El Congreso rechaza la "Ley Sinde"

El PSOE se queda solo en la votación que pretendía cerrar páginas web

Con 18 votos a favor de la "ley Sinde" del PSOE y 20 en contra

El Gobierno había conseguido que la votación se retrasara hasta en tres ocasiones

nacional

| 21.12.2010 - 15:07 h

Ignacio Calzada

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Comisión de Economía y Hacienda del Congreso ha rechazado la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible, que permitiría cerrar páginas web por vulnerar derechos de propiedad intelectual, conocida como "Ley Sinde". El PSOE no ha encontrado apoyos entre los distintos grupos parlamentarios para aprobar el texto, que ha desaparecido del proyecto.

Más de ocho horas después de ser debatida en la comisión de Economía del Congreso, la disposición final segunda de la Ley de Economía Sostenible, también conocida como ley Sinde, ha sido rechazada con los votos de PP, CiU, PNV, CC y ERC-IU-ICV tras aplazarse la votación hasta en tres ocasiones.

Una vez concluida la votación, con 18 votos a favor de la "ley Sinde" del PSOE y 20 en contra del resto de grupos, varios diputados se arrancaron a aplaudir por el resultado, en el que finalmente no hubo sorpresas de última hora, a pesar de las negociaciones de los socialistas por salvar la normativa.

UNA CHAPUZA PROPIA DE PEPE GOTERA Y OTILIO

Los argumentos esgrimidos por todos los grupos parlamentarios, salvo el PSOE, transitaron desde las dudas sobre la constitucionalidad del texto, en el caso de CC, PP y ERC-IU-ICV, hasta considerar la disposición "una chapuza propia de Pepe Gotera y Otilio", como aseguró el portavoz de ERC Joan Ridao, o "la ley de la patada al módem", como expresó la diputada de ICV Nuria Buenaventura.

Ridao señaló que la medida era "poco eficiente, porque no se pueden poner puertas al campo y no se puede suplantar a la justicia ordinaria", al tiempo que el portavoz de CiU, Josep Sánchez Llibre, supeditó su apoyo a la disposición, a la que no habían presentado enmiendas, a alcanzar un acuerdo con el PSOE en otros aspectos de la Ley de Economía Sostenible, un pacto que no fue posible.

Mientras se discutía la ley, la polémica se calentaba desde primera hora de la mañana en redes sociales, blogs y foros. Las protestas alcanzaron la página del Congreso de los Diputados, que permaneció bloqueada durante todo el día debido a ataques masivos de cibernautas.

LUCHA CONTRA LA LEY SINDE EN INTERNET

Frente a las manifestaciones de apoyo a la "ley Sinde", internet ha experimentado una cascada de comentarios en redes sociales, blogs y foros en contra de la norma, hasta el punto de que se convirtió en "trending topic" del día en Twitter.

Más de 5.000 internautas se han sumado en las últimas 24 horas al manifiesto de Facua-Consumidores en Acción, cuyo manifiesto "Si es legal, es legal" supera las 35.000 firmas que defienden que la ley está realizada "al dictado de la multinacionales que dominan la industria cultural y del Gobierno de EEUU".

Tras la votación, la red ser convirtió en escenario de celebraciones por parte de los internautas frente a los creadores, consternados al no aprobarse la normativa contra la piratería.

DE LA IGLESIA: LOS BENEFICIARIOS SERÁN LAS COMPAÑÍAS TELEFÓNICAS"

Durante las horas previas a la votación se sucedieron las reacciones sobre el presumible rechazo de la ley antidescargas, entre ellas la del presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, que advirtió en declaraciones a Efe de que si se rechazaba la ley Sinde, "las principales beneficiarias serán las compañías telefónicas y no los usuarios".

"Los políticos tienen que solucionar problemas y éste es un problema", aseguró el realizador, mientras que el cantante Alejandro Sanz se mostraba más contundente al afirmar en su Twitter: "Qué cobardes e hipócritas los políticos españoles que no van a votar la ley Sinde de protección a la propiedad intelectual". Asimismo, las páginas de las distribuidoras de cine Alta Films, Emon o Karma apagaron sus webs como protesta.