El Ibex se desploma un 2,2% tras el rescate a Chipre, con la prima en 370 puntos

De Guindos: Chipre es un caso "único" y los depositantes españoles pueden estar "tranquilos"

De Guindos dice que los depósitos por debajo de 100.000 euros son "sagrados"

economia

| 19.03.2013 - 19:09 h
REDACCIÓN

La incertidumbre que ha generado en los mercados el rescate a Chipre ha llevado al Ibex 35 a desplomarse un 2,2%, por debajo de la cota psicológica de los 8.400 enteros, lastrado principalmente por la banca. La prima de riesgo se situaba en 370 puntos básicos con una rentabilidad del 5,051%. La buena subasta del Tesoro no ha logrado salvar la situación del parqué madrileño, que ha ampliado sus pérdidas conforme ha ido avanzando la sesión. De este modo, ha terminado la jornada en los 8.321 puntos frente a los 8.488,6 enteros de la apertura.

Si bien la situación de Chipre ha afectado a las principales plazas europeas, el Ibex 35 ha sido el selectivo que más ha acusado el golpe. Así, París se ha dejado un 1,37%, Francfort un 0,88% y Londres un 0,43%, mitigando un poco el golpe.

Las mayores caídas las sufrieron las entidades bancarias, lideradas por Banco Popular que se dejó un 6%. A continuación se situaron CaixaBank (-5,9%), Banco Sabadell (-5,2%), BBVA, (-4,8%), Santander (-3,6%) y Bankinter (-3,45%).

Fuera del sector bancario, los mayores descensos fueron los de Sacyr y ArcelorMittal, que cayeron un 5,7% y un 3,7%, respectivamente.

Sólo cuatro valores acabaron la jornada en positivo, encabezados por Viscofan que repuntó un 1%. También lograron acabar en verde Amadeus (0,2%), Red Eléctrica (0,1%) y Acciona (0,02%).

Entre los principales valores, Inditex se dejó un 1,3%, Telefónica perdió un 0,3%, Iberdrola cayó un 1,7% y Repsol sufrió un descenso del 1,8%.

En el mercado de divisas, el euro perdía la cota de los 1,29 dólares y se situaba en niveles que no alcanzaba desde el pasado mes de noviembre, arrastrado por la incertidumbre que rodea al rescate de Chipre, que contempla una quita a la depósitos.

DE GUINDOS: CIPRE ES UN CASO UNICO, LOS ESPAÑOLES PUEDEN ESTAR TRANQUILOS

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha recalcado que la situación de Chipre es "especial y única" por la sobredimensión de su sistema bancario en relación al tamaño de su economía, por lo que la decisión del eurogrupo de poner en marcha una quita sobre los depósitos de más de 100.000 euros para garantizar la devolución de las ayudas europeas también los es. Así lo ha indicado en declaraciones a los medios en los pasillos del Senado, donde ha asegurado que, "por tanto, los depositantes españoles tienen que estar absolutamente tranquilos de que más allá de una situación concreta y única, que es la de Chipre, todos los depósitos de menos de 100.000 euros están perfectamente garantizados en Chipre, en España y en el conjunto de la UE".

Preguntado sobre si está justificado realizar quitas en Chipre sobre los depósitos superiores a esa cuantía, De Guindos ha vuelto a explicar que el caso de este país es "particular". "La solución del eurogrupo también tenía en cuenta esta situación y no es en absoluto generalizable para el resto de la UE", ha insistido. "Lo que se ha hecho es un reparto de la carga", se ha limitado a decir, para añadir: "Las decisiones, como comprenderán (a los medios), no les voy a comentar como se toman". "A partir de ahí, Chipre necesita un rescate y es fundamental que su Parlamento tome una decisión al respecto". Así, ha defendido que se trata de una economía pequeña, pero con un sector bancario cuyo balance es más de siete veces el PIB chipriota, mientras que España es menos de la mitad en términos relativos.

Además, ha argumentado que Chipre tiene un volumen muy elevado de depósitos de no residentes sobre el total y una regulación que "no es la más avanzada en términos de lucha contra el blanqueo de capitales".

En esa circunstancia, ha explicado que el planteamiento de la UE ha sido desde el inicio que si los bancos chipriotas necesitan 17.000 millones, de los que 10.000 procederán del MEDE, su sistema financiero debía aportar 5.800 millones de euros.

Si bien, pasando por alto que la UE aceptó el pasado sábado quitas también para los depósitos de menos de 100.000 euros, De Guindos se ha remitido al comunicado del eurogrupo de este lunes, en el que éstos quedaban finalmente fuera de la quita, mientras que se dejaba margen al Parlamento chipriota para establecer los tipos del impuesto (quita) que se aplicará al resto de los depósitos.

Dicho esto, De Guindos ha sostenido que la defensa de los pequeños ahorradores "es la posición que siempre ha defendido España, y ayer especialmente", porque, de acuerdo con la normativa europea, los depósitos inferiores a 100.000 euros "son sagrados". Más aún, ha asegurado que en la decisión final del eurogrupo han influido tanto el presidente del BCE, Mario Draghi, como "el ministro de Economía español".

Preguntado por si España podría enfrentarse a una nueva oleada de turbulencias en los mercados, De Guindos ha señalado que "en absoluto", al tiempo que se ha mostrado convencido de que "más allá de las posibles turbulencias", los fundamentales de la economía son los que "van a regir los comportamientos de los mercados".

Por último, preguntado por la posibilidad de que Chipre salga finalmente del euro, De Guindos ha señalado que "no, es una posibilidad absolutamente extrema". "Estoy convencido de que al final se tomará una decisión adecuada en la que haya una distribución de los esfuerzos", ha recalcado.