El Banco de España prevé que el PIB se desacelere hasta el 2,1% en 2018

Estima una tasa de paro del 17% y que déficit público se irá este año al 4,1%, frente al objetivo del 3,7% de Bruselas

economia

| 07.06.2016 - 09:57 h
REDACCIÓN

Noticias relacionadas:

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Banco de España prevé que el PIB se desacelere hasta el 2,1% en 2018, tras crecer un 2,7% este año y un 2,3% en 2017, mientras que la tasa de paro se reducirá hasta el 17% de la población activa en 2018, según la actualización de las previsiones de la autoridad monetaria, que incorporan por primera vez el pronóstico para 2018.

Las proyecciones de la economía española para el periodo 2016-2018 que publica este martes el Banco de España contemplan una prolongación de la fase expansiva del PIB a lo largo de este trienio, aunque a un ritmo "gradualmente decreciente" en comparación con el observado en 2015.

DESACELERACIÓN

Según la autoridad monetaria, el avance de la economía seguirá apoyándose en la corrección de los desequilibrios de la economía, en particular en la mejora de las condiciones competitivas y en la disminución del grado de deuda de empresas y familias, así como en la persistencia de condiciones favorables para la financiación de los agentes, alentadas a su vez, por la orientación expansiva de la política monetaria.

Sin embargo, se producirá una desaceleración por la pérdida de fuerza de algunos elementos que, con carácter transitorio, han impulsado la actividad en la etapa más reciente, como la bajada de precio del petróleo, la depreciación del euro o algunos estímulos presupuestarios, lo que se compensaría parcialmente, en el medio plazo, con una recuperación paulatina de los mercados de exportación.

EL DÉFICIT, AL 4,1%

Con respecto a las previsiones de déficit público, para 2016 el Banco de España calcula que será del -4,1%; del -3,4% en 2017; y del -2,9% en 2018. Las diferencias con respecto a los objetivos oficiales, explica el Banco de España, se deben principalmente a que estas proyecciones recogen incrementos más moderados de los ingresos públicos y del PIB nominal.

Por otro lado, el informe considera que los riesgos en torno al escenario central de crecimiento del producto presentan "un cierto balance negativo". En primer lugar, desde el punto de vista del contexto exterior, persisten las incertidumbres acerca de la recuperación de la economía global ligadas a la evolución futura de determinadas economías emergentes.

La materialización de estos riesgos podría conducir a una evolución "menos favorable" de las exportaciones españolas. Además, otras fuentes de riesgo procedentes del entorno exterior están dadas por una "hipotética intensificación" de las tensiones geopolíticas en torno a ciertas áreas en conflicto, que podrían dar lugar a una apreciación del euro y a un aumento del precio del petróleo, y por el resultado del referéndum convocado en Reino Unido.