El hombre más rico de china busca empresas españolas para llevarlas a su país

El magnate chino Zong Qinghou prentende implantar franquicias españolas en 50 centros comerciales de China

economia

| 20.06.2012 - 17:48 h

Javier de la Fuente | twitter.com/JAVIERDELAFUENT

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Zong Qinghou fundó Wahaha group en 1987 con tres trabajadores. Está multinacional del sector de las bebidas emplea hoy a más de 30.000 personas y su fundador está considerado por la revista Forbes como el hombre más rico de China. Con estas credenciales se ha presentado el señor Zong en Madrid. Ha aterrizado en la capital para reunirse con 50 empresas españolas deseosas de abastecer a un mercado de 1.340 millones de habitantes. Telemadrid ha sido el primer medio de comunicación europeo en entrevistarle.

El señor Zong pretende convertir Wahaha Group en un gigante del mercado minorista chino. Un país que se ha convertido en el mayor importador y consumidor de vino del mundo, acapara una cuota de mercado del 50 por ciento. Es el mayor consumidor también de productos de lujo y de consumo cotidiano: sus habitantes se beben una de cada cuatro cervezas, poseen un cuarto de los móviles, uno de cada cinco coches y uno de cada cinco PC.

Los chinos adoran la calidad de los productos europeos. El señor Zong busca en España franquicias relacionadas con el vino, aceite, calzado, marroquinería, cosmética y productos infantiles. Se entrevistará con pymes de Madrid y Barcelona y continuará su periplo por Francia, Italia e Inglaterra. Prevé invertir en un año 780 millones de euros y 7.800 millones de euros en tres. Para entrar en el sector minorista, Wahaha tiene previsto abrir en septiembre en la ciudad de Hangzhou un centro comercial al que, en caso de que sea un éxito, le seguirán otros 50 en dos años por todo el país. Zong invita a las compañías europeas a vender sus productos en dichos centros comerciales, pero también en tiendas a pie de calle que se sirvan de la red de distribución de Wahaha, que cuenta con 8.000 distribuidores por todo el país.

Como primer paso, el empresario ofrece a las empresas europeas interesadas en vender sus productos en China mostrarlos en una feria que se celebrará en noviembre en Hangzhou, en la que participarán 15.000 distribuidores y 80 delegaciones regionales, con el objetivo de testar su aceptación entre los usuarios chinos. Para las compañías, el coste de participar en este feria ascenderá a poco más del precio de los billetes de avión, ha destacado Zong, quien ha recordado que a los consumidores chinos les "encanta" todo lo referente a Europa.