Empleados de locales de comida rápida de EEUU amenazan con una huelga

Restaurante McDonalds (Archivo)

economia

| 03.12.2013 - 10:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un movimiento de trabajadores de establecimientos de comida rápida amenaza con llevar a cabo un paro este jueves en cien ciudades estadounidenses como protesta por las condiciones laborales del colectivo y exigiendo un aumento de los salarios hasta los 15 dólares por hora (unos 11 euros), así como el derecho a la sindicalización.

El salario mínimo federal es de 7,25 dólares por hora (5,35 euros) y los trabajadores de comida rápida ganan un salario por hora promedio de unos 9 dólares (unos 6,65 euros), según la Oficina de Estadísticas Laborales, tal y como ha informado la revista estadounidense 'Time'.

En el transcurso del año pasado, las protestas de las organizaciones de trabajadores de comida rápida, que están siendo respaldados por grupos sindicales como la Unión Internacional de Empleados de Servicios, se han expandido por todo el país.

En noviembre de 2012, cerca de 200 trabajadores se declararon en huelga en Nueva York, un número que llevó a considerar este acto como "la mayor ola de movilizaciones en la historia de la industria de comida rápida de Estados Unidos", según indicó el diario 'The New York Times'.

Charleston, Carolina del Sur, Providence, Rhode Island, Pittsburgh y Pennsylvania serán algunos de los nuevos lugares en los que los trabajadores llevarán a cabo las huelgas este jueves, según han avanzado los organizadores.

Algunos ejecutivos han afirmado que con un salario de 15 dólares por hora "se acabaría con muchos empleos". Sin embargo, los organizadores de la huelga insisten en que estas cadenas de comida rápida "pueden darse el lujo de compartir algunas de sus grandes ganancias con los trabajadores", tal y como recoge Time.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abogó por un salario mínimo de 9 dólares por hora (unos 6,65 euros) durante uno de los discursos sobre el Estado de la Nación, aunque en la actualidad respalda una legislación democrática para aumentar el salario mínimo a 10,10 dólares por hora (cerca de 7,5 euros).