El Gobierno afirma que de no tomar las medidas "nos las habrían impuesto otros"

Montoro dice que se aprobarán nuevas medidas contra el déficit el jueves

Asegura que el déficit público español podría incluso ir más allá del 8%

Atribuye una parte importante de la desviación del déficit a las comunidades autónomas

economia

| 02.01.2012 - 09:35 h
REDACCIÓN

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha dicho hoy que es posible que el déficit público para 2011 pase del 8 %, aunque espera que "no sea mucho, en absoluto".Durante una entrevista en la Cadena Ser, el ministro ha señalado que España no está en condiciones de tener una desviación así del déficit y que no tomar medidas para corregirlo llevaría a la economía a una situación "imposible".

NOS LO HUBIERAN IMPUESTO OTROS

Ha añadido que esta situación se ubica en un entorno de crecimiento negativo, por lo que el Gobierno cuando lo supo tuvo que tomar medidas "desagradables" en un acto de "responsabilidad", a pesar de que no ha sido un "plato de gusto". En este sentido, ha manifestado que subir impuestos es desagradable e impopular, pero de no hacerlo "nos lo hubieran impuesto otros".A su juicio, la culpa de esta situación se distribuye entre las comunidades autónomas y la Administración central.

En su opinión, las reformas que se deben hacer no pueden consistir solo en un planteamiento de mero ajuste de contracción del gasto. De Guindos ha asegurado que el Gobierno tiene una "agenda reformista muy agresiva" en los ámbitos laboral, financiero, del mercado de bienes y servicios, y competitividad, y ha indicado que sólo con recortes de gastos y subida de impuestos "nos meteremos más en una situación contractiva".

Respecto a las declaraciones de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, quien ha señalado que el Gobierno socialista ha dejado un país "en la ruina económica y social", De Guindos no ha querido calificarlas, pero ha subrayado que "la situación es la que es" y que prefiere mirar hacia adelante. En cuanto al IVA, espera que no suba este año, aunque ha recalcado que en estos momentos hay que hacer un programa de estabilidad de acuerdo con los socios europeos.

El responsable de Economía ha asegurado que los esfuerzos para salir de esta crisis se deben distribuir entre todos: sociedad, agentes sociales y partidos políticos, y también las compañías eléctricas, que deben tener "un servicio adecuado a precio adecuado".

Preguntado sobre la medida adoptada por la Generalitat de Cataluña de cobrar un euro por receta médica, ha respondido que no sabe si será aplicable a nivel general ya que todas las comunidades autónomas no se encuentran en la misma situación, pero que se siente "muy solidario" con los esfuerzos de austeridad del gobierno catalán.

MONTORO DICE QUE SE APROBARÁN NUEVAS MEDIDAS CONTRA EL DÉFICIT EL JUEVES

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha dicho hoy que el Gobierno está preparando esta semana nuevas medidas urgentes para "taponar la herida" del déficit público, con el fin de llevarlas al Consejo de Ministros del próximo jueves. No obstante, no ha avanzado en qué consistirán las nuevas iniciativas en materia económica. Durante la toma de posesión de los tres secretarios de Estado de su departamento, Montoro ha explicado que las medidas mostrarán "a los socios europeos e internacionales" que en España hay un Ejecutivo con iniciativa y capacidad de tomar decisiones.

SUBIDA DE IMPUESTOS

Sobre la subida de impuestos acordada en el último Consejo de Ministros, Montoro ha reconocido que ha sido difícil de adoptar pero necesaria para promover el crecimiento económico, crear empleo, financiar los servicios públicos y mantener la cohesión social y territorial. Según ha dicho, con esta subida de impuestos se está pidiendo un esfuerzo proporcionado y temporal a todos los ciudadanos, una tarea que ve difícil, pero posible. "La tarea se puede hacer, se va a hacer. El trabajo es urgente", ha añadido Montoro, que ha apelado a la responsabilidad no sólo del Gobierno sino de toda la ciudadanía para lograr el equilibrio de las finanzas públicas.

En ese sentido, ha dicho que la tarea de su Ministerio será la de acometer una reforma estructural de las administraciones públicas, que afectará a "toda la función pública allí donde se ejerza", ya que cree que los funcionarios han de ser "los pioneros" de la recuperación económica. En su opinión, es necesario un funcionariado eficiente que a través de los servicios públicos atienda a los ciudadanos que "realmente lo necesitan".

Tras jurar el cargo, el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha admitido que los españoles tienen "un gran sacrificio ante sí" y se ha puesto como meta diseñar "la mejor política fiscal posible" para favorecer el crecimiento y la generación de puestos de trabajo, lo que ha considerado "un reto difícil que exige un plazo inmediato".La secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández Currás, ha prometido que controlará la ejecución del presupuesto y garantizará la transparencia de las cuentas públicas desde el principio de la ética, al tiempo que promoverá que las comunidades autónomas hagan lo mismo.

En el mismo sentido, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, se ha comprometido a trabajar con las comunidades autónomas y los ayuntamientos para que no actúen en solitario, sino en colaboración con la administración central.