De Guindos defiende un único contrato a tiempo completo y otro a tiempo parcial

Critica el actual sistema de negociación salarial y dice que hay que abordar cambios estructurales

Sáenz de Santamaría no precisa si el Gobierno presentará un contrato único

La CEOE aboga por seguir el ejemplo de Portugal para una reforma laboral

UGT dice que parece que Arturo Fernández quiere que intervengan a España

economia

| 20.01.2012 - 11:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El ministro de Economía, Luis de Guindos, cree que para afrontar la crisis económica y luchar contra el desempleo hay que abordar cambios estructurales, al tiempo que critica el actual sistema de negociación salarial y la gran diversidad de contratos existente. Así, en un artículo de opinión publicado hoy en el Wall Street Journal, el ministro recuerda que en España existen "unos 40 contratos de trabajo diferentes", circunstancia que "debe ser simplificada" en un "único contrato a tiempo completo", con cláusulas iguales para todos los nuevos empleados y otras para fomentar los contratos a tiempo parcial.

En su artículo de opinión, el ministro reconoce que España es uno de los países a los que la crisis ha golpeado con mayor dureza, como revela el desempleo del 22,9 por ciento que tenía en el mes de noviembre. Por ello, destaca la "ambiciosa tarea" que el Gobierno tiene por delante para afrontar esta situación para avanzar en la consolidación fiscal con el objeto de reducir el déficit, e incentivar el crecimiento con medidas "osadas".

Según asegura, la "consolidación fiscal no es una elección", sino "una exigencia" para garantizar la confianza de los inversores y lograr la estabilidad macroeconómica, especialmente tras descubrir que el déficit en 2011 no es del 6 por ciento, como había anticipado el Gobierno anterior, sino del 8 por ciento. Reconoce que España fue uno de los primeros países en introducir el límite de déficit en la Constitución, y reconoció que antes del 31 de marzo próximo se aprobará la ley correspondiente que permitirá poner techo al endeudamiento de las administraciones públicas.

Para atenuar el impacto negativo de estas medidas de ajuste fiscal, el ministro cree necesario llevar a cabo "reformas estructurales", entre las que destacan dos muy importantes, la laboral y la del sector financiero. En este sentido, además de defender el "contrato único", se muestra partidario de "revisar" el sistema de negociación colectiva en España, para que los salarios se ajusten en función de la productividad, y no de la inflación. Igualmente, el ministro carga contra el sistema de negociación colectiva por sectores, y que ha sido "la principal razón de pérdida de competitividad que hemos sufrido en la última década". Además, se muestra partidario de lanzar políticas activas de empleo que facilite la recolocación de empleados en los sectores más productivos.

SAENZ DE SANTAMARIA: A MEDIADOS DEL PRÓXIMO MES

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha eludido precisar si en la reforma laboral se reducirán a dos los actuales tipos de contratos (uno fijo y otro temporal) y ha explicado que estará aprobada antes de mediados de febrero.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha dicho que los objetivos fundamentales de la reforma laboral son simplificar las modalidades de contratación y dotar de mayor estabilidad a los empleos, ya que ahora "por desgracia" abundan los temporales. Preguntada por si el Gobierno estudia implantar el contrato único que ha defendido el ministro de Economía, Luis de Guindos, la vicepresidenta ha respondido que cuando se presente la reforma se conocerán las fórmulas que defiende el Gobierno.

Al respecto, ha aprovechado para recordar que el pasado fin de semana se acabó el plazo que el Gobierno dio a los agentes sociales para que presentasen sus propuestas conjuntas a la reforma laboral que quiere aprobar el Gobierno y ha insistido en que éstas han sido "insuficientes".

LA CEOE ABOGA POR SEGUIR EL EJEMPLO DE PORTUGAL

Desde la CEOE, se ha vuelto a pedir al gobierno que legisle ya.Arturo Fdez ha defendido hoy el modelo de reforma laboral aprobado en Portugal.Un sistema con un despido más barato,menos vacaciones y horas extras.

En declaraciones a Telecinco, Arturo Fernández ha vuelto a defender que la indemnización por despido improcedente se fije en 20 días por año trabajado con un máximo de un año, ya que muchas empresas se ven obligadas a cerrar al no poder pagar los 45 días de indemnización vigentes en la actualidad. Fernández ha señalado que los sindicatos no aceptan este tipo de contratación ni tampoco los descuelgues (no aplicar lo pactado en convenio colectivo) o la vinculación del salario a la productividad, por lo que ve "muy complicado" que las partes lleguen a un acuerdo.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, apuntó este viernes que la patronal CEOE parece querer que España sea intervenida por la "troika" europea. El dirigente ugetista apuntó sobre la propuesta patronal de congelar los salarios, Ferrer defendió que, "no sólo la rechazamos, sino que sería negativa y acentuaría la caída del consumo".

Por otro lado, insistió en defender la autonomía de las organizaciones sindicales y patronales en materia de negociación colectiva y reclamó al Gobierno que no legisle sobre estos temas. Segun Ferrer la negociación con la patronal "está viva", lo que quiere decir que hay "expectativas" de lograr algún acuerdo aunque "no podemos decir que (la negociación) esté próxima a la culminación".