El mayor sindicato portugués convoca una huelga general el 22 de marzo

Es la segunda protesta en cuatro meses contra las medidas adoptadas en Portugal ante la grave crisis económica que sufre el país

economia

| 16.02.2012 - 20:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El mayor sindicato portugués, la CGTP de tendencia comunista, anunció hoy la convocatoria de una huelga general el próximo 22 de marzo a la que no se ha sumado la otra gran central lusa, la UGT, de línea socialista.

La protesta, la segunda en cuatro meses contra las medidas adoptadas en Portugal ante la grave crisis económica que sufre el país, fue anunciada por Armenio Carlos, que asumió hace unas semanas la secretaría general de la CGTP (Confederación General de Trabajadores de Portugal).

Pocas horas antes de la convocatoria de la huelga, las autoridades lusas informaron de que, al concluir 2011, el desempleo alcanzó un nivel récord del 14 %, una tasa que despertó de inmediato reacciones de preocupación tanto en el Gobierno conservador como entre la oposición socialista y la izquierda marxista.

La huelga del 22 de marzo se ha convocado contra el "agravamiento" de la legislación laboral que suponen las reformas aplicadas por el Ejecutivo para liberalizar el mercado laboral y simplificar y abaratar el despido.

Los conservadores lusos, que ganaron con mayoría absoluta las elecciones anticipadas de junio pasado, han adoptado severas medidas de austeridad y recortes del gasto público para sanear la economía y cumplir las exigencias del rescate financiero internacional que recibió Portugal en mayo pasado.

Los dirigentes de la UGT (Unión General de Trabajadores), que sí se sumaron a la huelga general del pasado 24 de noviembre y a la que se celebró exactamente un año antes, anunciaron hoy que esta vez no la secundarán por considerar que es una huelga de protesta sin objetivos definidos.