contratos y del 'bonus-malus', Báñez ha propuesto a sindicatos y empresarios revisar todo el sistema de bonificaciones; fortalecer la causalidad de la contratación temporal en el marco de la negociación colectiva; reforzar las actuaciones de la Inspección de Trabajo contra el fraude en la contratación; impulsar la igualdad laboral haciendo transparente la retribución por género conforme a una tabla de clasificación profesional; trabajar en favor de un acuerdo para racionalizar los horarios de trabajo en las empresas e instituciones, e iniciar, con carácter inmediato, un análisis económico y social para cuantificar la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) para 2018.

Todos los temas anteriores forman parte de la llamada mesa para la calidad en el empleo. En la mesa de plan de choque por el empleo, la ministra ha señalado que ya está muy avanzado el plan contra el desempleo juvenil y que espera cerrar los últimos flecos en la próxima semana.

Báñez también ha propuesto varias medidas en el marco de la mesa de formación profesional por el empleo, como la convocatoria inmediata de subvenciones públicas para diversos programas formativos, y ha recordado a los agentes sociales que el objetivo de la mesa de pensiones es mejorar la suficiencia y la sostenibilidad del sistema "desde el respeto a los trabajos del Pacto de Toledo".

DISPOSICION SINDICAL A NEGOCIAR

Tras la reunión con la ministra, los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Unai Sordo y Pepe Alvarez, han trasladado a la prensa que los temas propuestos para la negociación son de "mucho interés" para los sindicatos, especialmente lo que concierne a la limitación de la contratación temporal "excesiva y abusiva" y la mejora del salario mínimo. Sordo ha expresado la voluntad de su sindicato para llegar a acuerdos y Alvarez, "más optimista que hace seis meses", ha valorado además que el Ministerio haya adoptado una nueva "metodología" para avanzar en el proceso de diálogo social. "Estamos en condiciones de avanzar", ha resumido el líder de UGT.

Ambos han mostrado su disposición a negociar con el Gobierno y han reconocido que el debate sobre la independencia de Cataluña 'se ha colado' en la reunión. Al respecto, Sordo ha indicado que CC.OO. no va a llamar a participar en el referéndum del 1 de octubre y ha apelado al diálogo para solucionar el conflicto. Alvarez, por su parte, ha afirmado que su sindicato respetará lo que decida hacer cada afiliado. "No es equidistancia. Es respeto a nuestros afiliados", ha asegurado.

CEOE NO QUIERE SUBIR COTIZACIONES

Por su parte, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha declarado al término de la reunión que, en relación a la reducción de las modalidades de contratación propuesta por el Gobierno, "todo lo que sea simplificación" le parece bien, aunque ha precisado que este tema debe estudiarse "muy bien".

Sobre el sistema 'bonus-malus' para desincentivar la contratación temporal elevando las cotizaciones a las empresas que abusen de la temporalidad, Rosell ha afirmado que todo lo que sea aumentar cotizaciones es ir en una dirección inadecuada, pues en España las cuotas son de las más altas de los grandes países de la UE. "Las empresas están para respetar las leyes. Hay que hacer un uso riguroso de ellas y hay que ver si la legislación es más permisiva o no. Lo que hay que hacer son leyes claras, concretas y fáciles de interpretar", ha concluido.