El Banco de España prevé una caída de la economía española del 1,5 % en 2012

España empezará a crear empleo neto a mitad de 2013, según el Banco de España

En el cuarto trimestre de 2011, el PIB entró en negativo (-0,3%) por primera vez en siete trimestres

El Banco de España reclama un mayor control de las cuentas de las CCAA

economia

| 23.01.2012 - 10:39 h
REDACCIÓN

El Banco de España prevé una caída de la economía del 1,5 % en 2012 y que la tasa de desempleo repunte hasta el 23,4 %, en tanto que para 2013 espera una "modesta recuperación" del 0,2 %, si bien el paro se quedará en el 23,3 %.En su último boletín económico, la entidad supervisora calcula que la economía española cayó el 0,3 % en el último trimestre de 2011, en tanto que en el conjunto del año creció el 0,7 %, seis décimas menos de lo que había estimado el anterior Ejecutivo.

"FUERTE DESCENSO" DE LA DEMANDA NACIONAL

La caída de la economía proyectada para 2012 se deberá en buena medida al "fuerte descenso" de la demanda nacional, del 4 %, frente a un sector exterior que mantendrá su contribución positiva al PIB en 2,5 puntos porcentuales, debido al empuje de las exportaciones, que crecerán el 3,5 %.El consumo privado descenderá el 1,2 % y el público caerá el 6,3 %, mientras que la inversión disminuirá el 9,2 %.

Las previsiones económicas del Banco de España se han realizado teniendo en cuenta que el nuevo Gobierno adoptará medidas adicionales a las ya aprobadas para cumplir con los objetivos de déficit comprometidos hasta 2013. "La perseverancia en el proceso de ajuste fiscal es ineludible, dado que los costes derivados de no hacerlo serían muy elevados", alerta el organismo, tras recordar que el déficit público en 2011 se habría desviado hasta el 8 % del PIB.

Por todo ello, asegura que las proyecciones tienen un grado de incertidumbre "muy elevado" porque todavía no se conocen los efectos fiscales del aumento del IRPF o la nueva reforma laboral que hará el Ejecutivo. El informe señala que las medidas de austeridad presupuestaria tendrán un efecto directo sobre el sector público, pero también afectarán al gasto de las familias, cuya renta disponible se verá "lastrada" por el retroceso del empleo y el aumento del impuesto sobre la renta.

La entidad cree que para cumplir este año el objetivo de déficit del 4,4 % del PIB debería haber un ajuste cercano al 20 % por el lado de los ingresos y de un 80 % por el de los gastos, mientras que en 2013 el ajuste se concentraría casi todo en el gasto público. Desde el punto de vista fiscal, la entidad aboga por una pronta definición de las medidas que pretende adoptar el Ejecutivo y añade que una mayor transparencia y temprana disponibilidad de las cuentas de los gobiernos autonómicos y locales ayudarían a reaccionar a tiempo ante posibles desviaciones.

PARA 2013

El Banco de España prevé en 2013 un ligero crecimiento de la economía de dos décimas, gracias al tirón de las exportaciones y las importaciones que aumentarían el 5,9 % y el 1,2 %, respectivamente, y lograrían compensar la caída de la demanda nacional estimada en el 1,4 %.El consumo de los hogares comenzaría a mejorar aunque todavía se mantendría en tasas negativas y disminuiría el 0,5 %.

Sobre la evolución en 2011, la entidad explica que el recrudecimiento de las tensiones en los mercados financieros es la principal causa de la pérdida de impulso económico, ya que el aumento del riesgo soberano (dudas sobre la capacidad de España para afrontar el pago de su deuda) y de las dificultades de financiación para la banca inciden negativamente en la economía real. El Banco de España destaca que se ha seguido registrando una fuerte volatilidad en los mercados, a pesar de las medidas de ajuste aprobadas por el Gobierno en su primer Consejo de Ministros, lo que ha empeorado las condiciones de financiación de la economía española y ha dañado la confianza de los agentes.

ESPAÑA EMPEZARÁ A CREAR EMPLEO NETO A MITAD DE 2013

España empezará a crear empleo neto a mitad de 2013, según las últimas proyecciones del Banco de España divulgadas hoy. En su último boletín, liga esta previsión a que se apruebe una reforma "integral" de los mecanismos de negociación colectiva y de las modalidades de contratación.

Al respecto, el Banco de España destaca que estas reformas del mercado de trabajo contribuirán a reducir las proyecciones negativas que ha hecho sobre la evolución del paro hasta 2013. Así, en 2011 la tasa de paro superará el 21,5 % registrado en el tercer trimestre del ejercicio -la cifra final se conocerá este viernes-, en 2012 subirá al 23,4 % y en el 2013 se quedará en el 23,3 %.

Según el organismo regulador, la caída del PIB en 2012 (del 1,5 %) tendrá un impacto "apreciable" en el empleo, que disminuirá en torno al 3 %.En su opinión, este descenso vendrá acompañado de una caída de la productividad aparente del trabajo, que pasará de aumentar a un ritmo del 2,4 % en 2011 al 1,6 % en 2012, a partir del cual se desplomaría hasta el -0,7 % en el 2013.

Por sectores, el Banco de España espera que el empleo de las administraciones disminuya con cierta intensidad en el bienio 2012-2013 debido a la congelación de la oferta pública de empleo que ha aprobado el Gobierno, así como de la racionalización del sector empresarial público. En el sector privado, la proyección del regulador es parecida a la del público, si bien precisa que podría empezar a crear empleo neto a comienzos de 2013.

Sobre las remuneraciones de los asalariados y los costes laborales, el Banco de España también habla de "incertidumbres" porque desconoce el alcance de la reforma laboral que el Gobierno quiere tener aprobada para la segunda mitad de febrero. Para 2012 y 2013 prevé que las subidas salariales estén en el entorno del 1 %, lo que las situaría por debajo de la tasa de inflación media que espera (el 1,5 % en 2012).