El FMI alerta de las crecientes necesidades de fondos en países afectados por el ébola

Protocolo Ébola

economia

| 30.10.2014 - 22:05 h
REDACCIÓN
Más sobre: FMISuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió de que "han empeorado" las perspectivas económicas para los países más afectados por ébola en África Occidental, por lo que se prevé que las necesidades de financiación sean "grandes" en 2015.

"Hay una gran incertidumbre sobre el volumen de las necesidades financieras, pero ciertamente 2015 va a ser un año desafiante", afirmó Gerry Rice, el portavoz del FMI, en su rueda de prensa quincenal.

Rice aseguró que las perspectivas para Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, los tres países más afectados por el brote de ébola, "han empeorado" debido a la continua lucha contra el virus en la región.

El FMI aprobó a comienzos de mes una ayuda financiera de emergencia de 130 millones de dólares para estos tres países, con el objetivo de ayudarles a estabilizar sus cuentas públicas y respaldar los esfuerzos sanitarios para contener el brote de ébola.

No obstante, el portavoz recalcó que "si el brote se prolonga más o se extiende a otros países, obviamente tendría efectos de contagio mayores a otros países". "Estamos preparados para hacer más", agregó Rice ante los periodistas.

Los cálculos preliminares de la institución internacional apuntan a que el crecimiento económico podría reducirse en torno al 3 % en Liberia y Sierra Leona, y cerca de un 1 % en Guinea Conakry en 2014 como consecuencia del virus.

Y estima que las "necesidades fiscales más inmediatas", en los próximos meses, podrían ser de alrededor de 100 millones de dólares para cada país.

Según informó este miércoles la Organización Mundial de la Salud (OMS), el virus ha matado hasta la fecha a 4.922 personas y 13.703 personas se han infectado desde el inicio de la epidemia, el pasado marzo.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de EEUU han pronosticado que el número de casos totales de ébola podría dispararse hasta los 1,4 millones en enero, si la epidemia no es contenida en el origen.