Coca-Cola llega a un acuerdo y pagará 7,4 millones a los afectados por el ERE

El embotellador único acepta que los trabajadores no devuelvan las indemnizaciones recibidas hasta el fallo del Supremo

Trabajadores de Coca Cola

economia

| 06.02.2015 - 20:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Coca-Cola Iberian Partners y los sindicatos han alcanzado un acuerdo para pagar 7,4 millones de euros de los salarios de sustentación a los 351 trabajadores afectados por la nulidad del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que se extendió sobre un total de 1.190 trabajadores y conllevó el cierre de las plantas de Asturias, Fuenlabrada, Palma de Mallorca y Alicante.

En concreto, las partes han mantenido este viernes una reunión en la Audiencia Nacional, a petición del presidente de la sala de lo social, en la que han llegado a un "acuerdo total" en el pago de los salarios de sustentación, que corresponden de junio a noviembre, según informaron fuentes cercanas de la compañía a Europa Press.

La Audiencia Nacional ha validado este viernes el acuerdo entre la multinacional de bebidas refrescantes y los sindicatos, que quedará reflejado en el acta que emitirá la sala la próxima semana.

Coca-Cola Iberian Partners ha aceptado en este acuerdo algunas peticiones específicas relativas a determinados trabajadores, y para no demorar más este proceso, que dura más de un año, ha aceptado que los afectados no devuelvan las indemnizaciones recibidas hasta el fallo del Tribunal Supremo, donde tiene interpuesto un recurso de casación.

Las mismas fuentes han señalado a Europa Press que el embotellador único se mantiene a la espera hasta que el Supremo resuelva y reitera su compromiso por el diálogo y la negociación para encontrar la mejor solución para los afectados.

A finales del mes de enero la Audiencia Nacional consideró "irregular" la readmisión de los empleados afectados por el ERE en los centros de trabajo que suponen un cambio de residencia, por lo que les eximía de trabajar hasta que el Tribunal Supremo resuelva definitivamente en casación.

Además, en el auto de la sala de lo social también obligaba al embotellador único de Coca-Cola en España a pagar a los trabajadores, mientras tanto, los salarios de sustentación.