El Banco Central Europeo vuelve a subir los tipos de interés un cuarto de punto, hasta el 1,5%

El euríbor pasa del 2,19 por primera vez desde febrero de 2009 por el BCE

Trichet dice que los tipos de interés de la zona del euro permanecen bajos

Jean Claude Trichet (afp)

economia

| 07.07.2011 - 13:48 h
REDACCIÓN

El Banco Central Europeo acaba de asestar un nuevo mazazo a todos los españoles hipotecados por la compra de su vivienda. Los tipos de interés en la zona euro suben un cuarto de punto, hasta el 1,5 por cientotal y como acaba de anunciar el consejo de gonierno de la entidad reguladora europea, como esperaban los mercados.

Esta nueva subida de los tipos de interés se suma a la acordada por el Banco Central Europeo el pasado 7 de abril. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijo hoy que los tipos de interés en la zona del euro siguen siendo bajos y que la política monetaria es acomodaticia, por lo que dejó la puerta abierta a nuevas subidas este año.

El presidente del BCE explicó que el consejo de gobierno tomó la decisión por unanimidad.

Es esencial que la reciente evolución de los precios no contribuya a incrementar las presiones inflacionistas a medio plazo, subrayó el BCE.

"Nuestra política monetaria permanece acomodaticia, por lo que apoya la actividad económica y la creación de empleo", apostilló el presidente del BCE.

Los tipos llevaban en el 1% desde hace casi dos años. Fue el 7 de mayo de 2009 cuando se decidió establecer el precio del dinero en el 1%, nivel en el que se mantuvo en las reuniones posteriores.

En aquella ocasión, el BCE recortó 25 puntos básicos los tipos de interés, que quedaron en el 1%, desde el 1,25% en que se encontraban desde el 2 de abril de 2009.

Excluyendo estas revisiones, la última modificación de los tipos de interés de la Eurozona al alza se produjo en el mes de julio de 2008, cuando el BCE los elevó un cuarto de punto, del 4% al 4,25%, su máximo histórico.

Con esta nueva subida, las hipotecas se encarecerán en su próxima revisión. El euríbor a doce meses superó hoy en tasa diaria el 2,19 %, algo que no ocurría desde febrero de 2009, acusando así la subida de tipos de interés que el Banco Central Europeo (BCE).

Cuando quedan menos de cuatro meses para que concluya su mandato al frente del BCE, el presidente de la entidad, Jean-Claude Trichet, se encuentra en una encrucijada.

Por un lado, la crisis de endeudamiento soberano de los países periféricos de la zona del euro amenaza la estabilidad económica y financiera del área.

Por otro, el BCE debe actuar para no poner en entredicho su credibilidad y luchar contra la inflación, que en junio permaneció en el 2,7 %.

La entidad monetaria europea tiene como objetivo mantener la tasa de inflación en un nivel inferior, aunque próximo al 2 % a medio plazo.

Las subidas de los tipos de interés encarecen la financiación de los bancos comerciales y de los gobiernos de la zona del euro.

La economista Marie Diron de la empresa auditora y consultora Ernst & Young considera que "no es el momento adecuado para incrementar las tasas de interés".

"Interesa a todos encontrar un acuerdo en cómo salir de la actual crisis (de endeudamiento). Un impago desordenado de la deuda soberana de Grecia arrastraría a la zona del euro de nuevo a una profunda recesión", según Diron.

Sin embargo, los mercados prevén que el BCE acometerá nuevas subidas en lo que queda de año.

El analista del Commerzbank Michael Schubert dijo a EFE que el BCE incrementará de nuevo su tasa rectora en el cuarto trimestre del año, también de forma moderada, por lo que a finales de este año los tipos de interés en la zona del euro se situarán en el 1,75 %.

Trichet ofrecerá hoy en una rueda de prensa detalles de la valoración que el consejo de gobierno hace de la situación económica de la zona del euro, de la participación de los acreedores privados en el rescate a Grecia y de las recientes decisiones de las agencias estadounidenses de calificación de riesgo.

En alguna ocasión, Trichet ha propuesto la creación de una agencia de medición de riesgo europea independiente que cree más competencia en el sector.