El Banco de España prevé que la economía caiga el 1,5 % en 2013

El paro alcanzará el 27,1% este año y el 26,8% en 2014, frente a la previsión oficial del 24,3%

En 2014 se iniciará una recuperación "modesta" con un crecimiento del PIB del 0,6 %

Rajoy ratifica que el Gobierno revisará sus previsiones económicas

Báñez resta importancia a las previsiones del Banco de España y prevé un marzo "mucho mejor" en empleo

economia

| 26.03.2013 - 10:20 h
REDACCIÓN

El Banco de España estima que la economía española continuará este año en una "trayectoria recesiva", según los datos del último "Boletín Económico" que incluye previsiones para 2013 y 2014. De este modo, el PIB caerá un 1,5% en 2013, frente a la previsión del Gobierno del -0,5%, mientras que para 2014 la economía ya crecerá un 0,6%, la mitad de lo pronosticado por el Gobierno que no obstante ya ha anunciado que revisará sus previsiones.

EMPLEO

En cuanto al desempleo, el organismo que gobierna Luis Linde afirma que en 2014 la tasa de destrucción "se moderaría sustancialmente", si bien en 2013 seguirán produciéndose repuntes de este indicador. Por ello, "en el curso del año 2014" se iniciaría la creación neta de puestos de trabajo en la economía.

En este sentido, el informe precisa que el descenso del PIB en 2013 llevará aparejada una reducción "notable" del empleo (-3,8%), mientras que en 2014 la tasa de destrucción se moderaría "sustancialmente" y se iniciaría la creación neta de empleo. Esta proyección para el empleo se traduciría, "a pesar del previsible descenso de la población activa, en aumentos adicionales de la tasa de paro a lo largo de 2013, que se corregirían ligeramente en 2014, año en el que se espera que esta variable presente un perfil trimestral descendente".

Con ello, la tasa de paro alcanzará el 27,1% en 2013 y del 26,8% en 2014, frente a la previsión oficial del 24,3% y del 23,3%, respectivamente, dictada por el Gobierno. El regulador advierte de que este escenario central se ha construido bajo el supuesto de que la reforma laboral siga ejerciendo un efecto moderador sobre los salarios. Además, un mejor aprovechamiento de la reforma laboral, junto a eventuales reformas estructurales, podrían tener un "importante" efecto moderador adicional de la senda de destrucción de empleo.

Con respecto a la inflación, que se está viendo condicionada por el impacto del alza de tipos del IVA, el Banco de España estima que el IPC medio crecería un 1,8% en 2013 y un 1% en 2014.

MENOS DÉFICIT

El organismo regulador recuerda que las Administraciones Públicas cerraron el año 2012 con un déficit del 6,7% del PIB. Esta reducción supone un esfuerzo fiscal "significativo", dado el contexto de recesión económica y de fuerte incremento de la carga por intereses.Como resultado de los supuestos adoptados, las previsiones fiscales para 2013 y 2014 situarían el déficit público en el entorno del 6% del PIB en ambos años.

"Estas cifras no permitirían quebrar todavía la tendencia creciente de la ratio de deuda pública sobre el PIB y ponen en evidencia que, a pesar del intenso proceso de consolidación presupuestaria realizado en los tres últimos años, la magnitud del ajuste fiscal pendiente es todavía significativa para estabilizar, primero, la ratio de deuda pública y comenzar, posteriormente, un proceso de reducción duradera de aquella", apunta el Banco de España.

Para 2014, los supuestos fiscales se basan en los objetivos oficiales del Gobierno. Así, por el lado de los ingresos, el Banco de España precisa que en 2014, en principio, expiraría un conjunto de medidas impositivas aplicadas en 2012 y 2013 con "elevada" incidencia recaudatoria.

Entre ellas se encuentran el gravamen complementario del IRPF, la supresión o la reducción de determinadas deducciones en el Impuesto sobre Sociedades, el recargo del impuesto sobre bienes inmuebles y la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio. Estas medidas tendrán un impacto agregado próximo al 1,2% del PIB, que se mantendrán durante 2014, dado que, en ausencia de medidas compensatorias, su reversión provocaría que el déficit público en dicho año recuperara "una tendencia creciente".

