De Guindos reafirma que el PIB crecerá el cuarto trimestre "al menos" el 0,5%

Asegura que el 'Plan Juncker' es una oportunidad para apuntalar la recuperación

De Guindos

economia

| 22.12.2014 - 13:21 h
REDACCIÓN
Más sobre: GuindosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro de Economía y Apoyo a la Empresa, Luis de Guindos, ha asegurado que el 'Plan Juncker' es un oportunidad para corregir la evolución de la inversión y apuntalar la recuperación en términos de crecimiento y empleo, aunque es necesario que se concrete de la forma "más racional y efectiva posible".

Así lo ha señalado Guindos durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso, donde ha dicho que Europa debe seguir trabajando para consolidar la recuperación. "Y este plan va sin duda en esa dirección", ha dicho.

El ministro ha comenzado su intervención repasando la situación europea, donde se está registrando un crecimiento mucho más débil de lo esperado y existe un riesgo cada vez mayor de que la inflación "se enquiste" por debajo del objetivo del 2% que fija el Banco Central Europeo (BCE).

Sin embargo, ha recordado que esta situación contrasta con la evolución económica de España, donde la recuperación "se consolida y hace más fuerte", con una tasa de crecimiento en el cuarto trimestre que será "al menos similar a la del tercero", cuando el PIB creció un 0,5% en tasa intertrimestral.

Este contexto, según ha explicado Guindos, está permitiendo que el país crezca a una velocidad de crucero del 2% y se anote un crecimiento diferencial que, tal y como sostienen casi todos los analistas, se va a prolongar en el tiempo.

Pese a la mejora de los datos españoles, Guindos ha resaltado la necesidad de que Europa mejore porque "no puede permitirse" otro año perdido en crecimiento y empleo, lo que hace especialmente importante contar con una "estrategia coherente" que tenga en cuenta todos los elementos de política económica: la política monetaria, la política fiscal, las reformas estructurales y el impulso a la inversión, que ha caído un 16% durante la crisis y que se mantiene 370.000 millones por debajo del máximo de 2007.

La caída de la inversión pública, ha dicho, se debe en parte al proceso de consolidación fiscal, mientras que la inversión privada ha descendido, sobre todo, por el necesario proceso de desapalancamiento del sector. En el caso de España, la inversión ha caído casi un 40% durante la crisis, aunque el descenso está muy ligado al pinchazo de la burbuja inmobiliaria y el "duro ajuste" posterior.

En este escenario, la Unión Europea ha planteado el 'Plan Juncker' para movilizar 315.000 millones de inversión pública con el objetivo de aportar entre 330.000 y 410.000 millones al PIB y crear 1,3 millones de empleos.

En concreto, se propone la creación de un fondo europeo para inversiones estratégicas dotado con 21.000 millones (16.000 millones de presupuesto comunitario y 5.000 millones de fondos del Banco Europeo de Inversiones) para obtener 315.000 millones en inversión adicional, de forma que cada euro público genere 15 euros de inversión total. "Una previsión razonable", según el ministro.

El fondo asumirá las primeras pérdidas de cada proyecto, movilizando flujos de capital privado a proyectos de más riesgo. Además, estará abierto a aportaciones de estados miembros y otros bancos nacionales similares al BEI, sin que estas contribuciones impacten en el déficit en el marco del pacto de estabilidad.

A falta de conocer los detalles, Guindos ha asegurado que la constitución de este fondo supone una oportunidad "interesante" para España, que tiene una predisposición "positiva" a contribuir al mismo. El objetivo es que esté plenamente operativo a mediados de 2015, por lo que la propuesta concreta se dará a conocer en enero y debería alcanzarse un acuerdo en junio.

CARTERA DE PROYECTOS

Por otro lado, se creará una cartera de proyectos que garantice que se genera financiación y se atiende a las necesidades de la economía real. Los proyectos han de ser económicamente viables y generar un claro valor añadido para la economía europea.

El primer paso es la identificación de proyectos del grupo de trabajo formado por los estados miembros, el BEI y la Comisión. Todos los países han enviado un listado preliminar de proyectos "no exhaustivo y abierto". Este primer listado no presupone que estos proyectos vayan a ser incluidos, ya que la selección final estará ligada a criterios técnicos y no políticos para profesionalizar al máximo la selección.

Para lograrlo, se reforzará la asistencia técnica y se mejorarán las orientaciones para inversiones adecuadas. Además, para asegurar que se eligen por méritos, no habrá cuota por países o sectores y sólo se establecerán dos áreas principales: que las tres cuartas partes de las inversiones a largo plazo se destinen a infraestructuras, proyectos estratégicos de energía, I+D y transportes, y que el resto se dirija a pymes y empresas de mediana capitalización.

AREAS DE GRAN INTERES PARA ESPAÑA

Según Guindos, estas áreas de inversión prioritarias son "de gran interés" para España, que las ha tenido muy en cuenta a la hora de elaborar su listado de proyectos por valor de 53.000 millones. Así, los sectores principales a los que se dirigen estos proyectos son la energía (más de 25.000 millones), la I+D (unos 11.000 millones) y los transportes (más de 6.000 millones). Además, se destinan unos 10.000 millones a la eficiencia energética y el medioambiente.

El ministro ha resaltado la colaboración de todas las administraciones públicas en la elaboración de este listado y ha asegurado que la intención del Gobierno es seguir trabajando con el apoyo de todos porque sólo así se conseguirá que los proyectos cumplan los requisitos del 'Plan Juncker'.