El IBEX 35 suma una nueva caída, del 1,72 % y baja a niveles de diciembre

La prima de riesgo ha subido a 139 puntos básicos

El miedo a una nueva recesión mundial vuelve a castigar a los mercados

Segunda sesión consecutiva de importantes descensos

economia

| 16.10.2014 - 11:28 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Bolsa española ha logrado reducir las fortísimas perdidas que ha registrado durante la sesión, de más del 4 %, pese a lo que ha cerrado la jornada con una caída del 1,72 %, hasta situarse en 9.669,70 puntos, niveles de diciembre, afectada por la incertidumbre económica mundial y Grecia.

En esta segunda sesión consecutiva de importantes descensos, en la que la prima de riesgo ha subido a 139 puntos básicos, el principal selectivo nacional, el IBEX 35, se ha dejado 168,80 puntos, el 1,72 %, hasta 9.669,70 puntos.

La Bolsa española entró en pérdidas anuales ayer, y hoy estas ya se elevan al 2,49 %.

Tras el importante desplome sufrido ayer, cuando el mercado nacional bajó el 3,59 %, la Bolsa española rebotaba en la apertura de hoy.

Un alza de casi el 1 %, que situaba al IBEX 35 de nuevo por encima de 9.900 puntos.

No obstante, la tregua del mercado ha sido fugaz, ya que apenas cuarenta minutos después de la apertura, el IBEX 35 se daba la vuelta y bajaba casi el 2 %.

De esta manera, el mercado nacional batía mínimos anuales intradía (9.654,80) marcados el 4 de febrero.

Una caída que se ampliaba a mediodía hasta el 3,47 % y situaba el índice en su nivel más bajo desde diciembre de 2013.

En esos momentos, la prima de riesgo nacional se elevaba a 166 puntos básicos, su nivel más alto desde comienzos de mayo, con el rendimiento del bono a diez años en el 2,378 %.

Los analistas han explicado que al miedo que se mantiene en el mercado a una nueva recesión en Europa se unía la subasta en España, menos positiva que en otras ocasiones, ya que el Tesoro ha colocado bonos en una cantidad por debajo de sus previsiones.

En concreto, España ha captado 3.203 millones en obligaciones a diez y quince años y ha tenido que elevar al 2,227 % el interés marginal de su deuda a 10 años.

El objetivo de emisión de hoy estaba entre 2.500 y 3.500 millones de euros.

Hoy también se ha conocido que la inflación interanual en la zona del euro se situó en el 0,3 % en septiembre, una décima menos frente al mes anterior, lo que supone el nivel más bajo desde 2009.

A pesar de todo, la Bolsa española ha conseguido reducir sus pérdidas al cierre de la sesión -que se han llegado a elevar por encima del 4 %- y terminar con una caída menos abultada.

GRAN VOLATILIDAD

En esta sesión de gran volatilidad y en la que el petróleo sigue cayendo, todos los grandes valores del IBEX 35 han registrado pérdidas; Telefónica, del 3,18 %; Iberdrola, del 1,91 %; Santander, del 1,87 %; BBVA, del 1,73 %; Repsol, del 1,69 %, e Inditex, del 0,87 %.

FCC ha sido la compañía más bajista del IBEX 35 al caer el 4,93 %, a la espera de un acuerdo definitivo entre Esther Koplowitz y sus bancos acreedores.

En el lado de las ganancias ha destacado Abengoa (6,07 %).

En el mercado continuo, el valor que más ha bajado ha sido GAM, el 11,76 %, y el que más ha subido Abengoa. La Bolsa española ha negociado hoy más de 6.600 millones de euros.

EL MIEDO A UNA NUEVA RECESIÓN MUNDIAL VUELVE A CASTIGAR A LOS MERCADOS

El miedo de los inversores a que se desencadene una nueva recesión a nivel mundial ha vuelto a sacudir, por segundo día consecutivo, a los mercados, que no obstante, aunque han registrado pérdidas generalizadas, han conseguido suavizarlas al final de la sesión.

Incluso, la bolsa de Fráncfort ha logrado cerrar con una leve revalorización del 0,13 %.

En el caso de Lisboa, su bolsa ha sido la que más se ha dejado en la sesión bursátil, el 3,21 %; afectada también por la presentación de unos Presupuestos del Estado para 2015 que calculan un déficit del 2,7 % el próximo año, dos décimas por encima del exigido por Bruselas, el 2,5 %.

Al mercado de Lisboa le ha seguido el de Madrid, que se ha dejado el 1,72 %; mientras que Milán lo ha hecho el 1,21 %; París, el 0,54 % y Londres, el 0,25 %.

No obstante, durante la sesión, alguna plaza como la de Madrid o la italiana han llegado a perder más del 4 %, sobrepasando incluso los mínimos anuales.

Después de la jornada de pánico que se vivió ayer ante la posibilidad de que Grecia abandonara el programa de ayuda financiera europea este año, y de nuevo, atentos a los datos macroeconómicos europeos, los mercados han vuelto a verse hoy castigados, aunque han comenzado con ganancias.

Alzas que duraban poco, ya que pocos minutos después de la apertura, las principales plazas europeas se daban la vuelta y volvían a cotizar en negativo.

Tras registrar importantes pérdidas, la publicación de algunos datos positivos en Estados Unidos relativos al mercado laboral o de producción industrial, además de las declaraciones de un miembro de la Reserva Federal (Fed), que propuso prolongar el programa de compra de deuda cuyo fin estaba previsto para finales de octubre, ayudaron a suavizar las pérdidas.

Wall Street, por su parte, se decantaba por las pérdidas siguiendo la tendencia de Europa.

La incertidumbre de los analistas, centrada también en Grecia, provocaba que la deuda griega se viera castigada, y que los inversores se decantaran por el valor más seguro, que es el bono alemán, lo que provocaba el alza de todas las primas de riesgo.

A ello se unían dos subastas de deuda, la de España y la de Francia, que han colocado por debajo de sus objetivos de emisión, según los analistas.

De esta manera, las primas de riesgo de los países europeos, sobre todo, de los países periféricos se disparaban.

No obstante, como ha pasado con el mercado de renta variable, el de deuda ha conseguido minimizar las alzas, por lo que la prima de riesgo de España ha cerrado en 140 puntos básicos (ha llegado a tocar 169); la de Italia, que comenzó la sesión en 167 puntos básicos, ha subido a 175; y la de Portugal, que amaneció en 249, ha terminado en 265.

Por último, la más perjudicada ha sido la prima de riesgo de Grecia, ya que después de que el rendimiento del bono griego a diez años haya subido al 8,962 %, el riesgo país ha rebotado hasta los 814 puntos básicos.

Tras el alza de las primas de riesgo, el euro ha caído hoy, y ello como consecuencia de que se reavive la crisis de endeudamiento soberano.

Así, el euro se cambiaba a 1,28 dólares, frente a los 1,27 dólares en las últimas horas de la jornada anterior.

El barril del crudo Brent, de referencia en Europa, ha mantenido hoy su tendencia bajista.