El Gobierno subirá los impuestos de Sociedades, alcohol, tabaco y refrescos azucarados

El sector de los refrescos recibe con sorpresa el anuncio y considera que perjudicará al consumo

Limitará el pago en efectivo a 1.000 com o medida antifraude

economia

| 01.12.2016 - 11:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Gobierno subirá los impuestos de Sociedades, alcohol, tabaco y refrescos azucarados, una medida que aprobará el Consejo de Ministros mañana viernes. El Gobierno pone el ojo en las bebidas azucaradas con este nuevo impuesto con el objetivo de ayudarnos a cumplir con el déficit impuesto por Bruselas para el próximo año. El sector de los refrescos ha recibido con sorpresa la noticia de un impuesto que grave este tipo de bebidas de alto contenido en azúcar. Consideran que perjudicará al consumo.

El Ejecutivo también prevé aumentar la recaudación con la subida de los impuestos especiales que afectan a algunos alcoholes y al tabaco, entre otras medidas. El Gobierno prevé aprobar el paquete de medidas que enviará a Bruselas para cumplir con el objetivo de déficit del 3,1 por ciento para 2017. Estas supondrán un incremento en la recaudación de entre 7.000 y 8.000 millones de euros.

Además, se incluirán algunas propuestas de ahorro como la anunciada por el Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien prevé implantar un nuevo plan de impulso y transformación de la Administración Pública para 2017-2019, que implicará un ahorro de 900 millones de euros durante el próximo año

"Necesitamos recaudar más, pero de la manera más neutra posible para que continúe el crecimiento y la creación de empleo", ha apuntado el titular de Hacienda a la salida de la reunión de la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), presidida por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría.

Montoro ha señalado, además, que no habrá una subida de impuestos "ni al consumidor, ni a las familias, ni a los autónomos, ni a las pymes".

Entre estas medidas estará la supresión de deducciones en el Impuesto sobre Sociedades y un plan de lucha contra el fraude fiscal, que incluya prohibir pagos en efectivo superiores a los 1.000 euros (hasrta ahora era de 2.500) limitar los aplazamientos en el pago de impuestos de las grandes empresas y obligará a estas a comunicar a Hacienda las facturas de IVA que emitan diariamente.

Además de este paquete de medidas, el Consejo de Ministros del viernes dará también el visto bueno al techo de gasto para el próximo año, que rondará los 118.000 millones de euros, así como al objetivo de déficit para los ejercicios 2017, 2018 y 2019.