La prima de riesgo española cierra en su máximo de 543 puntos básicos, pendiente de Grecia

La rentabilidad del bono español a diez años ha terminado la sesión en el 6,87 %

La bolsa española sube el 0,34 % y vuelve a niveles perdidos un mes atrás

economia

| 15.06.2012 - 07:52 h
REDACCIÓN
Más sobre: bonosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La prima de riesgo española ha marcado hoy un nuevo máximo al cierre desde la entrada en el euro al finalizar en 543,7 puntos básicos, unas décimas más que ayer, mientras los inversores permanecen atentos al resultado de las elecciones en Grecia.

La rentabilidad del bono español a diez años ha terminado la sesión en el 6,87 %, por debajo del 6,91 % de ayer pero todavía cerca del 7 %, que es el nivel que los analistas consideran crítico.

La prima de riesgo española ha sumado 55 puntos básicos en una semana protagonizada por el acuerdo del Eurogrupo para ayudar a la banca española y por la rebaja de la nota del país por parte de la agencia de medición de riesgos Moody's.

Con el euro en 1,26 dólares, el bono alemán, que es el que sirve de base, cerraba en el 1,44 % de interés.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, lanzaba hoy un mensaje de tranquilidad al asegurar que está más preocupada "por la España real, más allá de si la prima (de riesgo) sube o baja", aunque reconocía: "no nos podemos permitir pagar los intereses que se pagan por la deuda".

En este contexto, la deuda del conjunto de las administraciones públicas ha crecido el 5,39 % en el primer trimestre del año respecto al cierre de 2011 y ha alcanzado los 774.549 millones de euros, lo que equivale al 72,1 % del PIB, el nivel más alto de la serie histórica.

Los mercados están pendientes de las elecciones que se celebran el domingo en Grecia, a la espera de si vencen las formaciones políticas partidarias de la continuidad en el euro o aquellas que rechazan las condiciones asociadas al rescate.

Ante esta incertidumbre, distintos líderes europeos han insistido en reforzar la unión entre los países de la zona del euro y, en ese sentido, hoy se ha celebrado una reunión para preparar de forma conjunta el próximo encuentro del G20.

La prima de riesgo italiana se reducía hoy en 15 puntos básicos y cerraba en 449 puntos, a pesar de que los expertos insisten en que la preocupación en torno a este país ha aumentado en línea con la presión sobre España.

El riesgo país irlandés ha terminado hoy la sesión en 595 puntos básicos; el portugués, en 909 puntos, y el griego, en 2.569 puntos.

Los seguros de impago de deuda (credit default swap o CDS) relativos a los bonos a diez años de España para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares se cambiaban a 544.600 dólares anuales, lo que los coloca como los séptimos más caros del mundo.

LA BOLSA ESPAÑOLA SUBE EL 0,34 % Y VUELVE A NIVELES PERDIDOS UN MES ATRÁS

La bolsa española ha subido hoy el 0,34 por ciento impulsada por el repunte de los mercados internacionales y el avance de los valores industriales y del sector eléctrico, con lo que ha recuperado el nivel de 6.700 puntos, perdido hace un mes.

El IBEX 35 ha escalado hoy 23 puntos, el 0,34 por ciento, hasta 6.719 puntos. En la segunda mejor semana de este ejercicio gana el 2,55 por ciento y las pérdidas anuales bajan al 21,56 por ciento.

En Europa, Milán subió el 2,34 por ciento; París, el 1,82 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 1,54 por ciento; Fráncfort, el 1,48 por ciento, y Londres, el 0,22 por ciento.

La subida cercana al 1,3 por ciento de Wall Street en la víspera por el plan preparado por algunos bancos centrales para prevenir problemas en los mercados dependiendo del resultado de las elecciones griegas facilitaba el avance de la bolsa española en la apertura.

El parqué superaba rápidamente el nivel de 6.800 puntos, a lo que contribuían las compras en el mercado de deuda, donde bajaba la rentabilidad de los bonos a largo plazo al 6,8 por ciento y la prima de riesgo a 530 puntos básicos. La liquidez activada por el Banco de Inglaterra y los planes de estímulo económico del gobierno británico también ayudaban.

Sobre la cota de 6.800 puntos se situaba hasta el mediodía, momento en que se empezaron a desinflar las ganancias por los primeros vencimientos de los contratos de derivados financieros.

Los datos macroeconómicos estadounidenses condicionaron las últimas horas de sesión, en las que rondó sobre el nivel de 6.700 puntos.

Con la caída de la producción industrial el 0,1 por ciento en mayo en los Estados Unidos y el descenso de la actividad industrial en parte del este del país, el mercado nacional incurría en pérdidas y abandonaba la cota de 6.700 puntos.

Aunque Wall Street abría con ganancias moderadas, poco después, el interés de la deuda se acercaba al 7 por ciento y la prima de riesgo superaba los 550 puntos básicos.

A pesar de la caída de la confianza de los consumidores estadounidenses y del vencimiento de futuros, la bolsa española volvía a situarse en terreno positivo al final de la sesión, momento en que se recuperaba la deuda, con la vista puesta en las elecciones griegas del domingo, el euro se cambiaba a 1,264 dólares y el petróleo Brent se negociaba a menos de 98 dólares.

De los grandes valores subieron Iberdrola, el 2,7 por ciento, y Repsol, el 1,49 por ciento, mientras que cayeron Banco Santander, el 0,95 por ciento; Telefónica, el 0,39 por ciento, y BBVA, el 0,15 por ciento.

Gamesa lideró las subidas del IBEX con un alza del 5,69 por ciento, seguida de ArcelorMittal, que se revalorizó el 5,44 por ciento, en tanto que Técnicas Reunidas avanzó el 4,74 por ciento.

El sector financiero copó las pérdidas, ya que de los nueve valores del IBEX que cayeron, cinco fueron bancos. Bankia cedió el 6,5 por ciento, en tanto que Grifols bajó el 2,61 por ciento, seguido por el Banco Santander, Inditex, que cayó el 0,7 por ciento, y Bankinter, el 0,64 por ciento.

En el mercado continuo destacó la subida del 280 por ciento de los derechos de la ampliación de capital de la Seda de Barcelona, seguidos de Catalana Occidente, que ganó el 13,26 por ciento, mientras que Inmobiliaria Colonial comandó los descensos al bajar el 28,52 por ciento.

Al cierre del mercado secundario de deuda, el interés de los bonos españoles y alemanes a diez años bajaba cuatro centésimas, hasta el 6,87 y el 1,445 por ciento, respectivamente.

El efectivo negociado ha ascendido a 4.965 millones por el vencimiento de los contratos de derivados, de los que más de 1.850 fueron intermediados por inversores institucionales.