El Eurogrupo sopesa que el fondo de rescate compre deuda de España

economia

| 26.07.2012 - 11:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los países de la eurozona están considerando una nueva asistencia financiera para España ante el agravamiento de la crisis. En concreto, sopesan que el fondo de rescate compre deuda, con el Banco Central Europeo (BCE) actuando como agente en el mercado, con el fin de relajar la prima de riesgo, según publica este jueves el periódico alemán Süddeutsche Zeitung.

Para activar este mecanismo es necesario que el Gobierno de Mariano Rajoy presente una petición oficial al Eurogrupo. Además, se requeriría una opinión del BCE y de la Comisión sobre si la asistencia está justificada. La intervención en el mercado sería "la mejor solución para reducir los costes de financiación de España", según una fuente comunitaria citada por el diario. "Si Madrid presenta una solicitud, estamos dispuestos a actuar", señala otro diplomático de la UE no identificado.

España y el Eurogrupo ya han pactado el memorándum de entendimiento que recoge las condiciones del rescate de hasta 100.000 millones de euros para la banca. El periódico señala que esto es un requisito imprescindible para activar la compra de bonos, porque este instrumento sólo puede ponerse en marcha para países que no tienen problemas de solvencia en el sector financiero.

El artículo recuerda que el ministro de Finanzas, Luis de Guindos, se ha reunido en los últimos días con su homólogo alemán, Wolfgang Schõuble, y con el francés Pierre Moscovici.

El Gobierno alemán, señala el periódico, no se opondría a la compra de bonos pero prefiere avanzar primero en la reestructuración de la banca española. La nueva ayuda tendría que ser autorizada por un comité especial del Bundestag con representantes de los 5 partidos políticos. Las reuniones serían secretas para no dar pistas a los mercados sobre el momento y la cuantía de la compra de deuda. Frente a las dudas alemanas, Süddeutsche Zeitung asegura que el Gobierno francés apoya totalmente el plan.