El Eurogrupo dice que Grecia debe cumplir y descarta una quita a la deuda

La Comisión Europea subraya su disposición a asistir a Grecia tras la victoria de Syriza

Aceptará renegociar el rescate pero sólo si Atenas cumple las condiciones

Berlín espera que el nuevo Gobierno griego mantenga el curso reformista

economia

| 26.01.2015 - 09:36 h
REDACCIÓN

El presidente del Eurogrupo, el socialista holandés Jeroen Dijsselbloem, ha dicho este lunes que Grecia debe cumplir las reglas y los compromisos asumidos con la UE si quiere seguir siendo miembro de la eurozona y ha descartado una quita a la deuda helena, tal y como pide el ganador de las elecciones, el líder de SYRIZA Alexis Tsipras.

Dijsselbloem ha felicitado a Tsipras por su "clara victoria", le ha deseado "mucho éxito" al frente del nuevo Gobierno griego y se ha declarado "dispuesto a trabajar con ellos como ya hicimos con el anterior Gobierno griego". "Nuestro objetivo común es fortalecer la economía griega dentro de la eurozona", ha apuntado.

"Trabajar dentro de la eurozona significa también cumplir todas las reglas y acuerdos que tenemos en la eurozona y, sobre esta base, les ayudaremos en lo que podamos", ha insistido el jefe del Eurogrupo. Y ha anunciado que iniciará las negociaciones con el nuevo Gobierno griego "tan pronto" como esté constituido.

Sobre la reestructuración de la deuda helena, Dijsselbloem ha dicho que el Eurogrupo "ya ha hecho mucho para reducir la presión de la deuda, la carga de la deuda, mediante la reducción de los tipos de interés y la extensión de los plazos para devolver los préstamos".

"No parece que haya una gran urgencia en esta cuestión", ha dicho el político holandés. No obstante, Dijsselbloem ha reiterado el compromiso de los socios europeos de volver a examinar la cuestión de la sostenibilidad de la deuda helena "si los griegos cumplen lo que hemos acordado con ellos" y "si es necesario". "Es demasiado pronto para decirlo", ha apuntado.

En todo caso, el presidente del Eurogrupo ha dejado claro que "no creo que haya mucho apoyo en la eurozona para una condonación del valor nominal de la deuda".

Para Dijsselbloem, "uno de los primeros temas que habrá que discutir" con el nuevo Gobierno griego es ampliar la prórroga del actual rescate, que vence el próximo 28 de febrero. "La posibilidad de una extensión adicional la discutiremos hoy en el Eurogrupo y también con el Gobierno griego", ha señalado. Y ha recordado que es Atenas quien debe pedir esta prórroga.

Espero del nuevo Gobierno griego que trabaje con nosotros para reforzar la economía griega, algo que es crucial. Entendemos plenamente que debe hacerse mucho trabajo y estamos dispuestos a apoyarles. Pero ser miembro de la eurozona supone respetar todo lo que se ha acordado con los demás", ha concluido.

Aunque todos los líderes europeos -incluyendo la canciller alemana, Angela Merkel, o su ministro de Economía, Wolfgang Schõuble- han dicho que la salida de Grecia del euro (o 'Grexit') no está sobre la mesa, Dijsselbloem ha dejado claro que si el nuevo Gobierno heleno no respeta sus compromisos, no tendrá más ayuda de la UE. En total, Grecia ha recibido desde 2010 alrededor de 240.000 millones de euros en dos rescates.

El FMI DESCARTA LA QUITA

Asimismo, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, señaló que dialogará con el Gobierno griego salido de las elecciones de ayer, pero descartó una quita de su deuda, entre otras razones por las reglas de la zona euro y la igualdad entre todos sus miembros.

En una entrevista publicada hoy por "Le Monde", Lagarde recordó que el FMI es "un acreedor privilegiado desde hace 70 años. No veo por qué Grecia cambiaría las cosas".

"Hay -añadió- diferentes hipótesis sobre las que discutiremos con las autoridades griegas y con nuestros socios europeos. Pero hay que respetar las reglas internas de la zona euro. No se pueden hacer categorías para tal o cual país".

La directora gerente, que no quiso adelantar cuáles son esos puntos negociables, insistió en que quiere centrar el diálogo con el Ejecutivo encabezado por el izquierdista Syriza en "su programa de reformas estructurales" porque "hay que recuperar mucho retraso".

BERLIN PIDE MANTENER LAS REFORMAS

Por su parte, el Gobierno alemán espera que el nuevo Ejecutivo griego, con seguridad presidido por Alexis Tsipras, líder de la coalición de izquierdas Syriza que ganó las elecciones de ayer, mantenga el curso reformista que inició su predecesor.

Así lo aseguró hoy en rueda de prensa el portavoz del Gabinete alemán, Steffen Seibert, al ser interrogado por la reacción de Berlín ante la victoria de Syriza, que con 149 escaños se quedó a dos de la mayoría absoluta, y que aboga por acabar con la austeridad y renegociar los rescates.

"Grecia ha logrado reformas exitosas en los últimos tiempos. Esperamos que el nuevo Gobierno mantenga este curso reformista", aseguró Seibert.

El portavoz del Ejecutivo alemán agregó que la posición de Berlín con respecto a la necesidad de consolidación fiscal y reformas estructurales en toda Europa no ha cambiado tras los resultados electorales cosechados en Grecia.

Las obligaciones derivadas de la solidaridad europea, agregó, no se ven alteradas en principio por las urnas.

BRUSELAS SUBRAYA SU DISPOSICION A SEGUIR ASISTIENDO A GRECIA

La Comisión Europea (CE) subrayó hoy su "respeto" y su disposición a "seguir asistiendo" a Grecia en "los desafíos" que tiene por delante, tras la victoria del partido izquierdista Syriza en las elecciones del domingo.

"La CE respeta completamente la elección soberana y democrática del pueblo griego, estamos preparados para iniciar conversaciones con el nuevo gobierno cuando esté formado", afirmó hoy el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, en la conferencia de prensa diaria del organismo.

"Grecia ha hecho un progreso notable en los últimos años y estamos preparados para seguir asistiendo a Grecia en los desafíos pendientes", añadió Schinas en la primera reacción del Ejecutivo comunitario ante el resultado electoral en Grecia.

Respecto a los criticados comentarios del presidente de la CE, Jean Claude Juncker, en una entrevista anterior a las elecciones en la que mostró su inclinación porque los griegos optaran por "caras conocidas" en los comicios, el portavoz señaló que el conservador luxemburgués y el líder de Syriza, Alexis Tsipras, ya se conocían.

"Hay un amplio margen de interpretación sobre lo que es una cara familiar", dijo.

La CE, que forma parte de la tríada de acreedores, la troika, que controlan el cumplimiento de las condiciones asociadas al segundo rescate concedido a Grecia, todavía no ha contactado directamente con el vencedor de los comicios, indicaron fuentes comunitarias.

Estas indicaron que la institución siempre espera a recibir la confirmación formal de los resultados antes de iniciar contactos directos, por lo que prevé felicitar a Tsipras en las próximas horas.