El Gobierno promoverá el arbitraje en las preferentes de Bankia

economia

| 18.12.2012 - 11:54 h
REDACCIÓN

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado hoy en el Congreso que la intención del Gobierno es articular un procedimiento de arbitraje para los tenedores de preferentes y deuda subordinada de Bankia. El arbitraje, ha explicado el ministro en su comparecencia en la Comisión de Economía, se aplicará en los casos "más flagrantes" en los que pueda haber habido "mala praxis" en la comercialización.

También en aquellos casos en los que haya "circunstancias personales en las que el consumidor no estaba en condición de entender el producto", ha añadido el ministro.

De esa forma, el cliente encuentra un nuevo canal para la resolución de conflictos con las entidades que comercializaron productos complejos.

Novagalicia y CatalunyaBanc ya han recurrido al arbitraje para abrir la posibilidad de que sus clientes recuperen la mayor parte posible de su inversión y De Guindos ha justificado que esa práctica debe ser extensible a Bankia porque el Gobierno es "consciente de la problemática" de las participaciones preferentes.

El titular de Economía ha recordado que de media los inversores de productos híbridos como las participaciones preferentes o la deuda subordinada de las entidades en manos del Estado recuperarán el 60 % de su inversión, por encima que su valor de mercado.

No obstante, el arbitraje podría facilitar que algunos clientes recuperen una parte mayor de su inversión, una posibilidad que hasta ahora parecía cerrada por las condiciones impuestas por los socios europeos al conceder la ayuda a la banca española.

2.000 MILLONES PARA LA BANCA

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha ampliado hasta 2.000 millones la ayuda europea que, al margen de las entidades españolas ya nacionalizadas, pueden requerir las que tienen déficit de capital y no pueden cubrirlo por sí mismas. Recientemente, De Guindos había dicho que bastarían con 1.500 millones para el conjunto de esas entidades, entre las que se encuentran BMN, España-Duero (CEISS), Caja 3 y Liberbank.

Sin embargo, hoy en su comparecencia a petición propia en la Comisión de Economía del Congreso, el ministro ha ampliado esa cifra y ha dado una horquilla que va desde los citados 1.500 a 2.000 millones y que se concretará en breve.

El mayor o menor éxito de la venta de activos por parte de las entidades o el impacto del traspaso al "banco malo" serán determinantes para fijar la cifra final, que incluirá la partida con la que el Estado se hará con una participación significativa en BMN y el banco fruto de la fusión de Caja España-Duero.

"EL CRÉDITO DEBE VOLVER A FLUIR PARA QUIENES SE LO MERECEN, NO PARA LOS INMOBILIARIOS"

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, se mostró hoy contundente y aseguró que el crédito volverá a fluir en España pero "para quienes se lo merecen".

De Guindos afirmó que la financiación va a llegar a pymes y empresas, "pero para los inmobiliarios o los promotores".

"Estamos convencidos de que el crédito a las pymes va a crecer, pero el requisito es que haya entidades solventes", aseveró el titular de Economía.

Por ello, el ministro de Economía se remitió al "esfuerzo" que va a realizar el Instituto de Crédito Oficial (ICO) el próximo año a través de líneas de mediación para las pymes. "Un tema que va a pelear este Gobierno hasta el final es que no se produzca falta de crédito a las pymes por parte de las entidades que están controladas por el Frob", indicó De Guindos.