El subgobernador del Banco de España pide fusiones bancarias para "competir con holgura"

Para el Banco de España es "crucial mantener el compromiso de cumplimiento de los objetivos presupuestarios"

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy

economia

| 15.10.2015 - 12:53 h
REDACCIÓN

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, abogó por que las entidades financieras analicen operaciones corporativas, vía alianzas o fusiones, con el objetivo de "ganar la eficiencia necesaria para competir con holgura en un nuevo contexto económico y regulatorio que será más exigente".

En el 'FT Spain Summit 2015', organizado por Financial Times, el subgobernador hizo referencia a los retos a los que se enfrentan los bancos españoles, entre los que se encuentran la rentabilidad de su negocio de intermediación o la eficiencia.

"La eficiencia es fundamental", dijo Restoy, quien señaló que para conseguirla se podrían adoptar actuaciones de "ajuste" de capacidad y "no debe excluirse la consideración de posibles operaciones corporativas para avanzar en economías de escala que supongan mejoras de eficiencia".

El número dos del Banco de España explicó que "puede haber un cierto margen para buscar operaciones corporativas que generen valor". Las entidades "están en la obligación y asumiendo ese tipo de reflexiones estratégicas", destacó.

"No hay fórmulas mágicas, pero algunas pueden ver beneficioso constituir alianzas o eventuales fusiones para ganar la eficiencia necesaria para competir con holgura en un nuevo contexto económico y regulatorio que será más exigente", aseveró.

ADVIERTE QUE ES "CRUCIAL" CUMPLIR LOS OBJETIVOS DE DÉFICIT

El subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, afirmó que la economía española "crece a ritmos relativamente elevados", y destacó que es "crucial" cumplir con el déficit público para mantener la credibilidad.

Para el Banco de España es "crucial mantener el compromiso de cumplimiento de los objetivos presupuestarios", y recordó que la Ley de Estabilidad tiene "mecanismos que no se han aplicado hasta la fecha" para garantizar que, por ejemplo, las comunidades autónomas corrijan desviaciones.

Sobre la evolución de la economía en general, Restoy expuso que la "cierta ralentización" que se observa en esta última parte del año "no es algo inesperado" y que responde a la "pérdida de intensidad de algunas medidas de principios de año" y a "sorpresas negativas en al ámbito exterior" como la situación de China.

En todo caso, ello "ha sido compensado" en parte por comportamientos "positivos" en mercados como el de las materias primas, por lo que el supervisor no ha modificado sus previsiones y espera que el PIB crezca por encima del 3% este año y algo por debajo de esa tasa en 2016.

"No nos parece que las perspectivas económicas hayan cambiado de forma sustancial", aseguró el subgobernador del Banco de España, quien agregó que el "dinamismo" de la economía española "está apoyado en factores estructurales".

En concreto, puso en valor las mejoras logradas en mercados como el laboral o en la corrección de los desequilibrios de competitividad, pues han hecho que España sea "menos vulnerable a perturbaciones adversas" y pueda mantener "tasas sostenidas de crecimiento económico y del empleo", algo que "se verá reforzado si se mantiene el impulso reformador".

De esta manera, defendió la necesidad de avanzar en la reforma del mercado laboral, con una tasa de paro "insoportable", para hacerlo "más eficiente". Según Restoy, la dualidad del mercado de trabajo es una "imperfección" y apostó por "incentivar" la contratación indefinida.