El Banco de España prevé que la economía crezca el 2,8% en 2015

Tras crecer el PIB un 0,8% en tasa intertrimestral en el primer trimestre del año

El Banco de España prevé este año una tasa de paro del 22,2% y del 20,5% en 2016

El Banco de España cree que el déficit público cerró 2014 en el 5,5% del PIB

Gobernador del Banco de España

economia

| 26.03.2015 - 11:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Banco de España prevé para este año una tasa de paro del 22,2% y del 20,5% para 2016, ligeramente por debajo de las previsiones del Gobierno. Según el Boletín, en el ámbito del mercado de trabajo el empleo mantuvo en el primer trimestre la pauta de mejora observada a lo largo de 2014, de modo que podría crecer en el período de enero a marzo a un ritmo similar al del trimestre precedente (0,7%).

En este marco, el Banco de España proyecta que el empleo crezca un 2,7% este año y un 2,6% en 2016, lo que comportaría ritmos de avance de la productividad del trabajo levemente positivos. Según el boletín, estas proyecciones descansan sobre el supuesto de que la moderación de los costes laborales, medidos por la remuneración del asalariado, se prolongará durante el bienio 2015-2016.

En el inicio de 2015, según el Boletín, el empleo está manteniendo el tono positivo observado en el tramo final del pasado año y, en concreto, el comportamiento de las afiliaciones a la Seguridad Social en el período enero-febrero apunta a un crecimiento intertrimestral similar al observado en el cuarto trimestre de 2014. En todas las ramas, con excepción de la agricultura, se observó una aceleración en el ritmo de creación de empleo, que fue especialmente pronunciada en la construcción.

En conjunto, el Banco de España señala cierta estabilidad de crecimiento intertrimestral del empleo, en torno al 0,7%. En cuanto al paro registrado en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en los dos primeros meses del año se intensificó suavemente el ritmo de caída, hasta un descenso interanual del 6,2 en febrero.

Por su parte, los contratos registrados en el SEPE en el mismo período mostraron un leve repunte en el rimo de avance interanual respecto al cuarto trimestre de 2014. Esta aceleración se observó tanto en los contratos temporales como en los de carácter indefinido.

PREVÉ ESTE AÑO UNA TASA DE PARO DEL 22,2% Y DEL 20,5% EN 2016

El Banco de España prevé para este año una tasa de paro del 22,2% y del 20,5% para 2016, ligeramente por debajo de las previsiones del Gobierno. Según el Boletín, en el ámbito del mercado de trabajo el empleo mantuvo en el primer trimestre la pauta de mejora observada a lo largo de 2014, de modo que podría crecer en el período de enero a marzo a un ritmo similar al del trimestre precedente (0,7%).

En este marco, el Banco de España proyecta que el empleo crezca un 2,7% este año y un 2,6% en 2016.

DÉFICIT

El Banco de España prevé que el déficit de las administraciones públicas se haya situado a cierre de 2014 en el 5,5% del PIB y cumpla así el objetivo marcado por el Gobierno. En su último boletín económico, la entidad supervisora estima que el déficit público para 2015 sería del 4,5% del PIB, tres décimas más de la previsión oficial del Ejecutivo, y que para 2016 se reduzca hasta el 3,9% del PIB.

El Banco de España estima una corrección del déficit de las Administraciones Públicas, aunque para este año, añade que la desviación de la reducción del déficit con respecto al objetivo del 4,2% es "algo menos dinámica" por la evolución de los ingresos, mientras que para 2016 señala que hay una falta de concreción de los planes presupuestarios para dicho año. "

El cumplimiento de los objetivos fiscales es necesario para quebrar la trayectoria ascendente de la ratio de deuda pública", subraya el boletín del Banco de España.

Según asevera, aunque el grado de vulnerabilidad de la economía española ante perturbaciones externas se ha atenuado a lo largo de los dos últimos años, el escenario de consolidación de la recuperación que dibujan estas proyecciones "no está exento de incertidumbre".

Asimismo, recuerda que en las estimaciones sobre los objetivos de déficit público se han incluido las medidas fiscales ya aprobadas y las que incluyen el Plan Presupuestario de 2015 y del Programa de Estabilidad 2014-2015.

En concreto, dice que por el lado de los gastos se ha tenido en cuenta la aplicación del factor de revalorización de las pensiones, del 0,25%, la congelación de los salarios públicos y la devolución de una cuarta parte de la paga extra de diciembre de 2012 a los empleados públicos.

En el caso de los ingresos, se han incluido los efectos derivados de las reformas del IRPF y del impuesto sobre sociedades, que suponen una reducción de los ingresos públicos del 0,4% y 0,5% del PIB, respectivamente, en 2015 y 2016, y las rebajas de las cotizaciones sociales a la contratación indefinida aprobadas a lo largo del último año.