Luis de Guindos elegido nuevo vicepresidente del BCE por el Eurogrupo | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Luis de Guindos elegido nuevo vicepresidente del BCE por el Eurogrupo

La elección se ha tomado por consenso después de que se retirara su único rival, el gobernador del Banco de Irlanda, Philip Lane

De Guindos agradece a Rajoy su apoyo, sin el cual su nombramiento "no hubiera sido posible" y el respaldo recibido por "todos los colegas" del Eurogrupo

Podemos critica su elección y que vaya a cobrar "cinco veces más que como ministro"

Francia expresa su apoyo y Alemania califica su elección de "excelente"

economia

| 19.02.2018 - Actualizado: 21:03 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Los ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo) eligieron hoy al ministro español de Economía, Luis de Guindos, para ocupar la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE), confirmaron a Efe fuentes europeas.

La elección se ha tomado por consenso después de que el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe, anunciase a su llegada a la reunión que retiraba a su candidato y único rival para el puesto, el gobernador de su banco central nacional, Philip Lane. Luis de Guindos, se convertía así en el único candidato posible para ser elegido esta tarde.

DE GUINDOS AGRADECE LOS APOYOS

De Guindos ha agradecido a Rajoy su apoyo, sin el cual su nombramiento "no hubiera sido posible". También ha agradecido el respaldo recibido por "todos los colegas" del Eurogrupo y ha explicado que la de este martes será, tras más de seis años, la última reunión del Ecofin (ministros de Economía de la UE) a la que asista, algo que para él será "especialmente relevante". De Guindos agradeció el detalle del ministro de Economía de Irlanda de retirar a su candidato a la vicepresidencia del BCE, Philip Lane, para que la elección del candidato español fuera por consenso. "Creo que el señor Lane era un gran candidato y continuará siendo un gran candidato a futuro", ha dicho.

El todavía ministro de Economía ha apuntado que no ha participado en la reunión en la que ha sido elegido vicepresidente del BCE, como acordó hace días con el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno. Por otro lado, preguntado por el hecho de que vaya a ocupar el cargo directamente después de ser ministro, De Guindos ha defendido que la independencia del BCE está "garantizada" desde el punto de vista institucional. "He sido ministro y ser ministro no limita la defensa que he hecho de la independencia del BCE", ha argumentado en inglés tras ser preguntado por esta cuestión.

También ha negado que durante los contactos diplomáticos con otros países para buscar apoyos de cara a la elección de este jueves se haya impuesto algún tipo de "condición" de cara a futuros nombramientos, como el del próximo presidente del BCE.

ESPAÑA HA RECUPERADO "MUCHÍSIMO PRESTIGIO"

El ministro de Economía ha asegurado estar "muy contento" por el hecho de que España haya recuperado un puesto en el Comité Ejecutivo del BCE y ha garantizado que intentará hacerlo "lo mejor posible". También ha destacado que supone "un cierto reconocimiento" a la evolución económica de España. "Creo que España desde ese punto de vista ha recuperado muchísimo prestigio en los entornos comunitarios y éste es un puesto importante. El BCE es la institución más importante dentro de la unión monetaria", ha remarcado.

Además, ha afirmado que su nueva etapa personal es "un desafío" que afronta "con humildad", y cuando ha sido preguntado por si se calificaría como un "halcón" o una "paloma", ha preferido no entrar en esa "simplificación" y se ha calificado como una persona "pragmática". De Guindos ha explicado además que durante los seis años en los que ha participado en reuniones en Bruselas ha habido "momentos difíciles", como el Eurogrupo en el que Jean-Claude Juncker le "abordó por la espalda", mientras que el mejor fue cuando se confirmó la salida de España del rescate bancario.

CON EL CAMINO DESPEJADO

La retirada del único rival para ese cargo que dejará vacante el 31 de mayo el portugués Vítor Constancio despeja el camino para que Luis de Guindos se haga con el puesto. La semana pasada fuentes europeas ya habían avanzado que el Eurogrupo preferiría tomar una decisión por consenso, de modo que no fuese necesario llegar a una votación en la que hubiese que confirmar que el sucesor contaba con la requerida mayoría cualificada (14 países que tengan al menos el 65 % de la población).

La elección de De Guindos tendrá aún que ser formalizada mañana en el marco del consejo de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE).

APOYO DE FRANCIA Y DE ALEMANIA

El ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, expresó su apoyo al titular de Economía español, Luis de Guindos, para asumir la vicepresidencia del Banco Central Europeo y dijo que su elección no supone cruzar una línea roja en lo que respecta a la independencia de la institución.

"No estamos cruzando ninguna línea roja. Luis de Guindos tiene todas las condiciones para ser un buen vicepresidente del BCE", dijo Le Maire a su llegada a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona (el Eurogrupo). El político francés respondió así al ser preguntado sobre la posibilidad de que la entrada de un exministro en el comité ejecutivo del BCE pueda suponer un perjuicio para la independencia política de esa institución.

"Francia ha decidido apoyar a Luis de Guindos porque creemos que será el hombre adecuado en el lugar adecuado", dijo Le Maire.

En la misma línea se pronunció el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, quien aseguró que "lo que cuenta son las competencias y la experiencia".

