El BCE baja los tipos de interés hasta un histórico 0,25%

Draghi prevé "un periodo prolongado de baja inflación" en la zona euro

Considera que la bajada de los tipos de interés ayudará a empresas y hogares

economia

| 07.11.2013 - 14:50 h
REDACCIÓN

El consejo de gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha bajado los tipos de interés en la zona del euro en un cuarto de punto, al mínimo histórico del 0,25 %, tras la fuerte caída de los precios en octubre y en contra de los pronósticos.

La institución europea informó en Fráncfort de que también redujo la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos durante un día, en 25 puntos básicos hasta el 0,75 %, con efectos en ambos casos a partir del 13 de noviembre. Sin embargo, mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0 %.

El euro cayó con fuerza casi dos centavos de dólar tras conocerse la decisión del BCE y se cambiaba a 1,3356 dólares, frente a los 1,3510 dólares a mediodía. La moneda única también caía frente a otras divisas como el yen y la libra esterlina.

La bolsas europeas subieron tras conocer la bajada de los tipos de interés del BCE. La mayor parte de los expertos descartaba que el BCE iba a recortar el precio del dinero y contemplaba que lo iba a hacer en diciembre.

La inflación cayó en la zona del euro hasta el 0,7% en octubre, el nivel más bajo hace casi cuatro años. La tasa de inflación se aleja mucho de objetivo del BCE, que es mantenerla cercana pero siempre por debajo del 2 % para lograr la estabilidad de precios.

El BCE no había modificado el precio del dinero desde mayo y había dicho que mantendría los tipos interés en los niveles actuales o por debajo de ellos durante un periodo de tiempo amplio.

DRAGHI AUGURA UN PERIODO PROLONGADO DE BAJOS TIPOS DE INTERÉS

El presidente del Banco Central Europea (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que los tipos de interés de la eurozona se mantendrán en el actual nivel del 0,25% o incluso por debajo durante un periodo prolongado de tiempo.

De este modo, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro no cierra la puerta a una nueva rebaja de la tasa rectora del euro si llegara a ser necesario ante el riesgo de que la eurozona se enfrente a "un periodo prolongado de baja inflación".

Draghi reiteró la disposición de la entidad a emplear todas las herramientas a su disposición y a mantener su postura acomodaticia por el tiempo que sea necesario. En este sentido, el banquero italiano anunció que el BCE extenderá "al menos hasta el 7 de julio de 2015" el actual sistema de adjudicación plena a tipo fijo para las operaciones de liquidez de la institución, lo que garantiza el acceso a un coste mínimo a los fondos suministrados por el banco central a los bancos de la eurozona.

El presidente del Banco Central Europeo destacó que la bajada de los tipos de interés decidida por el organismo europeo contribuirá a impulsar el crédito para las empresas y los hogares de la zona del euro.

En una conferencia de prensa, el presidente del BCE explicó que "no observamos una deflación en la zona del euro" y añadió que el Banco Central Europeo será más claro respecto a sus pronósticos de inflación en diciembre cuando presente sus nuevas proyecciones macroeconómicas.

Además, el presidente del BCE explicó que el consejo de gobierno no tomó la decisión de bajar los tipos de interés por unanimidad pero que una mayoría suficiente vio argumentos a favor.

Asimismo dijo que el tipo de cambio del euro no fue discutido en la reunión y que sólo es importante para los pronósticos de inflación y crecimiento, pero no es un objetivo de política monetaria.

El euro cayó con fuerza tras el recorte de los tipos de interés tres centavos de dólar, hasta 1,3350 dólares, desde los 1,3510 dólares.

La moneda única europea perdía posiciones frente a otras divisas como el yen y la libra esterlina y las bolsas europeas subían.

Muchas empresas exportadoras ya han notado en sus resultados en el tercer trimestre los efectos negativos de la fortaleza del euro frente a otras divisas.

Preguntado por la reacción de los mercados al sorprendente recorte de los tipos de interés, Draghi simplemente dijo que "los mercados van y hacen lo que quieren".

El presidente del organismo europeo se mostró convencido de que se ha reducido la fragmentación en la zona del euro y que la situación "es un poco mejor que hace unos meses".