Draghi rehúsa comentar si España podrá salir adelante sin ayuda exterior

Asegura que España ha hecho "progresos significativos" en las reformas

El BCE mantiene los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,75 %

Dice que el programa de compra de deuda soberana está listo

economia

| 04.10.2012 - 16:12 h
REDACCIÓN

El Banco Central Europeo (BCE) decidió este jueves mantener los tipos de interés rectores en la zona del euro en el mínimo histórico del 0,75 %, pese a las dificultades que atraviesan algunos países. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, aseguró que España ha hecho "progresos significativos" en la consolidación fiscal, así como en las reformas estructurales y del sector bancario,aunque adviertió que también le quedan retos importantes.

Draghi aseguró también que el Gobierno español y el resto de Gobiernos de la zona del euro son los que deben decidir si estas reformas aplicadas son suficientes, durante una conferencia de prensa celebrada tras la reunión del consejo de gobierno del BCE en la localidad eslovena de Brdo pri Kranju, cerca de Liubliana.

El presidente del BCE, que aseguró también que "las condiciones son muy importantes" porque sin ellas el programa de compra de deuda soberana no tendrá efecto, criticó que algunos países no hicieron reformas mientras el resto del mundo cambiaba.

En sus referencias a España, Draghi destacó los progresos registrados por el país y señaló que aún "permanecen importantes desafíos".

No obstante, recalcó que los notables avances se han producido tanto en el frente de la consolidación fiscal como en el de las reformas estructurales con el "amplísimo" plan nacional de reformas.

También valoró el plan de reestructuración del sector bancario y las pruebas de resistencia individualizadas para determinar las necesidades de capital de cada entidad. "Es realmente destacable si se tiene en cuenta cuántas medidas se han anunciado, legislado e implementado en tan poco tiempo", dijo.

Draghi destacó además que España ha cubierto casi el 90 % de sus necesidades financieras este año y muchas compañías han aprovechado el efecto positivo del anuncio del plan de compra de deuda del BCE para hacer emisiones.

A la pregunta de si estos progresos reformistas son suficientes para que el BCE intervenga en el mercado de deuda o si habría que exigir más esfuerzos a España, Draghi explicó que "eso lo debe decidir el Gobierno español y los demás Gobiernos de la eurozona".

Respecto a si la eventual ayuda que se conceda a España tendrá carácter retroactivo o no una vez esté en marcha el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y el supervisor bancario único, Draghi afirmó que esta cuestión, -reabierta recientemente por Alemania, Finlandia y Holanda- debe ser determinado todavía exactamente por los Gobiernos de la eurozona.

El presidente del banco emisor también se refirió a que la dependencia de la financiación bancaria del BCE por parte de España ha descendido en el último mes.

Draghi también apuntó a que "en algunos países de la zona del euro, la segmentación de los mercados financieros y las restricciones de capital para los bancos restringen la oferta de crédito".