Por su parte, el ministro alemán de Finanzas, Peter Altmaier, aseguró hoy que sería una "elección excelente" que el Eurogrupo eligiera hoy al titular español de Economía, Luis de Guindos, como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE).

Altmaier, al acceder a la reunión del Eurogrupo en la que se va a estudiar este nombramiento, recordó que De Guindos fue un "cercano colega" de su predecesor en el Ministerio, Wolfgang Schäuble, y añadió que éste ya le apoyó en una ocasión para presidir el Eurogrupo. "Creo que sería una elección excelente si el Eurogrupo. hoy o en la próxima reunión. se pusiese de acuerdo sobre su nombramiento", aseguró en referencia al ministro español de Economía.

El ministro alemán añadió que la cita del Eurogrupo se trata de una reunión "importante" porque se va a debatir sobre el futuro del BCE.

CRÍTICAS CAINITAS DE PODEMOS

La dirección nacional de Podemos consideró este lunes una "mala noticia" que el ministro de Economía, Luis De Guindos, vaya a ser el nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró a través de su perfil de Twitter, minutos después de conocerse esta noticia, que el ministro económico español "no representa los intereses de Europa ni de España" porque "siempre ha trabajado para los buitres financieros". "Su nombramiento no es una buena noticia para la ciudadanía", aseveró Iglesias en su perfil social.

Por su parte, el secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, opinó en esta misma red social que De Guindos "es español de DNI, pero de políticas económicas es alemán". "Después de trabajar contra los españoles desde Lehman Brothers y desde el 'Ministerio de Rescate Bancario', ahora seguirá sirviendo a los bancos desde el BCE. Eso sí, cobrando cinco veces más que como ministro", subrayó este dirigente de Podemos.

GUINDOS ALCANZA SU META EUROPEA

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, es desde hoy el virtual nuevo vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) De Guindos (Madrid, 1960) aspiraba a lograr el puesto respaldado por su prestigio como ministro español de Economía, pero ha sido la retirada de su contrincante lo que ha despejado su nombramiento para el BCE.

Tecnócrata independiente, De Guindos ha afrontado la competición para la Vicepresidencia del BCE con su credencial como responsable de Economía durante la peor crisis económica de los últimos decenios, en la que saneó la banca y dirigió las negociaciones con Bruselas para evitar el rescate de España, según el perfil de María Pachón de EFE.

De Guindos llegó al Ejecutivo español en 2011, en la primera legislatura del gobernante conservador Mariano Rajoy, procedente del sector privado, donde tenía más experiencia que en el público, pese a ser funcionario de carrera, miembro del Cuerpo de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado. En la empresa privada se labró un prestigio que no se vio afectado por el hecho de haber sido presidente ejecutivo de Lehman Brothers para España y Portugal cuando el banco de inversiones estadounidense quebró.

Rajoy lo llamó para formar parte del Gobierno cuando era responsable del sector financiero de PricewaterhouseCoopers (PwC) en España y consejero independiente de BMN, el banco fruto de la fusión de varias cajas de ahorro, que acabó nacionalizado por el propio De Guindos. Las recetas contra la crisis que defendió desde el sector privado, su habilidad para tender puentes y su desenvoltura en el ámbito internacional llevaron a Rajoy a pensar en él, aunque no perteneciera al gobernante Partido Popular, hecho que le ha generado tanto críticas como alabanzas.

Pero a la política llegó mucho antes, en diciembre de 1996, cuando el exministro de Economía Rodrigo Rato lo nombró director General de Política Económica y Defensa de la Competencia, y en 2002 lo ascendió a secretario de Estado de Economía. El reconocimiento de Europa le ha llegado sobre todo con sus medidas para sanear la banca española en tiempo récord. En el verano de 2012, con el coste de la financiación de la deuda española en máximos y varias entidades necesitadas de fondos públicos, De Guindos decidió que era el momento de pedir auxilio a Europa.

Los 40.000 millones de euros que se inyectaron a la banca (22.000 de ellos a Bankia) sirvieron para sortear el rescate del conjunto de la economía española, que a partir de entonces recuperó poco a poco la confianza de los mercados y abarató su financiación. En el camino hacia la Vicepresidencia del BCE, el mayor traspiés lo encontró en la Comisión de Economía del Parlamento Europeo. Tras entrevistar a los dos candidatos, la eurocámara concluyó que el rival de De Guindos, el irlandés Lane, fue "más convincente".

Fue presentado oficialmente como candidato el pasado 7 de febrero, tras meses de rumores después de que no optara en diciembre de 2017 a la presidencia del Eurogrupo, algo que ya había hecho en 2015, cuando se impuso el holandés Jeroen Dijsselbloem. La candidatura de De Guindos a sustituir al portugués Vítor Constancio y recuperar el puesto en el Consejo de Gobierno del BCE que España perdió en 2012 se ha enfrentado a numerosos detractores, aunque el Ejecutivo español siempre ha confiado en su éxito.

El ministro español prevé mantenerse en el cargo actual hasta su previsible elección por el Consejo Europeo el 22 o 23 de marzo, momento en el que el presidente del Gobierno español, el conservador Mariano Rajoy, tendrá que designar un sustituto.