INCERTIDUMBRE ELEVADA

El Banco de España precisa que el ejercicio de proyección que ha realizado tiene como punto de partida una situación de "acusada debilidad y elevada incertidumbre", pese a que en los últimos meses se ha producido una "cierta normalización" en la situación de sus mercados financieros.No obstante, el regulador entiende que a pesar de esta mejora "no han terminado de despejarse todas las dudas inherentes al desarrollo de la crisis del área del euro".

El organismo que gobierna Luis Linde admite que la economía española está realizando un proceso de ajuste "muy profundo", cuya culminación "no está exenta de dificultades".No obstante, el Banco de España afirma, "con la cautela a la que obliga un contexto tan complejo, que la economía española podría estar ya superando la fase más aguda de la actual recesión".

Ante ello, la aplicación de políticas económicas adecuadas puede contribuir a mejorar la capacidad de resistencia de la economía española en caso de que se materialicen los riesgos descritos por el Banco de España. Así, en particular, la política fiscal "podría contribuir decisivamente a impulsar la confianza inversora en nuestra economía apuntalando las ganancias de credibilidad logradas".

En paralelo, deberían aplicarse en toda su extensión los instrumentos incorporados en la ley de estabilidad para evitar las desviaciones con respecto a los objetivos o para garantizar su corrección temprana cuando se produzcan. El Banco de España también considera que el avance de la reestructuración financiera debería tener un impacto "favorable" sobre las propias condiciones de financiación de las entidades de crédito y, como resultado de esto último, sobre las del resto de agentes económicos.

RAJOY RATIFICA QUE EL GOBIERNO REVISARÁ SUS PREVISIONES

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ratificado que el Gobierno revisará sus previsiones económicas cuando remita a la Comisión Europea su programa de estabilidad y crecimiento.

"No adelantaré aquí si (la revisión) irá o no en línea con las previsiones del Banco de España, pero sí revisaremos nuestras previsiones económicas", añadió el jefe del Ejecutivo en la rueda de prensa conjunta que ofreció con el presidente de Francia, François Hollande.

"Conozco las previsiones realizadas por el Banco de España, que hay que tener en cuenta, como es natural, pero habido otras muchas, como las del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otros muchos servicios de estudios", añadió al respecto Rajoy.

El presidente del Gobierno ratifica así la intención que ya avanzó la pasada semana en el Congreso de revisar las previsiones económicas oficiales del Ejecutivo.

En su comparecencia tras la reunión mantenida con Hollande, Rajoy se refirió a la contención de salarios que también recomienda el Banco de España, para resaltar la "mejora de competitividad lograda" tras el acuerdo que en ese sentido alcanzaron sindicatos y patronal a comienzos del pasado año.

"Hubo un acuerdo muy importante a principios del año pasado entre las organizaciones sindicales y empresariales en el tema de salarios, y creo que la reforma laboral ha supuesto un avance muy importante y por eso la competitividad de la economía española ha mejorado mucho a lo largo de estos meses", declaró al respecto.

"Los datos de costes laborales unitarios son muy importante, sobre todo comparado con otros países de la UE, y esto es muy importante porque afecta a la competitividad de la economía española", declaró. "Y cuando hablamos de competitividad hablamos de progreso, estabilidad y empleo", concluyó.

BÁÑEZ RESTA IMPORTANCIA A LAS PREVISIONES DEL BANCO DE ESPAÑA

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha restado importancia a las últimas proyecciones macroeconómicas del Banco de España, que prevé que la tasa de paro escale hasta el 27,1% en 2013, y ha asegurado que el empleo se comportará en este mes de marzo "mucho mejor" que en 2012.

Así lo ha indicado en el turno de réplica en la Comisión de Empleo del Congreso de los Diputados, donde ha apuntado que el banco emisor también indica en su último 'Boletín Económico' que el ritmo de destrucción de empleo se ha frenado en los últimos meses. Asimismo, ha recordado que en otro informe del Banco de España, cuando era gobernador Miguel Angel Fernández Ordóñez, señalaba que de haber tenido la reforma laboral en 2011 España se habría ahorrado un millón de parados.

En cualquier caso, Báñez ha recalcado que las proyecciones del Banco de España "son previsiones" emitidas por un servicio de estudios. Por el contrario, ha recalcado que a la vista de los resultados económicos definitivos de 2012, "el Gobierno no hace previsiones tan alejadas de la realidad".