El FROB tiene 14 días para decidir si rescata o liquida el Banco Madrid

El banco tiene 15.000 clientes, de todo tipo, con 674 millones de euros en depósitos

Los depósitos están asegurados hasta los 100.000 euros

Miguel Ángel Flores, Carlos Puyol y Juan Cotino, ex presidente de las Cortes valencianas, entre los clientes

Sospechas en Banco Madrid sobre el "soplo" de algunos gestores a sus clientes

economia

| 17.03.2015 - 15:10 h
REDACCIÓN

La situación de emergencia que vive el Banco Madrid, con sus fondos bloqueados, los depósitos congelados y la operativa suspendida, podría alargarse algo más de lo inicialmente previsto porque el FROB, el fondo de rescate, tiene 14 días para aclarar si quiere rescatar o liquidar él mismo la entidad.

Los nuevos administradores del Banco Madrid, designados por el Banco de España, solicitaron ayer el concurso de acreedores de la entidad tras la fuga de depósitos de los últimos días.

Pero hoy, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Madrid ha dictado un auto en el que, antes de tomar un decisión, insta al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a aclarar si quiere rescatar o liquidar la entidad.

Mientras se resuelve esta incógnita, el Banco Madrid sigue sin prestar servicio a sus clientes, continúan las investigaciones, el volcado de datos para detectar las supuestas irregularidades y tanto la sociedad gestora como la compañía de servicios de inversión, Interdin, no pueden operar, lo que impide disponer de los fondos.

Designados los técnicos que irán a la gestora, la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Elvira Rodríguez, no ha querido concretar cuánto se prolongará la suspensión, aunque sí ha asegurado que "será el menor (tiempo) posible, pero el que haga falta".

Entre los clientes señalados de Banco Madrid figuran algunos tan conocidos como el ex futbolista del Real Madrid Roberto Carlos, cuya sicav (sociedad de inversión de capital variable) contaba con un patrimonio de 2,8 millones de euros a cierre de 2014, o el inversor de origen indio Ram Bhavnani, con 14,4 millones.

De momento, los fondos gestionados por Banco Madrid pero cuyas depositarias son otras entidades, como los de Liberbank o BMN, operan con normalidad y no están sujetos a esta suspensión.

Caso distinto es el de los depósitos, bloqueados desde ayer y con la única garantía de los 100.000 euros por cliente, lo que no quiere decir que no se pueda recuperar una cantidad mayor si finalmente la entidad se ve abocada a la liquidación.

En ese caso, la deuda pública en manos del Banco Madrid y el montante de las previsibles sanciones a la entidad serán claves, opinan los expertos.

Fuera de nuestras fronteras, la Comisión Europea (CE) sigue la situación del banco intervenido aunque, en la misma línea expresada ayer por el ministro de Economía, Luis de Guindos, considera que no creará "ningún problema" para la estabilidad del sistema financiero español.

Otra cosa es BPA por el importante peso del grupo en la economía de Andorra.

En clave nacional, el escándalo se ha convertido en un rifirrafe político porque el portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, cree que deben ser las personas con responsabilidades en el anterior Gobierno del PSOE, y que después se han incorporado como directivos a Banco de Madrid, los que den explicaciones tras la intervención.

Sin mencionarlos, Hernando se refería a Pedro Pérez, el que fuera presidente de Banco Madrid, director de supervisión del Banco de España y muy ligado a la agencia de valores Intermoney, de la que salieron altos cargos del Gobierno de Zapatero (2004-2011) como Carlos Arenillas -vicepresidente de la CNMV-, David Vegara -secretario de Estado de Economía- o Miguel Sebastián -ministro de Industria-.

Pero también pensaba en la ex directora general del Tesoro Soledad Núñez, consejera de Banco Madrid hasta hace días.

A pesar de estos vínculos, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha exigido hoy a la justicia y al Banco de España que actúen "hasta las últimas consecuencias" contra el Banco Madrid, "se llamen como se llamen sus responsables".

UPyD, formación que ha hecho de la denuncia de escándalos financieros marca de la casa, ha destacado que el caso ha puesto de relieve que "el Banco de España sigue sin funcionar", aunque lo cierto es que antes de que EEUU expresara sus dudas, el Sepblac, la unidad de inteligencia financiera española dependiente del Ministerio de Economía, ya estaba investigando a Banco Madrid.

Sin embargo, la historia salió a la luz hace una semana, cuando EEUU acusó a BPA, dueño de Banco Madrid, de blanquear dinero de clientes como el cártel del narcotráfico de Sinaloa (México); Gao Ping, supuesto cabecilla de una trama china; Andrei Petrov, presunto miembro de la mafia rusa, y la petrolera estatal venezolana PDVSA.

Todo ello disparó las alarmas sobre su filial en España, también conocida por ser la entidad en la que la familia del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol escondió parte de su fortuna.

SOSPECHAS DE SOPLO DE GESTORES A SUS CLIENTES

Por otra parte, el Banco Madrid vivió en los últimos días una espectacular fuga de depósitos y una retirada masiva de dinero de los fondos de inversión, una reacción que internamente se sospecha que estuvo motivada por las propias llamadas de algunos gestores a sus acaudalados clientes.

Según fuentes próximas a la entidad, tras la intervención el pasado martes de la filial del andorrano BPA por parte del Banco Madrid, se empezaron a recibir numerosas órdenes de clientes para recuperar sus ahorros y obtener liquidez de sus inversiones.

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, ha comentado hoy que sólo en fondos de inversión se sacaron unos 40 millones de euros, aunque ésta no es una cifra oficial y algunos elevan esa cantidad hasta el entorno de los 70 millones.

Además, habría que sumar los depósitos retirados por los clientes, cantidad que tuvo que ser lo suficientemente alta para que los nuevos gestores de Banco Madrid presentaran el concurso de acreedores voluntario de una entidad sin problemas de solvencia.

Las noticias de los últimos días sobre las implicaciones de BPA en el blanqueo de capitales del crimen organizado, unido a la denuncia presentada ante el fiscal por la unidad de inteligencia financiera española, el Sepblac, contra Banco Madrid habrían animado a los clientes de esta última entidad a retirar sus fondos.

Sin embargo, internamente se sospecha que hubo algo más que miedo y que muchos de los que recuperaron parte de su dinero en los últimos días lo hicieron tras ser avisados directamente por sus gestores de banca privada de la tormenta que se avecinaba.

Al fin y al cabo, resume una fuente financiera, para estos gestores es clave la relación con sus poderosos clientes porque es la mejor garantía de que en un futuro seguirán trabajando con ellos, aunque Banco Madrid desaparezca.

Y aunque no pudieran saber que los nuevos administradores del Banco de España solicitarían el concurso de acreedores, sí temían desde un primer momento que el grupo y su matriz BPA tendrán que hacer frente a una importante multa tras ser acusados por Estados Unidos de blanqueo de dinero del crimen organizado.