El Banco Central Europeo socorre a España y rebaja la prima de riesgo hasta los 460 puntos

La Bolsa cierra con una bajada del 0,4%. La actuación del BCE relaja la Prima de Riesgo

Merkel: el BCE no puede solucionar la crisis de la deuda

economia

| 17.11.2011 - Actualizado: 21:13 h
REDACCIÓN

El Tesoro Público ha conseguido colocar 3.562 millones de euros en obligaciones a 10 años, aunque se ha visto obligado a subir el interés al nivel más alto desde el año 1997, por encima del 7%, ante la presión de los mercados. De hecho, para encontrar una rentabilidad superior al 7% en este papel hay que remontarse al año 1997, cuando el Tesoro colocó obligaciones a 10 años con un interés del 7,26%.

El BCE intervenía con la compra de deuda española, lo que permitió atenuar la presión y devolver la prima de riesgo a los niveles de ayer. Al cierre, la rentabilidad del bono español -con el que se mide el diferencial con el bono alemán- cerró a 6,49 por ciento, por encima del 6,41 por ciento de ayer.

En la subasta de octubre, el Tesoro colocó 1.787,62 millones en obligaciones a diez años, aunque pudo rebajar el interés a pesar de que la emisión coincidió con la última rebaja de calificación de Moody's. Sin embargo, las tensiones han crecido mucho desde entonces y los mercados siguen apuntando a España, que esta semana ya tuvo que elevar a niveles máximos la rentabilidad de las letras a 12 y 18 meses en la subasta del martes para colocar la cantidad prevista.

LA CE ATRIBUYE EL INTERÉS RÉCORD PAGADO POR ESPAÑA AL NERVIOSISMO DEL MERCADO

La Comisión Europea (CE) atribuyó a la "incertidumbre" y al "nerviosismo" en los mercados el interés récord del 7,088 % que tiene que pagar España por los 3.562 millones de euros en obligaciones a diez años que colocó hoy a los inversores. "Primero, no comentamos la evolución diaria o de corto plazo de los mercados y segundo, cuando se trata de las primas de riesgo, no solamente de la de España sino también de la de otros países de la eurozona (...) no hay ninguna duda de que reflejan las incertidumbres y el nerviosismo en los mercados", afirmó el portavoz comunitario para Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

Para la CE, esta situación está relacionada con una serie de acontecimientos que sólo subrayan "la importancia de que la eurozona implemente los acuerdos" alcanzados por los 17 países que comparten la moneda común en la cumbre del 26 y 27 de octubre pasado, dijo.

ZAPATERO PIDE A EUROPA QUE ACTUE CONTRA EL CRITERIO DE MERKEL

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido hoy en Soria a la Unión Europea (UE) y al Banco Central Europeo (BCE) una solución "inmediata" para hacer frente a la crisis económica internacional porque, a su juicio, "Europa es la respuesta para volver a la estabilidad".

En un acto electoral del PSOE, Zapatero ha recordado que el problema del sistema financiero no se arregla cambiando los gobiernos, "sino que tiene que haber un gobierno europeo que tome decisiones para todos".

Sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, ha reiterado su convicción de que el Banco Central Europeo (BCE) no puede solucionar la crisis de la deuda y subrayó que su gobierno no cederá en ese punto. "Los que creen que el BCE puede resolver como un prestamista de última instancia las debilidades de la eurozona plantean algo que no puede funcionar", dijo Merkel en un congreso organizado por el diario "Süddeutsche Zeitung".

Merkel añadió que la crisis de la eurozona sólo puedes resolverse a través de un sólido liderazgo político y que se necesitan además cambios puntuales en los tratados europeos para lograr mayor estabilidad. La canciller reconoció que en Europa hay diversidad de opiniones al respecto pero agregó que aquellos que son partidarios de una "ilimitada acción de bomberos" del BCE y no ven la importancia de cambios en los tratados se equivocan. "Mi posición en este punto es sólida", dijo Merkel.

LA PRIMA DE RIESGO

El diferencial de la deuda española, la prima que perciben los inversores por comprar deuda española en lugar de alemana, alcanzó hoy los 499 puntos básicos, un nuevo récord. Este ascenso se produce en un entorno de gran desconfianza hacia la deuda de países periféricos, como España, donde el Tesoro se vio obligado hoy a pagar el 7 por ciento para colocar unos 3.500 millones de euros. Con una prima de riesgo en la frontera de los 500 puntos, España se adentra en un terreno de incertidumbre, cerca de los niveles que algunos analistas consideran en zona de rescate.

Irlanda fue intervenida el 22 de noviembre de 2010 con una prima de 544 puntos básicos y Portugal, el 5 de mayo de 2011 con 627 puntos básicos. Grecia fue intervenida el 10 de mayo de 2010 cuando su prima alcanzó los 450 puntos básicos.

En cuanto al resto de mercados europeos, la prima de riesgo italiana aumentaba hasta los 529 puntos, con la rentabilidad de su bono en el 7,07 por ciento. En Portugal, el diferencial con la deuda alemana se colocaba en los 952 puntos, frente a los 948 puntos de ayer. En Grecia la prima de riesgo alcanzaba los 2.709 puntos básicos, por debajo de los 2.684 de ayer.

Pero la falta de confianza sigue afectando también a países sólidos, como Francia, cuyo riesgo país se situó en 202 puntos básicos, un récord. Precisamente Francia también tiene previsto colocar subasta a dos y diez años. Finalmente, la prima de riesgo francesa se colocó en los 174 puntos.

La intervención del Banco Central Europeo (BCE) permitió relajar la presión de los mercados sobre la deuda española, que durante el día se acercó a los 500 puntos básicos, aunque cerró en los 460 puntos, el mismo nivel que ayer.

EL IBEX CAE UN 0,4 % A PESAR DE LA INTERVENCIÓN DEL BCE

El Ibex 35 ha cedido un leve 0,4% al cierre de jornada y no ha podido aguantar la cota de los 8.300 enteros, después de que el BCE tuviera que intervenir una vez más en el mercado secundario de deuda para frenar la escalada de las primas de riesgo de España, Italia y Francia, entre otros países de la eurozona.

En una sesión de marcada volatilidad, el selectivo se desmarcó de los recortes superiores al 1% registrados en el resto de principales plazas europeas. El cac parisino perdió un 1,9%, el Footsie de Londres, un 1,6%, y el Dax de Francfort cedió un 1,2%. La Bolsa de Italia se dejó un 1,4%, mientras que el PSI-20 de Portugal minimizó las pérdidas hasta el 0,8%.