España coloca 4.448 millones en letras pero dispara el interés pagado

Salgado destaca el "apetito" de los inversores por la deuda española

economia

| 19.07.2011 - 09:06 h
REDACCIÓN

El Tesoro español saldó hoy una subasta de letras con una subida del interés pero, una vez más, con una fuerte demanda por parte de los inversores, que siguen confiando en el "riesgo" de España pese a que la crisis de la deuda soberana pasa por un momento de fuertes tensiones.

España adjudicó hoy 4.448,44 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses y, aunque tuvo que subir en cerca de un punto porcentual el interés de ambas denominaciones, hasta niveles de 2008 y 2002, respectivamente, la demanda de los inversores ha triplicado el importe colocado.

De este modo, el ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda y el importe adjudicado, confirma una vez más el interés de los inversores por la deuda soberana española, ya que la demanda de las entidades ha rozado los 11.900 millones de euros, casi el triple que los 4.448 millones adjudicados.

Los analistas consultados por EFE destacan la fuerte demanda antes que la evolución al alza de los intereses, y destacan además el buen resultado obtenido hoy por el Tesoro griego, que ha adjudicado 1.625 millones de euros en letras a tres meses con menor rendimiento que en la anterior puja.

Los inversores, explica José Luis Martínez, analista de Citi, siguen confiando en el riesgo España pese al inestabilidad y las tensiones, lo que permite calificar como "muy positiva" la emisión de hoy y como "buenas noticias" las subastas española y griega.

El éxito o no de las subastas de deuda, indican los expertos, se basa más en la demanda que en los tipos de adjudicación, que dependen de un mercado que cada vez es más complicado "no sólo anticipar sino interpretar a posteriori", añade José Luis Martínez.

La subasta de hoy es la primera que celebra el Tesoro español tras la publicación de las pruebas de solvencia a las que se han sometido los bancos europeos -en las que suspendieron cinco de las 25 entidades españolas examinadas-.

La puja se ha celebrado además tras varios días en los que la prima de riesgo de España se ha situado en máximos desde la introducción del euro, ya que la rentabilidad del bono español a diez años, cuyo diferencial con el alemán mide el riesgo país, rebasaba el 6,3 %, su nivel más alto desde 1997.

La subida de la rentabilidad ha pesado menos en el ánimo de los inversores que la fortísima demanda, lo que tenía un efecto inmediato en la prima de riesgo de España o sobrecoste que los inversores exigen para comprar bonos españoles en vez de alemanes.

Tras comenzar la sesión en máximos -que alcanzó la víspera al cierre- con 366 puntos básicos, el diferencial entre el bono hispano a diez años y el alemán del mismo plazo caía por debajo de 350 y se situaba minutos después de la emisión del Tesoro en 345 puntos básicos.

También la renta variable respondía de forma positiva a la emisión de deuda, ya que la bolsa española se revalorizaba cerca del 2 % tras la subasta y su principal indicador, el IBEX 35, lograba superar los 9.500 puntos.

De este modo, se adjudicaron hoy 3.787,55 millones de euros en letras a un año con un interés marginal del 3,760 %, el más alto desde 2008 y más de un punto porcentual por encima del aplicado en la anterior emisión de esta denominación, que se cerró en junio con una rentabilidad del 2,728 %.

La colocación de letras a un año y medio se ha saldado con la adjudicación de 660,88 millones con un interés marginal del 3,980 %, rozando el 4 %, que no supera desde el año 2002.

En la anterior emisión a este plazo, las letras a 18 meses se adjudicaron al 3,299 %.

El jueves el Tesoro español afronta una nueva emisión, de obligaciones a diez y quince años, con la que espera captar entre 1.750 y 2.750 millones de euros tras haber colocado en junio obligaciones a diez años con un interés marginal del 5,37 %, y a quince años con un rendimiento del 6,04 %.

SALGADO DESTACA EL APETITO DE LOS MERCADOS POR LA DEUDA ESPAÑOLA

La vicepresidenta primera y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, destacó hoy el "apetito" que existe en los mercados financieros por la deuda española, del que dijo que es "previsible" que siga.

España adjudicó hoy 4.448,44 millones de euros en letras a doce y dieciocho meses y, aunque tuvo que subir en cerca de un punto porcentual el interés de ambas denominaciones, hasta niveles de 2008 y 2002, respectivamente, la demanda de los inversores ha triplicado el importe colocado.

En declaraciones a RNE Salgado afirmó que, aunque se ha pagado el precio más alto en tres años, lo "más importante" es que "sigue habiendo apetito" por la deuda española.

La vicepresidenta primera basó esta afirmación en que se han tenido peticiones que han triplicado la cantidad de dinero que se quería conseguir.

Al respecto, Salgado indicó que lo que hace falta ahora es que se reduzca la "volatilidad" de los mercados, por lo que expresó su deseo en que a "partir del jueves, como tarde, seamos capaces de decir que los problemas están empezando a quedar atrás".