El Banco de España prevé que la economía entre en recesión este trimestre

“Bendice” la reforma laboral, pero avisa de que a corto plazo puede caer el empleo

El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordoñez

economia

| 29.02.2012 - 10:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Banco de España señala que los indicadores coyunturales del inicio de este año, aunque sean todavía escasos, apuntan a la prolongación de la dinámica contractiva de la actividad, es decir, a que la economía española vuelva a caer en el primer trimestre de 2012, y por ende, que entre en recesión. Tras la caída del 0,3 % del PIB entre octubre y diciembre del año pasado y si se confirma la del primer trimestre de 2012, España entraría en recesión (dos trimestres consecutivos de decrecimiento).

En su último boletín económico, el Banco de España destaca la aceleración de los pasivos de las administraciones públicas, según muestra la información más reciente. Además, subraya el "moderado" incremento del ritmo de contracción de la deuda de empresas y familias y de los activos más líquidos de sus carteras. Asimismo, afirma que los datos provisionales de enero evidencian una continuidad de la pauta de descenso de los pasivos y los activos más líquidos de los hogares y de las sociedades.

El Banco de España apunta en su último boletín económico que la actividad de la economía española prolongó "su dinámica contractiva" en el inicio de 2012, según se desprende de los indicadores coyunturales, "todavía escasos". La institución que gobierna Miguel Angel Fernández Ordóñez afirma, en cuanto a la evolución del consumo privado, que los indicadores de confianza de los consumidores y los comerciantes minoristas elaborados por la Comisión Europea experimentaron un "notable empeoramiento en enero".

En el caso de la inversión en bienes de equipo, la información reciente sugiere que también se mantiene la "atonía", dado que la valoración de la cartera de pedidos se mantuvo "inalterada" en enero, de acuerdo con el indicador de confianza mensual de la industria. En cuanto al sector de la construcción, el Banco de España destaca que esta actividad ha seguido reflejando el "proceso de ajuste" de este componente de la demanda.

En concreto, resalta que los últimos datos disponibles de superficie visada de obra nueva en viviendas y de edificación no residencial, correspondiente a noviembre, fueron más negativos que los meses anteriores, mientras que la contracción de la licitación oficial de la obra civil se moderó parcialmente, como consecuencia del mayor dinamismo observado en el caso de las empresas públicas del grupo Fomento en ese mismo mes.

Por el lado del turismo, la autoridad monetaria señala que los datos de Contabilidad Nacional del cuarto trimestre de 2011 reflejaron una "cierta moderación" del dinamismo que el sector venía mostrando desde mediados de 2010. En cualquier caso, destaca que en el conjunto del año el turismo mostró un "gran empuje" y los datos referidos a los primeros meses de 2012 sugieren que se mantiene el "tono de fortaleza" de esta actividad.

Los indicadores disponibles a la actividad industrial, por su parte, siguieron proporcionando, según el Banco de España, "señales de debilidad", mientras que la información referida a los servicios muestra "alguna recuperación" en enero, "dentro de un tono general de debilidad".

INTENSIFICACION DE LA DESTRUCCION DE EMPLEO

Sobre el empleo, el instituto emisor señala que las afiliaciones apuntan a una intensificación de la destrucción de empleo en el mes de enero, a un ritmo del 2,4% interanual, retroceso que supera en 0,5 puntos porcentuales al correspondiente al cuarto trimestre de 2011. En cuanto al desempleo, el número de parados repuntó de nuevo en enero, hasta situar su tasa de crecimiento interanual en el 8,7%, frente al 7,4% del cuarto trimestre.

Respecto a la ejecución presupuestaria, el Banco de España se limita a constatar que según ha anunciado el Gobierno, el déficit de las administraciones públicas se situó en el 8,5% del PIB en 2011, lo que representa una desviación de 2,5 puntos respecto al objetivo oficial del 6%.

La autoridad monetaria destaca también que los datos provisionales de enero evidencian una continuidad de la pauta de descenso de los pasivos y de los activos más líquidos de los hogares y las empresas, pero en cambio constata una aceleración de la deuda de las administraciones públicas. Sobre la evolución del crédito, dice que la información provisional referida a enero muestra que el crédito concedido a las empresas y los hogares se habría reducido a un ritmo similar al registrado en el mes anterior (2,4%).

En el contexto internacional, el Banco de España subraya que este miércoles, 29 de febrero, tendrá lugar la segunda operación de financiación del Banco Central Europeo a 36 meses, lo que, en su opinión, debe permitir seguir mejorando el acceso del sector bancario a la liquidez. Por último, dice que las tensiones en el mercado de deuda soberana en el área del euro, aunque experimentaron "cierta relajación", siguieron siendo "elevadas".

'BENDICE' LA REFORMA LABORAL, PERO AVISA DE QUE A CORTO PLAZO PUEDE CAER EL EMPLEO

El Banco de España ha dado su visto bueno a la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP por incluir medidas de "amplio alcance y gran trascendencia", cuyos "efectos globales" favorecerán la creación de empleo.

No obstante, la institución que gobierna Miguel Angel Fernández Ordóñez advierte en su último boletín económico de que, en el horizonte "más inmediato" y debido a la "fuerte debilidad" de la actividad, se podría producir todavía "alguna reducción adicional del nivel de empleo" si no se aprovechan "con intensidad" las medidas de flexibilidad interna contenidas en la reforma laboral para adaptar las condiciones laborales a las necesidades específicas de cada empresa.

En todo caso, el Banco de España ve "deseable" que la reforma laboral se complete con medidas "más ambiciosas" en materia de políticas activas, incluyendo una "exhaustiva evaluación" de los programas en vigor, una mayor vinculación con las políticas pasivas, y "actuaciones alternativas a los incentivos a la contratación aprobados", pues la efectividad de las bonificaciones sobre la creación de empleo se ha demostrado "muy reducida".