El Ibex pierde un 0,41% y la prima cierra su peor semana en 536 puntos

El selectivo mantiene con apuros la cota de los 6.000

(archivo)

economia

| 01.06.2012 - 17:54 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Ibex 35 ha resistido la cota psicológica de los 6.000 puntos en la que ha sido su peor semana del año, que ha cerrado con una caída del 7,3%. En la sesión de este viernes se dejó un leve 0,41% pese a los recortes del 3,2% en Francfort y del 2,1% en París, y con la prima de riesgo instalada en zona de máximos, en los 534 puntos básicos.

Los 'pesos pesados' mantuvieron las ganancias, si bien los fuertes recortes en FCC (-6,75%), DIA (-4,35%) y Acciona (-3,39%) llevaron al selectivo al lado de las pérdidas, que se estableció en los 6.065 enteros. Sacyr lideró los avances, con un repunte del 3,03%.

Los inversores volvieron a penalizar los títulos de Bankia, que se dejó un 2,21% y el precio de su acción se acercaba al euro, frente a los 3,75 euros que marcó en su salto al parqué.

LA PRIMA CIERRA EN 536 PUNTOS

La prima de riesgo española -que mide el diferencial entre la rentabilidad del bono alemán y el nacional- ha cerrado hoy su peor semana desde la entrada en el euro en 536 puntos básicos, igual que ayer.

Cerraba hoy plana su quinto día consecutivo por encima de 500 puntos básicos, a pesar de que durante la mañana se disparaba a un nuevo máximo desde la entrada en el euro al alcanzar 547,9 puntos.

Parte de este repunte se debe al desplome de la rentabilidad de los bonos alemanes, que funcionan como referencia y que marcaban al cierre de hoy el 1,17 % de rentabilidad, un nuevo mínimo histórico.

La rentabilidad de la deuda española a diez años, por su parte, bajaba al 6,53 % -tres centésimas menos que ayer- mientras persisten las dudas sobre el sector financiero español y a pesar de los continuos intentos del Gobierno por calmar la situación.