El Banco Central Europeo comenzará a comprar bonos el próximo 9 de marzo

Mantiene los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,05%

Revisa al alza sus pronósticos de crecimiento y a la baja los de inflación de la zona del euro

El BCE amplia la liquidez para Grecia pero no comprará su deuda soberana

Mario Draghi

economia

| 05.03.2015 - 15:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

El Banco Central Europeo (BCE) decidió mantener los tipos de interés en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,05%, para impulsar el crecimiento y evitar una deflación.

El BCE informó de que el consejo de gobierno, reunido en Nicosia, también decidió dejar inalterada la tasa de interés de la facilidad marginal de crédito, a la que presta el dinero a un día, en el 0,30%. Asimismo la entidad mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el -0,20%, por lo que penaliza a los bancos que depositen efectivo en el BCE.

COMPRARÁ BONOS A PARTIR DEL 9 DE MARZO

El Banco Central Europeo (BCE) comenzará a realizar compras de bonos a partir del próximo 9 de marzo, según ha indicado el presidente de la entidad, Mario Draghi. El banquero italiano ha confirmado que la institución invertirá 60.000 millones de euros al mes en la adquisición de activos públicos y privados al menos hasta finales de septiembre de 2016.

El presidente del BCE indicó que las medidas adoptadas contribuirán a un "rebote de la inflación" y subrayó que tras el anuncio de su decisión de adquirir compras de activos públicos "ya se ha observado un número significativo de efectos positivos".

REVISIÓN AL ALZA DEL CRECIMIENTO PREVISTO PARA LA ZONA EURO EN 2015

El Banco Central Europeo (BCE) revisó con fuerza al alza sus pronósticos de crecimiento y a la baja los de inflación de la zona del euro en 2015 por la caída del precio del petróleo. El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en una rueda de prensa en Nicosia que los expertos de la entidad prevén ahora que la zona del euro crecerá este año un 1,5% y en 2016 un 1,9%, frente al 1 y 1,5%, respectivamente, pronosticado en diciembre.

Asimismo el BCE prevé que la economía de la zona del euro crecerá en 2017 un 2,1%, las primeras proyecciones que publica la entidad para ese año. Los expertos del BCE han revisado a la baja siete décimas los pronósticos de inflación para 2015, hasta el 0%.

El organismo europeo pronostica que el Índice de Precios al Consumo se situará en 2016 en el 1,5% (1,3% pronosticado en diciembre) y en 2017 en el 1,8%. El BCE desveló hoy sus primeras proyecciones macroeconómicas de crecimiento e inflación para el año 2017.

Draghi explicó que la revisión al alza de los pronósticos de crecimiento responde a la caída de los precios del petróleo, la depreciación del euro y las medidas de política monetaria recientemente aprobadas. Asimismo esta bajada del precio del crudo es también la causa de la revisión a la baja de los pronósticos de inflación para este año.

"Los riesgos para las perspectivas económicas para la zona del euro siguen a la baja y han disminuido tras las recientes decisiones de política monetaria y la caída de los precios del petróleo", dijo Draghi.

AMPLIARÁ LA LIQUIDEZ A GRECIA PERO NO COMPRARÁ SU DEUDA SOBERANA

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunció hoy que el consejo de gobierno decidió ampliar la liquidez para Grecia pero no comprará su deuda soberana mientras se produzca la revisión del programa de rescate, ni tampoco la de Chipre.

El consejo de gobierno aprobó en su reunión en Nicosia incrementar la provisión urgente de liquidez para los bancos griegos en 500 millones de euros, hasta 68.800 millones de euros.

Los bancos griegos pueden conseguir liquidez a través del Banco de Grecia, aunque es mucho más cara que la que ofrece actualmente el BCE en sus operaciones ordinarias de refinanciación al 0,05 %.

Draghi destacó en la rueda de prensa tras la reunión del BCE en Nicosia que los bancos griegos son solventes y están bien capitalizados.

En las últimas cinco semanas, el banco europeo ha incrementado la provisión urgente de liquidez para Grecia, que inicialmente estaba limitada a 10.000 millones de euros, hasta los 68.800 millones.

Grecia tiene un endeudamiento de unos 320.000 millones de euros y sufre salidas de capital semanales de unos 2.000 millones de euros.