El 'roaming' en la UE desaparece a partir de este jueves

El fin del 'roaming' afecta a todas las líneas móviles de contrato, no así a las de prepago

No se pagará sobrecoste por llamadas o Internet con el movil en cualquier país de la Unión Europea

El Reino Unido lo eliminará también a la espera de acuerdos a los que se llegue en los próximos meses

Cada operadora es libre de proporcionar a sus clientes precios más ventajosos en otros territorios

economia

| 12.06.2017 - 11:38 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Las compañías telefónicas dejarán de cobrar la itinerancia de datos o 'roaming' de los ciudadanos que usen sus móviles tanto para hacer llamadas como para conectarse a Internet en cualquier país de la Unión Europea a partir del próximo jueves, 15 de junio. A partir de ese día se podrá utilizar el teléfono móvil tanto para realizar llamadas como para conectarse a Internet en cualquier país de la Unión Europea sin tener que pagar un sobrecoste.

Los clientes tendrán que pagar lo mismo que paguen en su país de origen con la tarifa que tengan contratada. Es decir, llamar por teléfono, recibir llamadas o mensajes o navegar por Internet costará lo mismo en Madrid que en Estocolmo, sin ningún sobrecoste por el 'roaming'.

La eliminación del 'roaming' era una petición histórica de los usuarios de telefonía móvil, donde los sobrecostes por itinerancia móvil ponían trabas a la libre movilidad de los usuarios por el espacio único común que supone la Unión Europea.

La UE ha necesitado más de 10 años para llegar a un acuerdo con las operadoras y se ha visto obligada a retrasar la fecha del fin del 'roaming' hasta en tres ocasiones.

La Comisión Europea estableció el precio de 3,2 céntimos por minuto de voz y 7,7 euros por giga de datos cuando se use el teléfono en un país europeo distinto al que se contrató, pero serán las operadoras quienes a partir de este 15 de junio asuman ese cargo, que no repercutirá en la factura del cliente.

Este techo tarifario será revisado periódicamente cada dos años por la Comisión Europea, para adaptarlo al impacto del 'roaming' sobre el mercado, pero en ningún caso repercutirá sobre el bolsillo del usuario que utilice sus servicios de telefonía de forma habitual en su país y de forma excepcional en el extranjero.

'BREXIT'

Respecto a la situación del Reino Unido tras el 'Brexit', a día de hoy se sabe que eliminará el 'roaming' este 15 de junio como el resto de países de la Unión Europea, a la que aún pertenece. En este sentido, la Unión Europea manifestó su deseo de que Reino Unido pudiera seguir siendo zona libre de 'roaming' para sus ciudadanos incluso si el país abandona definitivamente la UE, pero la decisión definitiva dependerá de las conversaciones y acuerdos a los que se llegue en los próximos meses.

Según la UE, el fin del 'roaming' está pensado para beneficiar la libre movilidad de los usuarios en periodos cortos, como viajes de trabajo o vacaciones, pero no para el uso continuado en el tiempo de la red de telefonía de una operadora extranjera, lo que se denomina "roaming permanente".

Por eso, se ha establecido un "periodo ventana" de cuatro meses, suficientemente amplio para abarcar todo tipo de pequeñas estancias en el extranjero. Las operadoras comprobarán que los usuarios, en los últimos cuatro meses, no han utilizado su móvil más tiempo en otros territorios diferentes al país en el que contrataron su línea telefónica.

En los casos en los que se detecte que en los últimos cuatro meses el usuario ha utilizado más su móvil en el extranjero que en el país de origen, su operadora podrá pedirle explicaciones y solicitarle que demuestre que reside en el país o que tiene vínculos estables con ese Estado miembro.

El cliente tendrá un plazo de 14 días para ofrecer una respuesta a su compañía y justificar que se encuentra en otro país por una causa razonable, como, por ejemplo, un desplazamiento de empresa, estar matriculado en una universidad de ese país o estar disfrutando de una estancia Erasmus.

En estos casos, aunque se recomienda optar por una línea de teléfono local durante ese periodo, podría considerarse la situación como temporal y no incurrir en ningún tipo de penalización por parte de la operadora, sobre todo si se señala una fecha próxima de fin de la estancia.

Sin embargo, en los casos en los que el usuario no pueda justificar por qué utiliza más su línea móvil de contrato fuera de su país de origen que dentro, la operadora deberá iniciar un procedimiento de reclamación y podrá imponerle que sea él quien pague el precio mínimo establecido por la Comisión Europea.

OPERADORAS

El fin del 'roaming' afecta a todas las líneas móviles de contrato, no así a las de prepago. Cada operadora es libre de proporcionar a sus clientes precios más ventajosos para utilizar su móvil de prepago en el extranjero e incluso algunas han anunciado que eliminan este sobrecoste también para sus clientes de prepago.

La eliminación del sobrecoste sólo afecta a quienes utilicen su teléfono móvil en los países miembros de la Unión Europea.

Por ello, aquellos usuarios que quieran usar su teléfono móvil para realizar llamadas o navegar por Internet en otros países tendrán que afrontar el coste que imponga su operador.

Algunas compañías han decidido eliminar el 'roaming' también en otros territorios, pero cada una impone un criterio propio para establecer las tarifas que cobra en cada país, por lo que no pueden establecerse normas generales y es necesario consultar siempre con las compañías antes de utilizar el móvil en el extranjero.

Además de en los 28 países miembros de la UE, Movistar ofrecerá 'roaming' gratuito en Noruega, Islandia y Liechtenstein a partir de este 15 de junio.

Por su parte, Vodafone ya ofrece 'roaming' gratis en Estados Unidos, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Albania y Turquía.