El Gobierno insiste en que cumplirá "con comodidad" el objetivo de déficit

Descarta el rescate de España y pide "más Europa" para reducir las tensiones en los mercados

economia

| 18.11.2011 - 17:49 h
REDACCIÓN

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha insistido hoy en que en 2011 se cumplirá "con comodidad" el objetivo de reducción del déficit público al 6 % del PIB, al tiempo que ha reiterado que la petición de un rescate financiero está "fuera de toda consideración". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Salgado ha hecho hincapié en que hay margen suficiente para que no se produzca ninguna desviación del déficit comprometido.

A este respecto, ha concretado que el importe total de los intereses de la deuda que pagará el Estado este año será entre 3.200 y 3.400 millones de euros, inferior a los 27.000 millones inicialmente presupuestados por el Tesoro.

A ese margen se suma el que darán las medidas extraordinarias aprobadas en agosto, entre las que se incluyó el incremento de los pagos que adelantan las empresas a cuenta del impuesto de sociedades.

Asimismo, ha recordado que las comunidades autónomas que habían registrado desviaciones presupuestarias hasta el segundo trimestre del año presentaron planes con medidas correctivas, que -ha dicho- ya están dando resultados.

En su opinión, el que los datos de contabilidad nacional del tercer trimestre reflejen una reducción del gasto final de las administraciones públicas "permite avanzar" que las autonomías están subsanando las desviaciones, aunque habrá que esperar a conocer los datos de ejecución presupuestaria.

DESCARTA EL RESCATE DE ESPAÑA U PIDE "MÁS EUROPA" PAAR NO TENER QUE RECURRIR AL BCE

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que las tensiones en los mercados de deuda, que dispararon el jueves la prima de riesgo de España por encima de los 500 puntos básicos, están teniendo un impacto "marginal" sobre la capacidad de financiación de la economía española y ha dicho que el rescate "no está ni en la imaginación" del Gobierno.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Salgado, ha pedido que se valore el impacto de las tensiones "en su justa medida" y ha asegurado que "bastante más de la mitad" del repunte del riesgo país se debe a la bajada de los tipos de interés del bono a 10 años alemán por su papel de valor refugio. Por tanto, "no hay preocupación sobre nuestra capacidad de financiación en los mercados", ha subrayado.

Además, Salgado ha asegurado que la prima de riesgo española "en ningún momento ha estado por encima de la italiana" a lo largo de esta mañana, y que el fuerte repunte registrado al inicio de la jornada obedeció básicamente a una "cuestión técnica artificial" y no a razones de mercado, al cambiar el bono español de referencia en la comparación con el alemán.

En la misma línea, la ministra de Economía y Hacienda ha asegurado que la subida del tipo de interés en la subasta de obligaciones de ayer hasta el 7% "no está justificada" por los fundamentales de la economía española, y ha dicho que el coste medio de financiación de España sigue siendo inferior al 4% del PIB, ligeramente por encima de los mínimos históricos.

Para acabar de rematar este mensaje tranquilizador, Salgado explicó que España ya ha emitido el 89% de la deuda a largo plazo prevista para este año, por lo que los costes de este incremento de la rentabilidad "hay que pagarlos para una pequeña porción de las emisiones", y añadió que la deuda pública española "sigue estando y va a seguir estando más de 20 puntos porcentuales por debajo de la media de la eurozona".

Salgado sostuvo que hay razones para tener "tranquilidad" en estos momentos, pero demandó "más Europa" para poner en marcha los acuerdos alcanzados en el mes de octubre y disponer de un "instrumento definitivo" que permita disipar las tensiones en los mercados "lo antes posible" para poder dejar de recurrir al BCE.

"Confío en el buen criterio del BCE y en que hará todo lo posible para garantizar la estabilidad de nuestra moneda", apostilló.

Al mismo tiempo, apostó por que cada país haga los deberes e implemente las reformas estructurales necesarias, cumpliendo al mismo tiempo la senda de reducción del déficit marcada por Bruselas.

En el caso de España, Salgado aseguró que las reformas estructurales puestas en marcha "están teniendo efecto", de forma que la economía española "está cambiando".

Por último, Salgado aseguró que "la actuación más importante que habrá que adoptar en los próximos meses será la elaboración de los Presupuestos para 2012" y dejó claro que "esa elaboración corresponderá ya al Gobierno que salga de las urnas el 20N".