El déficit español será del 6,7% en 2013 y el paro alcanzará el 26,9%, según Bruselas

La Comisión Europea afirma que la economía española volverá a crecer en 2014, con un 0,8 %

Bruselas sitúa el déficit de 2012 "en torno" al 7 % del PIB

Olli Rehn admite la posibilidad de dar más tiempo a España para bajar su déficit

economia

| 22.02.2013 - Actualizado: 21:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El déficit público de España será este año del 6,7 % del PIB, según las previsiones macroeconómicas publicadas hoy por la Comisión Europea (CE), que prevé que en 2014, sin nuevos ajustes, el desequilibrio irá hasta el 7,2 %. La Comisión Europea sitúa el déficit de 2012 "en torno" al 7 % del PIB si se excluye el efecto de la recapitalización de la banca (estimado en la actualidad en el 3,2 %), aunque las cifras definitivas se conocerán en abril.

Bruselas fijó unos objetivos de déficit para España del 6,3 % para 2012, del 4,5 % para 2013 y del 2,8 % en 2014, por debajo del 3 % establecido por las normas europeas.

PANORAMA MÁS NEGATIVO

Los datos publicados hoy por la CE dibujan un panorama más negativo con respecto al déficit público de España frente a los cálculos de noviembre pasado, cuando auguraba un desequilibrio del 6 % para 2013 y del 6,4 % para 2014. Ahora se estima que los esfuerzos realizados no permitirán a España controlar su desvío durante este y el próximo ejercicio, pese a la prórroga de un año que ya le fue concedido.

La Comisión Europea afirma en sus proyecciones sobre España que la consolidación presupuestaria avanzó en los últimos meses de 2012 debido a medidas como la subida del IVA, la supresión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos y otras referidas al impuesto de sociedades.A nivel regional influyeron los recortes en gastos en educación.

LA ECONOMÍA SE CONTRAERÁ EL 1,4 % ESTE AÑO

En 2013, cuando la economía española se contraerá todavía el 1,4 %, el déficit público de España, sin contar la ayuda a la banca, se reducirá ligeramente, dado que medidas discrecionales permitirán compensar el impacto de la recesión continuada, señala la CE. El déficit del conjunto de las administraciones públicas se situará así en el 6,7 % este año. La CE considera que unos mayores ingresos procedentes del IVA, -por el efecto completo de la subida de los tipos- y un mayor control de los costes deberían contrarrestar un incremento en el gasto para transferencias sociales e intereses.

EN CUANTO A 2014

El Ejecutivo comunitario calcula que el déficit público de España el próximo año volverá a empeorar al situarse en el 7,2 % del PIB, pese al ligero avance del 0,8 % que experimentará la actividad económica del país el próximo año. Bruselas recalca que el desvío irá a peor solo si no hay nuevas medidas de ajuste y se deberá al "posible vencimiento" de algunas de las medidas introducidas en 2012.

Los elevados déficit públicos de España, tasas nominales de crecimiento negativas o bajas y los costes de la recapitalización bancaria, generaron un aumento de la deuda pública hasta el 88,4 % del PIB en 2012, calcula la Comisión. La deuda, agregan los economistas comunitarios, subirá hasta el 95,8 % en 2013 y superará el 101 % en 2014.

MÁS TIEMPO A ESPAÑA PARA BAJAR SU DÉFICIT

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha dicho este viernes que relajará el ritmo de reducción del déficit para España si los datos confirman que el Gobierno de Mariano Rajoy cumplió el ajuste estructural exigido en 2012. "Si los datos reales para 2012 nos dan garantías de que el esfuerzo estructural acordado se está aplicando, la estrategia presupuestaria podría adaptarse para reflejar que este proceso de consolidación llevará tiempo y esfuerzo", ha anunciado Rehn en rueda de prensa.

El vicepresidente económico no ha precisado si dará a España un año de prórroga o incluso más tiempo para llegar al umbral del 3% de déficit que exige el pacto de estabilidad. La decisión se tomará en mayo tras conocer los datos finales de Eurostat. En todo caso, Rehn ha dicho que es "absolutamente imperativo" que España siga con los ajustes y reformas estructurales para volver al crecimiento.

REBAJA SU PREVISIÓN PARA LA EUROZONA Y PREVÉ UNA CONTRACCIÓN DEL 0,3% ESTE AÑO

Paralelamente, la Comisión Europea ha rebajado este viernes sus previsiones de crecimiento tanto para la eurozona como para el conjunto de la UE. La economía de los países del euro se contraerá este año un 0,3% -en lugar del crecimiento del 0,1% calculado en noviembre-, mientras que el conjunto de la UE apenas crecerá el 0,1% -en lugar del 0,4%-.No obstante, Bruselas prevé que la eurozona vuelva ya al crecimiento a partir del segundo trimestre del año y que éste "se acelere gradualmente" durante la segunda mitad de 2013. El año que viene, el crecimiento será del 1,4% en los países euro y del 1,6% en el conjunto de la UE, según las previsiones económicas de invierno publicadas este viernes.

Entre los grandes países, Alemania crecerá este año un 0,5%; Francia, apenas un 0,1%; y Reino Unido, un 0,9%; mientras que la economía italiana se contraerá un 1%. Entre los países rescatados, Grecia retrocederá este año un 4,4% y Portugal, un 1,9%, pero Irlanda vuelve a crecer a un ritmo del 1,1%.

El empeoramiento de la situación económica provocará que tanto Francia como Holanda incumplan su compromiso de reducir su déficit este año por debajo del umbral del 3% que permite el Pacto de Estabilidad. En concreto, el déficit galo quedará en el 3,7%, y el holandés en el 3,6%. No obstante, en el conjunto de la eurozona el déficit bajará al 2,8%.

OLLI REHN

El vicepresidente de la Comisión y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha destacado que "el reequilibrio en marcha de la economía europea continúa pesando en el crecimiento a corto plazo".No obstante, Rehn ha reclamado "proseguir el camino de las reformas y evitar cualquier pérdida de impulso, que podría socavar la vuelta de la confianza que se está produciendo y retrasar el crecimiento y la creación de empleo".

Según Bruselas, el contraste entre la mejora de la situación en los mercados financieros y las débiles perspectivas macroeconómicas para 2013 se debe sobre todo al proceso de ajuste en los balances, que continúa teniendo un impacto negativo sobre el crecimiento a corto plazo.La vuelta al territorio positivo estará impulsada inicialmente por la creciente demanda exterior. La inversión y el consumo domésticos empezarán a recuperarse a finales de año, y en 2014 la demanda doméstica ya tomará el relevo como principal motor de crecimiento.

La debilidad de la actividad económica provocará un aumento del paro este año al 11,1% en la UE y al 12,2% en la eurozona. Bruselas espera que el impacto del aumento de los precios de la energía en la inflación vaya declinando, de forma que el índice de precios bajará gradualmente en 2013 y se estabilizará alrededor del 1,7% en la UE y en el 1,5% en la eurozona el año que viene.