La ministra de Cultura pide comparecer en el Congreso para explicar el tema de la SGAE

El PP pedía al Gobierno una "investigación paralela" en la SGAE

Marcelino Iglesias critica las difamaciones del PP y sus juicios temerarios

economia

| 04.07.2011 - 12:40 h
REDACCIÓN

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, ha pedido comparecer en el Congreso para "explicar la política de su departamento y, en concreto, de las sociedades de gestión", han informado fuentes del Ministerio. González-Sinde ha presentado la solicitud en el Congreso, que deberá fijar la fecha para la comparecencia. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha pedido este lunes al Gobierno que abra una "investigación paralela" en relación con la Sociedad General de Autores (SGAE) para saber "dónde han fallado los controles, la inspección y la tutela" que debe ejercer el Ministerio de Cultura para que ahora se esté ante este "escándalo de proporciones tan enormes".

La solicitud de Cultura se produce a raíz de la investigación de un posible desvío de fondos en la SGAE que llevó a la detención, el pasado viernes, de nueve personas, entre ellas el presidente del Consejo de Dirección de la institución, Teddy Bautista.

Bautista quedó ayer en libertad sin fianza e imputado de un delito de apropiación indebida, otro de administración fraudulenta y un tercero societario.

El pasado viernes, tras la detención del máximo responsable de la SGAE, el Ministerio de Cultura aseguró que no es competente para controlar y fiscalizar las actividades de entidades de gestión, una labor que corresponde a las comunidades autónomas, según una sentencia del Tribunal Constitucional de 1997.

Por su parte, González-Sinde pidió "respeto" por la investigación que sigue la Audiencia Nacional y agregó que lo principal es que se "esclarezcan los hechos".

COSPEDAL RECLAMABA UNA EXPLICACIÓN DE CULTURA

En una rueda de prensa en la sede nacional del PP, Cospedal ha indicado que, con independencia del principio de presunción de inocencia de los implicados que "a todo el mundo le gusta que se le aplique", es necesario que el Ejecutivo socialista ofrezca explicaciones sobre este caso, que afecta a la cúpula de la SGAE. "Lo que está claro es que el Gobierno debe dar una explicación acerca de las funciones de control, tutela o inspección que ha realizado durante todos estos años en relación con la Sociedad General de Autores (SGAE)", ha dicho, para quejarse de que "aún" no haya escuchado explicaciones del Ejecutivo.

Cospedal ha explicado que el PP "respeta" el proceso judicial que está en curso pero ha insistido en que sería "deseable" que el Ministerio de Cultura realizara "una investigación paralela", hasta donde puedan llegar sus competencias, con el fin de "saber dónde han fallado los controles, la inspección y la tutela" que deje ejercer el Departamento que dirige Angeles González-Sinde.

"Lo pedimos y está dentro de la responsabilidad del Ministerio de Cultura realizar esta investigación para saber dónde han fallado los controles y, en su caso, depurar las responsabilidades políticas que correspondan", ha reiterado.

MARCELINO IGLESIAS NIEGA QUE EL GOBIERNO TENGA VINCULACIÓN ALGUNA CON EL ESCÁNDALO

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, ha negado que el Gobierno o su presidente tengan vinculación alguna con la SGAE, investigada por la Justicia.

En rueda de prensa posterior tras la reunión de la Comisión Ejecutiva federal, Iglesias se ha referido a las insinuaciones de este fin de semana del secretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, quien dijo que Zapatero es "amigo íntimo" de los imputados en la investigación abierta a la SGAE.

Iglesias ha recordado que la SGAE es una sociedad independiente, que está sometida a los controles que marca la ley, y ha negado que el Gobierno, "y mucho menos el presidente", tengan vinculación alguna con ella.

Ha lamentado "muchísimo", en este sentido, las declaraciones de González Pons, al que ha acusado de dedicarse "a ensuciar la vida política" española todos los fines de semana "con mentiras, con maledicencias, con difamaciones, con falsos testimonios, con juicios temerarios". A su juicio, esa actitud "deja mucho que desear de un partido que aspira a gobernar".