El Santander nombra consejero delegado a José Antonio Álvarez y renueva su cúpula

José Antonio Álvarez

economia

| 25.11.2014 - 10:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Banco Santander ha nombrado consejero delegado a José Antonio Álvarez, hasta ahora director financiero de la entidad, en sustitución de Javier Marín, que accedió al cargo a finales de abril de 2013 tras la marcha de Alfredo Sáenz, según ha informado hoy la entidad a la CNMV.

El sorprendente anuncio, que tendrá efectos a partir del 1 de enero de 2015 y tras las autorizaciones correspondientes, llega antes de que se cumplan tres meses de que Ana Botín sustituyera a su padre en la presidencia del Santander y tras afirmar que "la industria financiera afronta importantes desafíos".

En un comunicado, la presidenta agradece a Marín por la gran labor que ha desarrollado durante veintitrés años en el banco y "muy especialmente" durante su etapa como consejero delegado. "En los dos últimos años ha liderado la transformación comercial del grupo hacia un modelo de gestión más innovador, con foco en la segmentación y satisfacción de los clientes y mejorando al mismo tiempo la rentabilidad y eficiencia", ha añadido.

Pero a renglón seguido, el banco destaca la labor del nuevo consejero delegado, José Antonio Álvarez, como director financiero durante la última década, "ampliamente reconocida en el mercado internacional por su rigor y transparencia".

Además, la presidenta insiste en que su visión es crear "un banco sencillo, personal y transparente" tanto para los empleados de la entidad como para los clientes y la sociedad en su conjunto.

CAMBIOS EN LA CÚPULA DEL GRUPO

Asimismo, el banco ha elegido al británico Bruce Carnegie-Brown como vicepresidente primero y coordinador de los consejeros externos y uno de ellos, Rodrigo Echenique, pasa a ser vicepresidente.

Como consecuencia del nombramiento de Álvarez como consejero delegado se han producido también cambios en la alta dirección del banco, para lo que Ana Botín ha contado con miembros del actual equipo directivo.

Así, el director general de la división de Santander Global Banking & Markets, José García Cantera, que anteriormente fue consejero delegado de Banesto y "mano derecha" de Ana Botín en aquella entidad, sustituirá a José Antonio Álvarez como director general de la división Financiera y de Relaciones con Inversores.

Y Jacques Ripoll, responsable de banca mayorista global en Santander UK, pasará a ocupar el puesto de José García Cantera.

Todos los cambios en el principal órgano de gestión del primer banco español tendrán efectos el próximo 1 de enero de 2015 y se completan con la elección como consejera independiente de Sol Daurella, la presidenta ejecutiva de Coca Cola Iberian Partners, que hasta la semana pasada formó parte del consejo del Banco Sabadell.

El mexicano Carlos Fernández, expresidente del Grupo Modelo y del extinto consejo asesor internacional del Banco Santander, también se sentará en el consejo de administración del grupo como independiente.

Daurella y Fernández cubrirán las vacantes que se produjeron tras la repentina muerte de Emilio Botín a principios de septiembre, y la renuncia de los veteranos Fernando de Asúa y del exministro Abel Matutes, el magnate ibicenco del turismo.

Ana Botín les ha agradecido a ambos su contribución al consejo, al tiempo que ha destacado que ha sido determinante su "experiencia y valor añadido".

El consejo de administración del Banco Santander está compuesto por quince consejeros, de los que nueve son independientes, "con relevante y activa presencia en distintos sectores empresariales, nacionales e internacionales, muy enfocados en la cultura de atención a clientes", destaca la entidad.

La presencia de mujeres también aumenta y ya son cinco -el 33 %- así como el número de representantes de distintas nacionalidades, estadounidense, inglesa y mexicana, además de la española.