El Santander ganó 5.966 millones de euros en 2015, el 3 % más que el año enterior

Ana Botín reconoce que Santander España no era su "banco principal"

Botín confía en que el nuevo Gobierno no ponga en peligro la recuperación

economia

| 27.01.2016 - 08:32 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 5.966 millones de euros en 2015, el 3 % más que el año anterior, después de la dotación a provisiones, sin las cuales las ganancias habrían crecido el 13 % y habrían alcanzado los 6.566 millones, informó hoy la entidad a la CNMV. "En un año con un contexto económico internacional complejo, con tipos de interés históricamente bajos en monedas clave para el grupo, como el euro, la libra o el dólar", el banco "presenta una buena evolución", como demuestra que el crédito creció el 6 % hasta 805.395 millones, y los recursos, el 7 %, hasta 774.819 millones.

La entidad cerró el pasado ejercicio con una tasa de mora del 4,36 % para el conjunto del grupo, frente al 5,19 % de 2014, gracias a la mejora generalizada en todos los mercados, excepto Brasil. En España, el banco ganó 977 millones de euros, el 18 % más, con una caída del 3 % en créditos y un repunte del 1 % en depósitos.

El grupo destinó el año pasado a distintas dotaciones los 1.118 millones de euros no recurrentes que obtuvo en el ejercicio, de los que 835 millones de euros proceden de la reversión de pasivos fiscales en Brasil y 283 millones de Banco Internacional de Funchal (Banif).

Además, constituyó un fondo de 600 millones de euros para cubrir eventuales reclamaciones por la comercialización de seguros de protección de pagos en Reino Unido, explica la entidad. El 56 % del beneficio anual tuvo su origen en Europa y el otro 44 % en América, explica la nota, que añade que por países, la mayor aportación corresponde a Reino Unido, con un 23 %, seguido de Brasil (19 %); España (12 %); Estados Unidos (8 %); México (7 %); Chile (5 %), Portugal, Argentina y Polonia (los tres el 4 %).

Santander Consumer Finance que desarrolla su actividad en más de una decena de países en Europa, especialmente en Alemania, España y Países Nórdicos, aporta ya el 11 % del beneficio, tras ganar 938 millones y crecer el 18 % interanual.

En cuanto a la solvencia, el Santander terminó el pasado año con un ratio de capital de máxima calidad CET 1 del 12,55 %, que supera el mínimo requerido para 2016, del 9,75 %, mientras el capital CET 1 "fully loaded", con todos los requerimientos de Basilea III, aumentó 40 puntos básicos y alcanzó el 10,05 %, en el buen camino para superar el 11 % en 2018.

En cuanto a los principales márgenes de la cuenta, el de intereses -que mide los ingresos- se situó en 32.189 millones de euros, el 8,9 % más que un año antes, mientras que el bruto -que añade las comisiones- ascendió a 45.272 millones después de elevarse el 6,2 %.

Tras restar los costes de explotación el margen neto (el resultado de explotación recurrente o beneficio antes de provisiones) se situó en 23.702 millones, un 5 % más que en 2014. Todos estos crecimientos de negocio y resultados permitieron al banco distribuir un dividendo por acción de 0,20 euros, de los que 0,16 euros son en efectivo, un 79 % más que en 2014.

Dicho dividendo "supone una rentabilidad por acción de alrededor del 5 % a los precios actuales de la acción".

Según explica la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, "en 2015 hemos alcanzado nuestros objetivos y lo hemos hecho aumentando los ingresos, mejorando la satisfacción del cliente y con más clientes vinculados y digitalmente activos".

De hecho, los clientes digitales crecieron un 17 %, hasta 16,6 millones, de manera que del total de clientes del grupo, un 31 % serían clientes digitales activos. Los usuarios del móvil han aumentado un 50 %, hasta 6,9 millones, que acceden a la aplicación del banco una media de 13 veces al mes.

ANA BOTÍN RECONOCE QUE SANTANDER ESPAÑA NO ERA SU "BANCO PRINCIPAL"

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha desvelado que contrató hace tres meses el producto estrella de la entidad, la 'Cuenta 1,2,3', y ha admitido que hasta ese momento Santander España no era su "banco principal". Fuentes oficiales del banco han explicado que Botín ya era cliente de Banesto y de la filial del Reino Unido, por lo que se ha referido a que no tenía cuenta en Santander España.

En la rueda de prensa anual de resultados, Botín ha afirmado que contrató el pasado mes de octubre la cuenta que remunera con hasta un 3% un importe máximo de 15.000 euros y que distribuye acciones de la entidad si se cumplen determinadas condiciones de vinculación. Ahora bien, ha admitido que no cumple con el requisito de domicialización de recibos necesario para percibir una acción, razón por la que ella no ha aparecido como beneficiaria de títulos en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En este sentido, Botín ha admitido que la domicialización de recibos la tenía "en otro banco", sin llegar a desvelar en qué entidad, y ha confiado en que recibirá en un mes la acción contemplada en el programa de la 'Cuenta 1,2,3'. "No me ha dado tiempo", ha esgrimido. Preguntada por si tenía una cuenta en la entidad que preside, Botín ha admitido sin ambages que hasta ahora su "banco principal" no era el Santander, para después aclarar que desde el pasado mes de octubre realiza "pagos y cobros" con la entidad. Al respecto, ha agregado que trabajaba más "con otro banco", sin ser más explícita.

Fuentes oficiales del Santander han matizado que cuando la presidenta hablaba de que Santander no era su entidad "principal" se refería a Santander España, ya que Botín sí tenía cuenta en otra entidad del grupo. Ana Botín ha comparecido ante los medios de comunicación junto al consejero delegado del Santander, José Antonio Alvarez, quien ya ha recibido varias acciones vinculadas a la 'Cuenta 1,2,3'.